Aspectos a tener en cuenta a la hora de alquilar una furgoneta camperizada

A veces necesitamos escapar de la estabilidad mediante el nomadismo, ya sea con una simple excursión de fin de semana, para lo cual seguramente usaremos el coche, o bien con unas vacaciones más largas que nos permitan recorrer más kilómetros, sin depender de ninguna estancia, teniendo que recurrir por lo tanto a otro vehículo más adecuado para este fin.

Es ahí cuando entran en juego las furgonetas camperizadas o las autocaravanas, siendo alternativas realmente atractivas para los amantes de este tipo de planes vacacionales.

Alquilar furgoneta camper, siempre una gran opción, si no queremos hacer el gran desembolso que supone adquirir una, incluso de segunda mano.

Para escoger la más económica en base a nuestras necesidades, debemos tener en cuenta siempre los siguientes aspectos:

Tamaño y ocupantes

Lo primero en lo que debemos fijarnos es en el espacio que nos hará falta para poder llevar una vida normal, teniendo en cuenta el número de personas que utilizarán la furgoneta camperizada.

Existen campers prácticamente de todos los tamaños, dentro de unos mínimos y máximos lógicos, por lo que no será difícil encontrar una que se adapte a lo que realmente necesitamos, ni más ni menos, para no pagar de más.

El tipo de viaje a realizar

No es lo mismo una ruta relajada, por una carretera en condiciones, que afrontar un viaje algo más intrépido en el que tendremos que utilizar caminos más descuidados, incluso con baches o socavones.

Dependiendo del tipo de viaje que vayamos a llevar a cabo, podremos optar por una opción más o menos preparada para adentrarse en terrenos que requieren tracción a las cuatro ruedas, o todo lo opuesto, si circularemos por asfalto estable.

Cubrir las necesidades primarias

Igualmente, si en la planificación entra hacer noche en algún lugar preparado para este fin, probablemente no necesitaremos tantos recursos en cuanto a lo que se refiere a disponer siempre de agua o electricidad, por ejemplo.

Si por el contrario no contamos con tener ciertas necesidades primarias cubiertas, debemos buscar una camper que incluya complementos útiles en este sentido, o al menos que disponga de espacio para poder llevar reservas suficientes al respecto.

Validez del carnet de conducir

Por norma general, no necesitarás un permiso especial para conducir una autocaravana o una camper, siempre y cuando no supere los 3.500kg de masa máxima autorizada y/o no cuente con un remolque de 750kg o más.

Si se cumplen dichos condicionantes, podremos alquilar con total tranquilidad el vehículo con el permiso de conducir tipo B, es decir, el habitual para conducir nuestro coche a diario.

Eso sí, si tenemos pensado viajar al extranjero o alquilar una furgoneta camperizada en otro país, siempre conviene informarse previamente de si se necesita alguna autorización adicional, en este sentido.

A forma de resumen: si deseamos alquilar una camper, debemos buscar una que se adapte a nuestras necesidades, tanto en lo que respecta al tamaño, como en lo referente a los recursos de los que dispone, así como verificar que tenemos los permisos necesarios para conducir este tipo de vehículos, para no llevarnos una sorpresa desagradable posteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 consejos para viajar barato

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe GRATIS nuestro ebook para estirar tu dinero en tus viajes.