5 viajes en pareja por España

Ahora que las limitaciones para viajar no nos dejan ir muy allá, las escapadas románticas, viajes de aniversario u ocasiones especiales se vuelven muy reducidas. Pero en España contamos con lugares muy románticos para compartir con esa persona tan especial; sitios con encanto donde disfrutar de la naturaleza, de la gastronomía o de la cultura tan variada que tenemos en España. En este post te contamos 5 viajes en pareja para hacer por España para que no se apague la chispa del amor en tiempos de COVID.

Cotillea antes de leer...

Galicia

Miradores para enamorarse

¿Viajes en pareja por España con mar, paisajes preciosos, buena comida y vino? ¡Eso es Galicia! Para un viaje exprés por Galicia, te recomendaríamos mil sitios, pero destacamos las Rías Baixas. 

Te recomendamos que hagas una ruta de miradores por la zona de Pontevedra y Vigo. Degusta la gastronomía gallega en un furancho sin más pretensiones que servirte productos de buena calidad a buen precio. Descubre alguna de sus islas llenas de naturaleza o disfruta de las decenas de playas que hay en esta zona, algunas consideradas las mejores del mundo. 

Una buena base para hacer esta escapada romántica sería alojarte en Sanxenxo, desde aquí podrás descubrir las Rías Baixas y sus pueblos de los alrededores. Cambados, isla de La Toja, Combarro, isla de Arousa, San vicente do Mar o el O Grove no pueden faltar para sorprender a tu pareja.

Si tienes tiempo, no te olvides de pasear un día por Pontevedra, una ciudad con cientos de plazas preciosas, con un ambiente acogedor y donde podrás ver un pedacito del Camino de Santiago. 

Cáceres

Descubre Cáceres de noche

Cáceres es perfecta si quieres un fin de semana relajante, con buena comida y desconectar paseando por callejuelas sin rumbo. Es un destino muy romántico para pasar con tu pareja. 

En dos días en Cáceres podrás descubrir uno de los mejores cascos históricos conservados de Europa que, además, ha sido escenario de infinidad de películas y series de todo el mundo. No te pierdas el segundo aljibe más grande y mejor conservado del mundo (después del de Estambul) dentro del Palacio de las Veletas. ¡Ah! y descubre diversas leyendas de la ciudad con un tour de leyendas nocturno, será un fin de semana redondo.

Además, la gastronomía cacereña está a la altura de las grandes ciudades de España, redescubre el tapeo aquí y degusta productos de alta calidad en buena compañía. Presa ibérica, Torta del Casar, jamón de bellota, migas o pestiños son algunos de los platos que no puedes perderte en tu visita a esta preciosa ciudad. 

¿Quieres más? Si todavía tienes tiempo y fuerzas, a 40 minutos tienes uno de los pueblos más bonitos de España, Trujillo, su casco histórico en el punto más alto del pueblo es un entramado de calles e iglesias culminado con su castillo desde el que poder ver a kilómetros a la redonda. 

Cuenca

En Cuenca encontrarás una escapada en pareja por España relajada, por una ciudad que invita a que la recorras a pie y descubras sus callejones. Más allá de sus famosas casas colgantes, también debes visitar su Catedral, la Plaza Mayor o las ruinas de su castillo. 

¿Quieres tener dos magníficas vistas de la ciudad? Entonces no debes perderte estas dos opciones: con la primera disfrutarás, al completo, de sus de sus casas colgantes; para llegar a ella debes cruzar el Puente de San Pablo e ir hasta el Parador de Cuenca. Con la segunda, podrás ver a vista de pájaro el casco histórico de Cuenca, tendrás que subir hasta  las ruinas del Castillo de Cuenca para contemplarla; te recomendamos que vayas al anochecer y ver la puesta de sol desde aquí. 

Además, no puedes perderte estas dos visitas en tu escapada romántica a Cuenca: La Ciudad Encantada, a 30 minutos de Cuenca la entrada cuesta 5€ esta visita no te llevará más de 1 hora, ya que el recorrido son 3 km en un sentido; y el Nacimiento del Río Cuervo, con sus cascadas de cuento. Llegar al nacimiento desde Cuenca te llevará hora y media, pero merece la pena hacer una ruta de senderismo por la sierra de Cuenca y ver estas cascadas tan románticas. 

Navarra

Un entorno mágico

Si te gusta la naturaleza está claro que el norte es lo tuyo. Si buscas viajes en pareja por España de fin de semana a todo color debes ir a la Selva del Irati. Es el segundo hayedo más grande de Europa, por detrás de la Selva Negra, pero nada tiene que envidiar. 

En la Selva del Irati, especialmente si vas a finales de octubre, disfrutarás de un festival de colores ya que las hayas empiezan a cambiar de color, verdes, amarillos y marrones tiñen todos los paisajes y empiezan a llover hojas a tu alrededor. Perfecto para relajarse en pareja. 

Puedes hacer varias rutas dentro de la Selva del Irati o puedes descubrir otros paisajes tan bonitos y mágicos como el parque del Quinto Real o el Valle de Sorogain. Dentro del parque Quinto Real puedes visitar la Real Fábrica de Armas de Eugi abandonada e invadida por la naturaleza, un sitio con mucho encanto. Además, si quieres puedes cruzar la frontera con Francia e ir a visitar un pueblecito precioso llamado Urepel.

Si tienes tiempo, déjate caer por Pamplona y disfruta de su centro, de sus famosas calles y no pases por alto el hacer una ruta de tapas por sus bares con pintxos muy elaborados y riquísimos.      

Segovia

Para disfrutar de la tranquilidad

Más allá de la capital de provincia, si buscas viajes en pareja por España para desconectar en plena montaña te recomendamos la ruta de los pueblos de colores, cerca de la estación de esquí de La Pinilla, a unos 100 km de Segovia. 

Esa ruta de pueblos de colores se compone de 8 pedanías pertenecientes al Ayuntamiento de Riaza y se caracterizan por sus colores tan llamativos de sus casas: rojas, amarillas y negras. Deben esos colores tan bonitos a los materiales utilizados para su construcción, cuarcitas, arcillas y pizarra son los principales materiales que abundan en la zona. 

Los colores inundan todo desde las casas, las iglesias, hasta el suelo y los carteles de las calles. Todo es o rojo, amarillo o negro. 

Aquí podrás relajarte con tu pareja descubriendo estos pueblos tranquilamente, ya que apenas hay visitantes. Los hoteles de la zona son pequeños y preciosos. Si te decides a realizar esta ruta debes ir a comer a la Pizarrera, un restaurante que va cambiando su carta en función de la temporada y con unos ingredientes de primera calidad.

También tienes rutas dentro de la Sierra Ayllón para desconectar todavía más y descubrir cascadas tan bonitas como la de la Chorrera.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *