Todas las entradas de: Joana

8 pueblos de colores de Segovia

La ruta de los pueblos de colores de Segovia se compone de 8 pueblos a lo largo de la carretera CV-111 desde Riaza. Es una buena ruta para hacer un día si estás buscando una excursión desde Madrid diferente, ya que solo está a hora y media de la capital; algo que hacer si estás en la Estación de ski de la Pinilla, que está a 15 minutos en coche o una ruta que hacer desde Riaza; pueblo del que dependen todos estas pedanías. 

8 pueblos de colores de Segovia

Estos pueblos se clasifican en tres colores: amarillo, rojo y negro. Deben estos colores tan llamativos a los colores de las piedras de los alrededores con los que se construyeron sus casas antiguamente. Pizarras, arcillas y cuarcitas son los materiales con los que se construyeron estos 8 pueblos de colores de Segovia

Un consejo, no te agobies por los tiempos o por no encontrar grandes puntos turísticos o históricos. Primero porque ver los 8 pueblos en un día es posible y, segundo, porque si gran atractivo turístico son ellos mismos, recorrer tranquilamente sus calles y disfrutar de su silencio y sus colores tan particulares. ¿Quieres descubrirlos en un día? 

Pueblos Amarillos

La soleda de Alquité

Alquité

El pueblo más pequeño de la ruta. Son solo cuatro calles y no llegará a tener más de veinte casas en total. Solo tiene cuatro habitantes y suerte si te encuentras con ellos en la calle. Aún así merece la pena visitarlo para ir introduciéndote en la tranquilidad que respiran estos pueblos.

Iglesia San Pedro de Alquité

En todos los pueblos te encontrarás con dos puntos en común: la iglesia y el teleclub, taberna o bar (nunca faltan en un pueblo español). La Iglesia de Alquité es San Pedro de Alquité y es de estilo románico, si te encuentras con algún vecino puede que te abran la iglesia para verla por dentro.  

Calles amarillas
Rincones de Alquité

Martín Muñoz de Ayllón

Calles de Martín Muñoz de Ayllón

Lo primero de todo, está prohibido aparcar dentro del pueblo. A la entrada del pueblo cuentan con un parking gratuito, desde ahí, tardarás 5 minutos andando hasta la Plaza Mayor del pueblo. 

Iglesia de San Martín de Tours

Dentro de los pueblos de colores de Segovia, Martín Muñoz de Ayllón es uno de los más bonitos. Está siendo bastante rehabilitado y pasear por él y tener la sierra a dos pasos la hacen un enclave perfecto para desconectar. Las vistas de toda la sierra de Ayllón desde la Iglesia de San Martín de Tours es lo más especial del pueblo, más allá de sus preciosas calles. 

Entrada a Martín Muñoz de Ayllón

Si tienes tiempo, puedes hacer un par de rutas de senderismo por la zona, una de ellas va a la cascada de la Chorrera y la otra por el collado de las cabras, de interés natural.  

Pueblos Rojos

Madriguera

Madriguera y sus rincones

El más grande de todos los 8 pueblos de colores de Segovia. Llegó a tener 750 habitantes. También es el mejor conservado de todos y cuidado. Es uno de los dos pueblos que vimos con restaurante, y al estar en el medio de la ruta fue donde paramos a comer. 

Lo mejor que puedes hacer es perderte por sus calles, descubrir rincones por doquier, ver su biblioteca por fuera y tratar de descifrar el letrero que reza el cementerio. 

Debes dejar el coche en el parking gratuito que está en la parte trasera de la Iglesia de San Pedro de Madriguera. 

La tranquilidad de Madriguera

Villacorta

Iglesia de Santa Catalina

Es uno de los pueblos más rojos de toda la ruta. Tanto sus calles como sus casas están realizadas en arcilla roja de los alrededores que les da ese color característico. Aquí la iglesia del pueblo es la Iglesia de Santa Catalina de Villacorta. 

Villacorta

En Villacorta también puedes ver un puente romano y si quieres desconectar, puedes quedarte a dormir o comer en un molino rehabilitado a las afueras del pueblo. 

Si te vas fijando en todos los pueblos, según el color que sea el pueblo, así son las calles y los carteles de las calles; verás las calles rojas, amarillas y negras. 

El Negredo

Plaza de El Negredo

Este es el último pueblo de la ruta de los 8 pueblos de colores de Segovia y la guinda perfecta a este día. 

Lo peculiar de este pueblo es que dentro de él tienen una ermita y, a las afueras, en una colina, tienen la Iglesia de la Virgen de Vallehermoso. Si tienes tiempo sube a verla y verás que desde su pórtico sale un árbol. Además, no puedes pederte su plaza mayor, es preciosa.

Casas de cuento

Pueblos Negros

Becerril 

Las calles siempre del mismo color que las casas

Será el primer pueblo negro que veas en esta ruta de pueblos de colores de Segovia. Es muy pequeñito, consta apenas de 10 calles. Y como es normal en estos pueblos, el centro es la iglesia del pueblo. Aquí la iglesia se llama Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. En todos estos pueblos las iglesias están cerradas y tendrás que pedir permiso para poder verlas. 

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

La carretera de entrada y la llegada al pueblo es muy bonita, rodeada de naturaleza, al torcer una curva te encontrarás con el pueblo como si apareciera de repente salido de la nada. Te recomiendo que aparques el coche justo en la fuente de la entrada, ahora seca y vayas a pie por el resto de Becerril. 

Serracín

Anclado en el tiempo

A más de 1200m de altura, estos 8 pueblos de colores de Segovia parece que se hayan paralizado en el tiempo. Sus calles empedradas vacías y rehabilitadas parece que hubieran estado así siempre. 

Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad
Los nombres de las calles del mismo color que las casas

En Serracín podrás ver los restos de su Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad, podrás identificar dónde estaba el altar y a su espalda, verás el antiguo cementerio. 

Desde aquí tienes unas vistas preciosas y puedes ver algunos de los pueblos de esta ruta, como Madriguera, Becerril, Villacorta o El Muyo. 

Detalles de Serracín

El Muyo 

El pueblo negro más grande

El pueblo negro que más nos gustó y el más grande de los pueblos negros de Segovia. Pasear por sus calles es como pasear por tuneles negros sin techo y, sin darte, cuenta apareces en medio del campo verde. Un contraste muy bonito.

Casitas rehabilitadas

Aquí la pizarra cubre tanto las fachadas de las casas, los tejados, la Iglesia de San Cornelio y San Cipriano y las calles. 

Su taberna tiene un merendero con unas vistas preciosas a la sierra de Ayllón. Te recomiendo que te sientes y escuches el silencio que inunda estos pueblos. 

Iglesia de San Cornelio y San Cipriano
Callejones con encanto

¿Dónde comer?

A lo largo de esta ruta de los 8 pueblos de colores de Segovia pudimos ver 4 o 5 restaurantes en total. Nosotros elegimos comer en Madriguera por ser la mitad del recorrido y aquí solo está el restaurante La Pizarrera

Croquetas caseras
Tomate negro

Un restaurante con ingredientes de la zona que cambia su carta según la temporada. Una antigua casa restaurada te ofrece un ambiente moderno y tradicional donde prima la tranquilidad que rodea a todos estas pedanías. 

Presa ibérica

En La Pizarrera puedes comer productos típicos de la huerta y carnes de la sierra hechas a la piedra en brasas con pizarra. 

No puedes irte de aquí sin probar los tomates negros, que saben realmente a tomate; las croquetas caseras o las carnes a las brasas con un sabor y una textura a la altura de muchos restaurantes de postín. 

¡Ah! y los postres… todos caseros, en especial la mousse de chocolate, para los amantes del chocolate puro y la tarta de queso super cremosa.

Mousse de chocolate
Tarta de queso

Qué ver en Cáceres en un fin de semana

Cáceres bien merece una escapada de fin de semana. En ella podrás recorrer una ciudad monumental, de las mejores conservadas de Europa y, a la vez, descansar, relajarte y coger fuerzas con una gastronomía a la altura de las grandes ciudades. ¿Quieres saber qué ver en Cáceres en un fin de semana? Sigue leyendo…

Palacio de las Veletas

Proclamada ciudad por Alfonso XII en un despiste, y gracias al tren, Cáceres está repleta de rincones por descubrir, con leyendas para no aburrir a nadie y puede sentirse orgullosa de su patrimonio, aun no siendo reconocida como una de las ciudades más bonitas de España (y lo es). 

Si quieres descubrir Cáceres en dos días te enseñamos los puntos clave que no debes perderte en tu visita exprés. 

Plaza Mayor 

Plaza Mayor

De forma alargada, conecta el conjunto histórico con la parte de extramuros de la ciudad. Es el punto ideal para comenzar tu fin de semana en Cáceres. En sus soportales se encuentran una decena de bares y restaurantes con terrazas con vistas a la muralla. 

Las famosas letras de Cáceres

En la parte sur de la plaza encontrarás sus famosas letras desde donde podrás hacerte una foto de postal. 

Arco de la Estrella

Interior Arco de la Estrella

Es la entrada más concurrida para acceder a la ciudad monumental, también conocida como la Puerta del Oeste. Tiene unas cuantas peculiaridades y es que si te fijas su paredes no son rectas, están giradas para que dejen pasar el ganado y los carruajes de antaño. Por la parte interna se encuentra un farolillo con forma de estrella. Pero no es por ello que debe su nombre la puerta, si no la Virgen de la Estrella ubicada en un templete. 

Arco de la Estrella

Levantada por Larra de Churriguera, quiso dejar su huella en ella. Si te fijas detrás de la Virgen encontrarás un escrito por él, aunque no podrás descifrar lo que dice, ya que quien esculpió el texto en la piedra, no sabía leer ni escribir y lo puso tal cual, por lo que el texto está al revés, de izquierda a derecha y de abajo arriba.  

Torre de Bujaco y muralla

Torre Bujaco desde la muralla

Es una de las tres torres de estilo árabe que sigue en pie en Cáceres. Destaca sobre sus hermanas, la Torre de la Yerba y la Torre del Horno, aunque son del mismo estilo. La Torre Bujaco, que debe el nombre a su constructor el califa Abu Ya’qub, está adornada con un balcón del siglo XVI y sus torres están culminadas por almenas. 

Lo que más nos gustó fue subir a ella. Desde lo alto de la torre tienes unas panorámicas preciosas de toda la ciudad amurallada, la Plaza Mayor y se puede ver hasta el Santuario de Nuestra Señora de la Montaña. La entrada cuesta 2,5€ por persona y también permite recorrer el único tramo abierto al público de la muralla original. 

Restos de la muralla desde la Torre Bujaco

Este tramo de no más de 100 metros de muralla, por el que pasas por encima del Arco de la Estrella, te lleva hasta el patio de un antiguo Palacio, convertido ahora en sede de un banco, y en el que en el subsuelo puedes ver restos de la antigua ciudad romana. Aquí podrás ver caballerizas, calles y el interior de algunas casas romanas.

Palacio y Torre de Carvajal 

Patio del Palacio de Carvajal

Si quieres descubrir cómo es un palacio medieval, aquí puedes visitar la planta baja. Es la actual oficina de turismo de la provincia de Cáceres. En la entrada podrás ver una maqueta de la ciudad de Cáceres. 

Si pasas hacia la derecha, llegarás al patio del palacio. Aquí es donde se alojaban los criados y personal del palacio en época de guerra. Todavía se puede ver en el suelo el sistema de recogida de agua que fluye hasta el aljibe situado debajo del patio (no visitable). En este patio, al fondo, encontrarás un mapa comarcal que indica las principales atracciones de Cáceres.  

Higuera centenaria

Lo que más nos gustó del palacio, fue el jardín que tiene, donde se encuentra una higuera centenaria un tanto peculiar, debido a una enfermedad el tronco está retorcido y lleno de sarpullidos. 

Si te has fijado en el exterior del palacio, observarás un balcón de arco de medio punto que servía para vigilar ambas calles ante posibles ataques, ¿y la torre? Es la única torre circular de todo Cáceres. 

Concatedral de Santa María

Fachada Concatedral de Santa María

Una de las mejores vistas de la ciudad monumental que tendrás en tu fin de semana en Cáceres será situarse frente a la fachada principal de la Concatedral de Santa María. Desde aquí puedes ver varios edificios y plazas que hacen que te introduzcas de lleno en la época medieval. 

Dentro de la Concatedral podrás subir al campanario y ver Cáceres desde las alturas, para ello, deberás pagar 5€. También podrás ver una de las capillas más famosas, la del Cristo negro, tallado en madera traía del norte de África. Este Cristo sale a procesionar, en total silencio, en la Semana Santa cacereña, pero nunca fuera de los muros de la ciudad monumental. Varias leyendas surgen a su alrededor y ninguna buena. Mejor tenerle respeto por si acaso… 

Por último, reconoceréis la entrada principal de la Concatedral por haber aparecido en la serie española “Isabel” en el momento en el que la reina sale entronada.

Judería vieja

Emblema de las juderías

En Cáceres hay dos juderías, una dentro de la ciudad monumental y otra fuera. Ambas merecen un paseo dentro de lo que ver en Cáceres en dos días. Aunque puede que más encanto tenga la judería vieja. No esperes un barrio grande, solamente son un par de calles, que se diferencian del resto ya que en la placa del nombre aparece la estrella de David. 

En el suelo la estrella de David

Estas calles se diferencian del resto de la ciudad monumental por ser estrechas y serpenteantes y las casas todas encaladas blancas a diferencia de los grandes palacios y casas de piedra de los alrededores. Dentro de este pequeño barrio, busca si puedes una casa con la puerta en azul, te transportará rápidamente a las fachadas de Santorini.

Palacio de las veletas

Balaustrada del Palacio de las Veletas

Es el actual Museo de Cáceres y es uno de los puntos fuertes que ver en Cáceres en un fin de semana, además…¡es gratis! Aunque su visita nos gustó más por otras cosas que por la historia que alberga. 

La decoración de su exterior con esa balaustrada decorada es una preciosidad, aunque le falta lo que le dió el nombre en su día. Se llama el Palacio de las Veletas, ya que en la antigüedad, junto a la balaustrada, se situaban puntas de espada, que al pasar el aire entre ellas simulaba el sonido que producen las veletas. 

El aljibe del Palacio de las Veletas

El otro atractivo de este palacio está en las profundidades del mismo. El segundo aljibe mejor conservado de Europa (el primero es la Cisterna de Estambul). Este aljibe, que todavía se puede visitar, recogía el agua suficiente para abastecer a toda la ciudad. Si tienes suerte y vas en días de lluvia, podrás verlo a pleno rendimiento, ya que sigue recogiendo el agua procedente del patio renacentista que lo cubre. 

Santuario de Nuestra Señora de la Montaña

Santuario de Nuestra Señora de la Montaña

A las afueras de Cáceres, esta visita es mejor que lo hagas en coche, ya que para llegar al santuario hay unas cuestas importantes. ¿Por qué visitar este santuario? porque desde aquí tendrás una panorámica de la ciudad de Cáceres. 

Desde aquí podrás ver la parte nueva de la ciudad y la ciudad monumental con los restos de la muralla que aún se conserva. Te aconsejo que vayas al atardecer para ver cómo se ilumina la ciudad amurallada y ver cómo se convierte en una ciudad de cuento. 

Vista panorámica de Cáceres

La iluminación de Cáceres está muy cuidada, es una luz muy tenue, cálida que recrea cómo sería la ciudad en tiempos del medievo por la noche, y créeme, que consiguen esa ambientación perfectamente. 

Casa del sol o de los Solís

Casal del sol

Lo que destaca de esta casa, actualmente habitada, es su fachada. A diferencia del resto de edificios de alrededor, este cuenta con un balcón desde el cual se oficiaban funerales cuando las iglesias no daban a basto en tiempos de guerras. Además si nos fijamos en la esquina de la casa podremos ver unos números que corresponden al inicio del cementerio intramuros de la ciudad de Cáceres.

Y es que el subsuelo del conjunto histórico de Cáceres es una gran tumba llena de cadáveres que pueden verse en algunas paredes reconstruidas.

¿Cómo puede ser esto? En 1755 el gran terremoto de Lisboa, se sintió en la parte más alta de la ciudad, dejando algunos edificios derrumbados. Cuando tuvieron que reconstruir parte de la ciudad, recogieron, literalmente, todo lo que encontraron en el suelo, y entre los restos habían huesos de las antiguas tumbas de la ciudad. A día de hoy, puedes ver calaveras y huesos varios a lo largo de la ciudad. 

Palacio de los Golfines de Abajo 

Fachada Palacio de los Golfines de abajo

Si quieres recorrer un palacio medieval totalmente reconstruido no puedes perderte esta visita en tu fin de semana en Cáceres. La entrada cuesta 2,5€ y hay que comprarla y reservar previamente. 

En la fachada ya se puede ver los restos de esta importante familia que estuvo al servicio de los Reyes Católicos, de ahí que aparezca algún símbolo en ella. Dentro podrás recorrer las estancias tal y como se encontraban en su origen y con su recorrido podrás ver la evolución de las casas nobiliarias a lo largo de la historia. 

Vista del Palacio de los Golfines desde la Concatedral

Plaza de San Jorge

Fuente del jardín de Cristina Ulloa

Flanqueada por palacios e iglesias, esta plaza está en el corazón de la ciudad monumental de Cáceres. Como estás viendo, Cáceres está rodeada de leyendas e historias, y esta plaza no iba a ser menos. Se cuenta la leyenda de cómo San Jorge conquistó la ciudad de las manos de los musulmanes, la historia de amor entre una princesa mora y un cristiano, etc. Pero a decir verdad, San Jorge es el patrón de la ciudad. 

Un rincón dentro de la ciudad monumental

Desde esta plaza puedes acceder a la judería vieja si giras a la izquierda o a la Iglesia de San Francisco Javier (la que está delante de ti), pero además está el jardín de Cristina Ulloa, un pequeño y bello jardín, al estilo morisco, con su fuente de agua y su pozo. 

Iglesia de San Francisco Javier

Fachada de la iglesia de San Francisco Javier

Coronando la Plaza de San Jorge se encuentra la iglesia de San Francisco Javier. Con su fachada encalada quien diría que está iglesia es barroca, su interior lo demuestra. En los bajos de esta iglesia se encuentra otro aljibe, aunque de menor interés que el del Palacio de las Veletas. 

Justo a su lado se encuentra un convento jesuita, ahora reconvertido en la Escuela de Arte Dramático de Extremadura (ESAD). 

Está iglesia se ha hecho famosa por haber salido en la famosa serie de Juego de Tronos, aunque algo cambiada, ya que su fachada en la serie aparecía de color salmón. 

Calle del mono

La leyenda del mono

Muy cerca de la Iglesia de San Francisco Javier verás en una esquina la figura de un mono de hierro suspendido en el aire. Te encuentras en la calle del mono. ¿De dónde viene este nombre? Todo se debe a la casa donde se ubica el cartel y a sus primeros habitantes. 

Y es que varias leyendas hablan del matrimonio y su imposibilidad de concebir un hijo. Dada esta situación Gonzalo de Cáceres, el marido, decide comprarle un mono a su depresiva mujer Marina, de ahí la expresión de cuando estás aburrido de “cómprate un mono”. En uno de los viajes de Gonzalo, Marina es seducida por un joven apuesto con el que por fin puede ser madre. Este niño es del agrado de todos menos del mono al sentirse desplazado… ¿el final? Mejor que os lo cuenten allí…

Ahora este edificio es el archivo y biblioteca de la Diputación de Extremadura.

Casa-Museo Árabe Yusuf Al-Burch

El patio del Museo Árabe

Si quieres visitar una antigua casa árabe, en Cáceres puedes. Esta casa es un museo que no pasa por alto ningún tipo de detalle. Podrás ver un antiguo patio, la sala de té, el salón de las visitas, el harem y el dormitorio situado justo encima del hammam. Además esta pequeña casa cuenta con su propio pozo de agua que abastecia a todos los miembros de la casa. 

Vist desde la entrada
La sala del Harem

Lo que más nos gustó, fue el hammam que hay en la planta del sótano. Cuando bajas la humedad te azota en toda la cara y ves como con el agua y los vapores que soltaban se podía calentar el dormitorio situado en la parte superior. La entrada son 2€ por persona y el recorrido se hace en media horita. Una visita muy interesante y qué hacer en Cáceres.

El hamman con el que se calentaba la casa

34 Lugares instagrameables en España

Las redes sociales, y en especial Instagram, nos han descubierto mil y un rincones del mundo. Con ellas nos hemos dado cuenta de los diferentes paisajes que tenemos a lo largo del mundo, y en España no nos quedamos cortos. Ya sabíamos que tenemos un país rico en cultura, historia y naturaleza que nada tienen que envidiar al resto del mundo, pero también en ¡España tenemos lugares muy instagrameables! 

Gracias a 34 bloggers e instagramers españoles vamos a descubrir en este post sitios instagrameables de España muy conocidos y no tan conocidos, para poner de manifiesto por qué nuestro país es uno de los más visitados del mundo y con una riqueza incalculable, ¿te vienes a recorrer España?

Organizo tu viaje – Valladolid

Valladolid para una escapada de fin de semana

Nosotros no podemos dejar de recomendarte visitar nuestra tierra y pasar al menos un fin de semana en Valladolid. Antigua capital de España, además de fotos preciosas, puedes hacer una ruta de tapas, que también te va a dejar alucinado, con alguno de los mejores pinchos de este país, ganadores del concurso nacional 

¿Otro planazo? Una ruta de Bodegas. Y si buscas fotos top para Instagram, recorrer Urueña, declarado uno de los pueblos más bonitos de España, o cualquiera de los castillos medievales de nuestra provincia.  Puedes hasta dormir en un castillo, todo un momentazo, con o sin foto.

Vagamundos viajeros – Madrid

El Palacio más querido por los madrileños

«Sitios intagrameables en Madrid. 1, 2, 3, responda otra vez«. Seguro que saldrían unos cuantos, pero nosotros somos muy fans del Retiro en general, un poco de naturaleza en el centro de una gran ciudad siempre es de agradecer, y del Palacio de Cristal en particular. 

Junto a un lago y rodeado de árboles, este edificio de metal y cristal es hoy una de las sedes del Museo Reina Sofía. Por si no fuese ya suficientemente instagrameable por sí solo, hasta febrero de 2021 acoge una curiosa exposición que lo ha llenado de flores gigantes. Y es que el Palacio de Cristal se ideó para ser un enorme invernadero así que parece que, 133 años después, se ha cerrado el círculo. Y sí, tu también querrás una foto ahí.

Guiando viajes – Asturias

Asturias nunca defrauda

Cerca de uno de los pueblos más bonitos de España y seguramente el más famoso y fotografiado de mi tierrina, Cudillero, se encuentra el que para mí es el banco con las mejores vistas del mundo y uno de los lugares más instagrameables de Asturias (y de España): el Cabo Vidio.

Aunque el Cabo Peñas sea más famoso y más alto, éste con sus 80 m de acantilado sobre el mar es en mi opinión mucho más espectacular. Así que ya sabes, si quieres sacar fotazas impresionantes y alucinar con la panorámica incluye esta parada en cualquier ruta en coche por Asturias.

Curiosi travel – León

El Bierzo y sus rincones de cuento

Si pensamos en lugares instagrameables de España y del Bierzo es inevitable acordarnos del Castillo de Ponferrada o de Las Médulas. Hemos visto cientos de fotografías de estos lugares que hacen que miles de personas visiten la comarca todos los años. 


Pero este verano hay otro lugar que ha acaparado la atención y cada día cientos de personas se han acercado a conocerlo, hacerse fotos y bañarse. Se trata del Salto del Pelgo. Un salto de agua de 16 metros de altura que, aunque sea artificial, debido al entorno en el que se encuentra rodeado de naturaleza se ha  convertido en uno de los lugares más fotografiados este verano.

Lo mejor está x viajar – Toledo 

Toledo a vista de pájaro

Toledo hay que vivirlo desde dentro, perderse entre sus calles y descubrir los misterios que esconde. Pero no hay que olvidar visitarlo también desde las alturas.

El famoso Mirador del Valle es de los mejores lugares para ello, pero si vas un poquito más allá descubrirás este lugar tan especial, la Piedra o Peña del Rey Moro, que guarda una de las leyendas más famosas de Toledo. La triste historia de amor entre el príncipe musulmán Abul Walid y su amada Sobeyha. Desde aquí podréis disfrutar de la mejor panorámica de la ciudad y unos atardeceres con mucha magia.

Viajeros callejeros – Girona

Lloret y sus aguas cristalinas

Lloret de Mar es para nosotros muy especial. Es ese lugar al que volvemos siempre y que nos acoge con los brazos abiertos, aunque hayamos estado mucho tiempo sin vernos. Además es muy curioso cómo hemos aprendido a valorar todo lo que tiene únicamente después de que la vida nos llevase a estar tiempo viajando y pasar semanas fuera de casa. Antes de esto era únicamente el lugar en el que vivíamos; sin más. 

A raíz de empezar a viajar, cuando volvíamos empezamos a darnos cuenta las increíbles playas que tenemos al lado de casa, calas de aguas transparentes, unos Caminos de Ronda por los que pasear o hacer deporte, que son un auténtico espectáculo o los Jardines de Santa Clotilde, que son un remanso de paz.

Dimexdonde – Valencia

Atardeceres de infarto en la Albufera

Sin lugar a duda, uno de los rincones más instagrameables de España se encuentra en el atardecer valenciano. Más concretamente en un espacio donde la naturaleza reina. Se trata de la Albufera de Valencia.

Cuando cae el sol, sus aguas se funden en él, dejando un sentimiento de calma. Anímate a investigar sus rincones más especiales navegando entre arrozales y conociendo un pedacito de tradición y cultura valenciana.

Viajes 3en1 – Ourense

Este verano hemos escuchado mucho la frase Galicia Calidade, pero es que es verdad. No hay un lugar mejor donde visites lugares históricos en sintonía perfecta con la naturaleza y con una gastronomía tan rica. Cuando oímos hablar de Galicia nos acostumbramos a ir a la costa o a Santiago de Compostela, pero en el interior como antónimo de todos los prototipos meteorológicos gallegos está Ourense. 

Pasear por su casco histórico es retroceder a la época romana con edificios tan impresionantes como su Catedral o la Iglesia de Santa María con sus escaleras que recuerdan a escenas de Juego de Tronos, un emplazamiento muy intagrameable en España, ¿no crees?

Bea10_totravelistolive – Asturias

Los lagos más famosos de España

Una de las provincias que más ha triunfado este verano para visitar en España ha sido Asturias, en concreto los Lagos de Covadonga. He visto muchas cuentas poniendo stories y fotos de los lagos y yo lo tenía muy pendiente de visitar. ¡Y por fin de este verano no ha pasado!  

El único consejo que doy, es que tengas en cuenta el acceso a la carretera dependiendo de la época en la que vayáis. Una vez allí, ¡solo hay que disfrutar de las vistas!

Os dejo una de mis fotos favoritas, sin duda, con los Lagos a mis pies y unas vistas impresionantes.

Un blog de palo – Madrid

El medievo a media hora de la capital

Buitrago es uno de los sitios más instagrameables de la Comunidad de Madrid, y de España, gracias, por un lado, a su patrimonio histórico y, por otro, al entorno natural en el que se encuentra.

Lo más pintoresco de este precioso pueblo es su recinto fortificado que envuelve la localidad en un aire medieval único en la provincia. Son muchísimos los atractivos qué ver en Buitrago, entre otros disfrutar de su Castillo, el de los Mendoza, la Iglesia de Santa María, las propias murallas y, por supuesto, el original museo dedicado a Pablo Picasso. No te olvides de un tip, en la Sierra de Madrid se come muy bien y Buitrago no es una excepción.

Ana Castrillo – Aragón -Huesca

El paraíso de la naturaleza

Si quieres ver un paisaje típico de los Alpes o de los pueblos italianos del norte sin salir de España, te recomiendo este lugar: El Pirineo Aragonés, más concretamente en el Valle de Tena, se encuentra Lanuza, un pueblo muy pequeño rodeado de montañas y del pantano de Lanuza. 

Además de ser un sitio de ensueño (tienes que verlo en otoño o invierno todo nevado) es un sitio perfecto para disfrutar de la naturaleza y de actividades al aire libre. Por algo es uno de los pueblos más bonitos de Aragón, ¿quieres conocerlo?.

Lovely travel Plans – Zamora

Zamora, esa gran desconocida

Zamora es la gran desconocida para muchos. Y si no, pregúntate ¿Cuántas personas que conozco han estado en Zamora? Pues te voy a contar un secreto, Zamora es una joya. 

Sí, una joya del románico, del modernismo y de la gastronomía, con rincones tan espectaculares como el de la foto. La mejor foto de la ciudad la encontrarás aquí, y si vienes a ver la puesta de sol, ya ni te cuento. Se encuentra al otro lado del río Duero, pasando el Puente de Piedra a la derecha, por un sendero llegarás a lo que los zamoranos llamamos «La playa de los Pelambres», donde al atardecer podrás disfrutar de una Zamora mágica.  ¡No te lo pierdas!

Sofiapozuelo – Zaragoza

Un postal idílica de Zaragoza

Si visitas Zaragoza, uno de los mejores lugares para llevarse un recuerdo en forma de fotografía es el Puente de Piedra. La construcción actual data del siglo XV pero en la época romana ya había un puente en este mismo lugar. 

Desde aquí podrás tener unas increíbles vistas a dos de los símbolos más importantes de la ciudad: el río Ebro y la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. Te aconsejo que vayas al atardecer para poder disfrutar de un ambiente más mágico y de una luz inmejorable.

Los viajes de Alba – Madrid

El atardecer de Madrid

Sin duda, uno de los lugares más instagrameables de Madrid, son los atardeceres desde el cerro del Tio Pio. Además, de unos meses para acá se ha puesto muy de moda este parque, también llamado el parque de las 7 tetas. Se encuentra en El Barrio de Vallecas. 

Lo mejor, es ir a ver el atardecer desde las montañas. Aunque las vistas nocturnas desde aquí también son una pasada. Puedo decir que, desde aquí, se tienen las mejores vistas de Madrid. Para llegar os tenéis que bajar en la parada de metro de la línea 1 nueva numancia o Buenos Aires.

Viaje con Pablo – Salamanca

Vistas de infarto en Salamanca

El arrebatador cañón que forma el río Duero para separar y unir al mismo tiempo a España y Portugal es uno de los paisajes más fotogénicos y, al mismo tiempo, más desconocidos de Europa. Salamanca, Zamora y Portugal comparten un parque natural repleto de miradores desde los que observar la variedad y grandeza de las Arribes

Uno de los más espectaculares es la peña de la Vela en Hinojosa de Duero (Salamanca). Una atalaya ubicada junto al sendero que usaban los contrabandistas y que permite contemplar las dos orillas del Duero y un paisaje de rocas, matorrales, olivos y cítricos.

Viajeros 3.0 – Burgos

Si los visitantes no vienen al pueblo…

En un pequeño pueblo del sur de Burgos, allí donde la mirada se pierde entre inmensos viñedos de la Ribera del Duero, un grupo de empresarios locales decidieron tomar la iniciativa: si nuestro pueblo no tiene atractivos turísticos ¿porqué no los creamos nosotros mismos? Y así comenzó lo que hoy es una completísima ruta de murales por las calles de Tubilla del Lago


Desde pequeños detalles en alguna puerta desvencijada hasta el considerado como el mural más grande de Castilla y León, tenemos una variedad de pinturas súper fotogénicas, que llenarán de color tu muro de Instagram.

Cosmopolilla – Granada

Sabor andaluz

Al sur de Sierra Nevada, sobre una montaña a los pies del Mediterráneo se ubica Salobreña. Un pueblo blanco de puro sabor andaluz, con cuestas imposibles, escalinatas, placitas y callejones cuajados de flores, macetas y buganvillas. 

Su iglesia mudéjar, antigua mezquita, y su fortaleza árabe coronan la villa medieval mirando al mar y a la sierra pintada en blanco en invierno. Un pequeño paraíso aún por descubrir con mil rincones por fotografiar. Si buscas algo fuera de lo típico, pon rumbo a Salobreña.

La vida no es solo trabajar – Barcelona

El corazón de Catalunya

Rupit es uno de los pueblos medievales más conocidos y visitados de la provincia de Barcelona. Perderse por sus calles dominadas por casas de piedra, visitar sus ermitas y hacer una caminata hasta el Salt de Sallent, el salto de agua más alto de Catalunya, son sin duda algunos de sus imprescindibles.

Si tenemos que buscar su lugar más famosos e instagrameable de Rupit i Pruit, que es el nombre oficial del pueblo, este es sin duda su puente colgante que atrae a miles de visitantes año tras año.

Petiscos Galegos – Galicia

Donde se acaba el mar

Si hay un lugar donde las puestas de sol son mágicas, es Galicia.  La tierra de Rosalia de Castro, en la que la lluvia se hace poesía y los verdes y azules adquieren tonalidades únicas es, sin lugar a dudas, un lugar en el que puedes encontrar en casi cada rincón una foto única.

Si nos vamos a Cambados, en la comarca del Salnés (Rías Baixas), capital del Albariño y conocida por  su excelente gastronomía y su incomparable conjunto histórico artístico, nos encontraremos uno de esos lugares instagrameables de España por excelencia:el columpio de Cambados

Especialmente bello cuando está la marea alta y el agua  alcanza casi hasta los pies del columpio. Para llegar allí deberás ir caminando, se encuentra en una zona con acceso habilitado para uso de las fincas que lo rodean. 

Con mapas y a lo loco – Zaragoza

La mejor panorámica de Zaragoza al completo

Si buscas las mejores vistas de Zaragoza sin duda debes ir al balcón de San Lázaro; una sima de 18 metros de profundidad junto al puente de piedra en Zaragoza. Es uno de los puntos más fotografiados de la ciudad. En esta sima se forman fuertes corrientes y ha sido el centro de muchos misterios y algún que otro accidente. Se cree que el pozo fue construido por los romanos para sus canteras ya que desconocemos el curso del río siglos atrás.

Los Traveleros – Las Palmas

Una de las mejores playas del mundo

Playa Papagayo es uno de nuestros lugares favoritos en Lanzarote. Nos enamoró por su agua turquesa y su preciosa forma de herradura bajo un acantilado. Queda resguardada y es ideal para darse un bañito incluso cuando hace viento.

Forma parte del Monumento de los Ajaches, por eso hay que pagar 3€ por vehículo para acceder. Tras conducir 4 kilómetros por una pista de tierra, la playa nos dejó totalmente alucinados. Además tiene un chiringuito donde se come genial, ¡ideal para pasar el día!

Sin código postal – Asturias

¿Dormir con estas vistas?

Los Lagos de Saliencia son de esos lugares qué ver en Asturias en los que no hay un rincón que no merezca pararse a fotografiarlo. De hecho, nosotros lo descubrimos más a fondo realizando un trekking de dos días, pasando noche en sus montañas practicando la modalidad de vivac (durmiendo al raso). 

Pudimos contemplar la belleza de este este lugar y fotografiarlo durante el día, también viendo como el sol nos dejaba en uno de los atardeceres a más altura que hemos visto y por supuesto, un amanecer al día siguiente que nos permitió capturar la típica foto de “con mi café por la mañana” más bonita que tenemos. 

Con un par de maletas – Burgos

Los colores del verano

En Burgos hay una región que es un espectáculo para los sentidos. Primero se despierta la vista. Conducir por sus carreteras nacionales y ver un inmenso manto amarillo, te hace agudizar los sentidos. El olfato te hace sentir que estás en la naturaleza, ya que los girasoles, tienen un olor muy característico.

Sólo buscas un lugar donde parar el coche y entrar en uno de esos campos para tocarlos, con mucho cuidado, porque aunque son muy grandes, también son delicados. Si entras lo suficiente, sólo se escucha el viento.

¿Y quién no ha compartido un buen rato alrededor de una rica bolsa de pipas? La Bureba os espera.

Los viajes de Eriel – Toledo

Los gigantes más famosos de España

Los Gigantes Manchegos más instagrameables de España. Estos molinos de viento tan típicos en La Mancha, se han convertido en uno de los spots más deseados y buscados por los usuarios de Instagram. Aunque hay muchos pueblos en los que se pueden encontrar, uno de los más visitados y fotografiados, son los que hay en el pueblo de Consuegra, en la provincia de Toledo.

Sin duda os recomendamos su visita por lo bien conservados que están y porque además es posible visitar el interior del Molino Rucio, en cuyo interior se conserva la maquinaria tradicional y la entrada cuesta nada más que 1,50€ por persona.

Fotografiando el mundo – Gipuzkoa

El norte está de moda

Hondarribia reúne todos los requisitos que yo le pido a una escapada con encanto. Un alojamiento muy especial en una fortaleza del siglo X donde te sentirás como un auténtico rey. Un recorrido por una villa medieval marinera preciosa y una gastronomía que te quita el sentido. 

Este cóctel hará que tu escapada a esta colorida villa vasca sea perfecta. Por algo es uno de los pueblos más bonitos de Euskadi y de España. Escoge un fin de semana y escápate a Hondarrabia, ¡no te arrepentirás!

Tragaviajes – Navarra

Nuestras propias chimeneas de hadas

Uno de los lugares más instagrameables de España, en concreto de Navarra, es el desierto de las Bardenas Reales, que en realidad no es desierto sino estepa. Se localiza en Navarra y es uno de esos paisajes que cuesta creer que lo tengamos tan cerca.

Cuando hace años comenzábamos con la afición por la fotografía, eran muchas las imágenes de formaciones inverosímiles que aparecían en nuestras búsquedas de inspiración y aprendizaje. Y, al descubrir que se encontraban en España, nos marcamos como objetivo poder visitarlo algún día.

Y al fin… aquí lo tienes, un conjunto de chimeneas de hadas y barrancos esculpidos por la erosión a lo largo de los años, con el cabezo de Castildetierra como su figura más fotografiada. Uno de los parajes más impresionantes qué ver en Navarra, y en toda España.

Salta conmigo – Madrid

La realeza de Instagram

En los jardines y parques de Madrid están muchos de nuestros rincones favoritos de la ciudad. Las mejores vistas del Palacio Real, por ejemplo, se tienen desde dos jardines no tan frecuentados pese a estar en pleno centro: los Jardines de Sabatini y los del Campo del Moro. 

El mejor momento para disfrutarlas es la hora dorada. Luego puedes pasarte por la Plaza de Oriente, con otra vista del Palacio Real y una de las puestas de sol más clásicas de la ciudad, junto con la del Templo de Debod, que también está muy cerca, por cierto. 

Happy travel kids – Mallorca

Descubre más que playas en Mallorca

Mallorca es la isla más grande de las Baleares y tiene muchísimos lugares bonitos que visitar, además al vivir rodeados del mar podemos encontrar lugares idílicos y ¡muy instagrameables!

Uno de los más emblemáticos es Na Foradada, una de las rocas, que sobresale hacia el mar de la costa de la Serra de Tramuntana, que se caracteriza por tener un agujero. Hay un mirador desde el cual se puede ver la mejor puesta de sol de la isla disfrutando de un coctel o una buenísima cena con vistas.

Vamos a viajar – Jaén 

Rincones del sur

A 20 kilómetros de Jaén, en dirección a Granada por la A4, se encuentra Pegalajar. Situado en la linde de Sierra Mágina, es conocido por su gran tradición aceitera y su gran sistema hidráulico y agroecológico que riega la huerta y olivas.

Su centro social y de reunión es la conocida «Charca» de Pegalajar, una antigua laguna, ahora acondicionada, donde se recoge el agua que emana del manantial de la «Fuente de la Reja». Otros atractivos que puedes ver en Pegalajar es la Cueva de Los Majuelos o las Siete Pilillas, lugar de salto para parapentes y rutas de senderismo.

El mundo de Cuca – Barcelona

La Barcelona desconocida

Si buscamos un lugar instagrameable en Barcelona, ese es, sin duda, la calle Aiguafreda, situada en el barrio de Horta, un antiguo pueblo que se unió a la ciudad hace apenas 115 años.  

Esta calle también es conocida como la de las lavanderas, y es que está llena de pozos con lavanderos que ayudaban a los habitantes de la calle a lavar su ropa de manera gratuita y hacer negocio lavando la ropa de la burguesía.  

En plena ciudad, encontrar una calle con casas bajas, coloridas, llenas de flores y huertos es un placer para cualquier instagramer.

1 cámara 2 pasaportes – Alicante

La Sagrada Familia de Alicante

Cuando pensamos en la Costa Blanca, nos vienen a la mente imágenes de sus bonitos pueblos de la costa mediterránea, sus calles, playas y calas, pero Alicante es mucho más. Es también interior, donde podemos encontrar rincones también muy instagrameables y únicos como éste, el Santuario de Santa María Magdalena, la pequeña Sagrada Familia de Novelda. Un edificio religioso de carácter modernista, cuya construcción se inició en 1918 por el ingeniero noveldense José Sala Sala, inspirado por el modernismo catalán… ¡no perderse tampoco su interior!

Visita obligada junto al Castillo de la Mola y su Torre Triangular, única en España.

Con cuadros y a lo loco – Valencia

Un palacio con mucha historia

Cuando se habla de Gandia lo primero que se piensa siempre es en sol, playa y fiesta; pero Gandía es mucho más que esto. Gandía es gastronomía, es cultura y es naturaleza. 

Desde su costa hasta sus calles, hay mucho por descubrir y, por supuesto, mucho por fotografiar. Sin embargo, hay un lugar que destaca como instagrameable de España por encima de todo lo demás: el Palacio Ducal de los Borja. Cada sala es una maravilla, destacando el patio de armas, la capilla neogótica y la Galería Dorada, que no tiene nada que envidiarle a Versalles.

Viajes con solera – Murcia

Playa amarilla

Si visitas Murcia, no te puedes ir sin hacerte algunas fotos instagrameables en Águilas, uno de los sitios más bonitos de la Región de Murcia.
Desde la Playa de Levante, se obtiene una bonita perspectiva del Castillo de San Juan de las Águilas, una fortaleza que data del siglo XVIII y desde el que podrás tener una vista panorámica preciosa de todo el pueblo si lo visitas.


No te olvides tampoco de bañarte en sus preciosas playas, como la Playa Amarilla o la de Los Cocedores, y hacerte más fotos instagrameables en las escalinatas con pinturas supercoloridas que hay repartidas por el pueblo. Murcia, ¡qué hermosa eres!    

Bea viajera – Barcelona

Los puestos de flores de Las Ramblas

Existen calles que se convierten en icono de una ciudad. Su nombre despierta el deseo de conocer ese lugar y nos evoca imágenes, escritos y referentes. Las Ramblas nos transportan a Barcelona. Un bulevar de poco más de un kilómetro y con más de cinco siglos de historia. Una de las vías más transitadas del mundo, avanza hasta el puerto como si fuera un río que serpentea para desembocar en el mar. 

La Rambla, además de famosa, tiene vida propia. Gastronomía, arte, diversión … Experimentar en Las Ramblas, es vivir.

Un día en Ourense

Realmente Ourense se puede visitar en una mañana o una tarde. El casco histórico de Ourense se puede ver en un par de horas. Esto no quiere decir que no merezca la pena pasar un día en Ourense, simplemente que no te agobies a la hora de verlo, ya que tendrás tiempo de recorrerlo de arriba abajo y disfrutarlo. 

En Ourense se combinan diferentes estilos artísticos, románico, medieval, barroco, etc. por lo que pasear por él es hacer un recorrido por la historia del arte. En este post te enseñamos qué ver y hacer en Ourense en un día o en un par de horas. 

¿Qué ver en Ourense?

Nosotros siempre aconsejamos hacer un free tour para introducirnos en la ciudad. En esta ocasión no lo hicimos porque no nos encajaban las  horas, pero después de recorrer la ciudad por nuestra cuenta, realmente es la mejor opción, ya que veréis todo el casco histórico tranquilamente y sin dejaros ningún punto de interés fuera, como suele pasar en otras ciudades con estos tours. 

Si no tenéis tiempo, ganas o no os encajan las horas, os enseñamos las 10 cosas que ver en Ourense en un día. 

As burgas

As Burgas, en el corazón de Ourense

Son el corazón de Ourense, y es que esta terma lo está. Esta piscina termal es tan antigua que verás restos de baños romanos justo encima de ella. Se cree que fue a partir de esta piscina natural donde se fundó la ciudad y fue creciendo alrededor de ella. Cuenta con 3 fuentes con agua medicinal procedente de la montaña. ¡Cuidado si metes la mano! El agua sale a 60º. 

La fuente baja de As Burgas

El baño en esta piscina es gratuito todo el año, pero en nuestra visita no pudimos disfrutarla debido a la pandemia. 

Plaza Mayor de Ourense

Plaza Mayor de Ourense

¿Sabías que es la única plaza mayor de España que está inclinada? Esta rareza da la sensación de amplitud y luminosidad. No tiene la forma rectangular o cuadrada a la que nos tienen acostumbradas las plazas mayores españolas, es irregular y aunque sus arcos no están ornamentados como otras más famosas, no tiene nada que envidiar. 

Inclinación de la Plaza Mayor

En esta plaza, junto a comercios centenarios, se encuentra el Ayuntamiento de Ourense y en una de sus esquinas el Palacio Episcopal. 

Catedral de San Martiño

Interior de la Catedral de San Martiño

La Catedral de Ourense. En tu visita de un día en Ourense no puede faltar esta Catedral. Sus dimensiones hacen que parezca que está metida en el centro de la ciudad con calzador. 

La entrada se hace por la Plaza del Trigo y cuesta 6€. Merece mucho la pena ya que en el interior encontrarás una de las mejores catedrales conservadas de Galicia, a la altura del Obradoiro de Santiago de Compostela. 

Plaza del Trigo
El camino de Santiago pasa por Ourense
Catedral de San Martiño

No dejes pasar la oportunidad de ver la Catedral desde la Plaza de San Martín, si eres fan de Juego de Tronos puede que te recuerde a algún escenario… 

Antiguo Palacio Episcopal

Es uno de los edificios más antiguos de la ciudad. Ahora alberga la sede del Museo Provincial de Ourense. Pero por lo que destaca este edificio es por la mezcla de estilos que han ido sumándose a sus muros. 

Se levantó en el s.XII con estilo románico y a partir de ahí se le han ido incorporando elementos góticos, barrocos y renacentistas. No te dejes engañar por su apariencia exterior, más allá de esta esquina hay un conjunto de edificios con un patio interior precioso.  

Iglesia de Santa María Madre

Iglesia de Santa María Madre junto con el Antiguo Palacio Episcopal

Justo al lado del Palacio Episcopal se accede a la escalinata de esta iglesia. Se cree que está asentada sobre los cimientos de la antigua Catedral de la ciudad de la que solo quedarían las cuatro columnas de mármol ubicadas en el segundo piso de la fachada. 

Si subes por su escalinata, llegarás a la Plaza del Trigo, con la Catedral al fondo, donde se realizaba el antiguo mercado de la ciudad. Esta iglesia está dentro de la ruta de la plata.

Iglesia de Santa Eufemia

La fachada imponente de Santa Eufemia

Justo a los pies de la Catedral de Ourense, está esta iglesia que impone por su fachada alzada al cielo. Su fachada convexa de estilo barroco, me recuerda de alguna forma a la Iglesia peregrina de Pontevedra. 

Según cuenta la leyenda, una pastora robó un anillo que sobresalía de una tumba. Desde ese momento, la pastora se quedó muda, solo pudo recuperar el habla una vez devuelto el anillo a la tumba. Para entonces, se dice que se escuchó una voz diciendo que esa era la tumba de Santa Eufemia.  

Mirador de San Francisco

Ourense a vista de pájaro

De camino al Claustro de San Francisco te encontrarás con este mirador. Una vez asciendas por las escaleras que te llevan al casco antiguo verás la ciudad a tus pies. 

Desde este punto podrás ver la Catedral en primer plano con su cimborrio, la Iglesia de Santa Eufemia, el Seminario Mayor Divino Maestro, el Puente del Milenio y el Puente romano.  

Claustro de San Francisco

Claustro de San Francisco

Una pequeña joya alejada del casco histórico. Debido a la altura en la que se encuentra no recibe muchas visitas. Pero no debe faltar en tu día en Ourense. 

Este es el único recuerdo que queda del convento franciscano que hubo en este lugar. Compuesto de 63 arcos, perfectamente conservados a pesar de sus múltiples usos y dueños, son un juego entre naturaleza, animales y seres mitológicos. La paz que se respira aquí es indescriptible. 

Una joya oculta de Ourense

Puente romano

Vista del Puente roman desde el Puente del Milenio

A los pies de la ciudad desde el s.I, aunque realmente de la primera construcción sólo queda alguna base oculta en los cimientos. Ha sufrido el paso del tiempo e infinitas reparaciones, de hecho, la mayoría de lo que se ve es del s.XII. 

Inicialmente contaba con 11 arcos de los cuales solo quedan 7. Hoy puedes pasear por él y recorrer el Miño. 

Puente del Milenio

Puente del Milenio

Abrió paso al nuevo milenio, y ahí lleva desde el 2001. Se conoce también como el puente de la gaviota por su forma. Puedes recorrerlo por su pasarela que te lleva casi a tocar el Miño hasta 22 metros por encima del puente dando una vista de pájaro de la ciudad. 

Recorrido del Puente del Milenio

Desde aquí se tiene unas vistas privilegiadas del puente romano. 

Al encontrarse a las afueras del casco histórico, este puente puede ser el punto y final redondo a un día en Ourense. 

¿Dónde comer en Ourense?

Es difícil comer mal en Galicia y el casco de Ourense está lleno de bares y restaurantes con un pintón muy bueno, en esta ocasión nosotros nos decantamos por A Casa do Pulpo. 

Patatas con Alioli negro
Pulpo a la brasa

Fue una recomendación que tuvimos y la verdad es que estuvo muy bien. Más allá del plato estrella, el pulpo, el cual comimos a la brasa, pudimos comer unas patatas con alioli negro que estaban muy buenas. Parecerá poca comida, pero las raciones eran bastante grandes, una cosa también muy habitual en Galicia. Estas dos raciones y dos bebidas, como no Estrella Galicia y un albariño, fueron unos 30€. ¡Salimos encantados!

Un consejo, si una ración cuesta más de 9€, prepárate para la ración que te van a traer.

Termas de Ourense

Si por algo se conoce Ourense es por tener unas aguas termales con propiedades curativas y descontracturantes. Es increíble que a los pies del río Miño discurran pequeños manantiales con aguas super calientes. 

Es una joya de la ciudad y los aurienses lo aprovechan bastante bien. A lo largo del Miño hay diversas termas públicas y privadas para disfrutar de unos baños muy relajantes. 

Públicas

Termas de Muiño da Vega

Ahora mismo todas se encuentran cerradas y sin agua a causa de la pandemia. Aun así, merecen una visita para ver el entorno tan cuidado que tienen, y si el día acompaña, un baño en el Miño.

Existen varias termas privadas a las que puedes ir gratuitamente. Solo debes tener una toalla para guardar un sitio y disfrutar de las aguas y el paisaje. 

Las termas públicas están cerradas

Las más cercanas a la ciudad son: As Burgas en el casco histórico, Chavasqueira, muy cerca del puente del Milenio y Tinteiro. 

Más a las afueras de la ciudad te puedes relajar en las termas de Muiño da Veiga, Outariz y Burga de Canedo.   

Privadas

Las termas privadas ofrecen un circuito de piscinas de aguas calientes y frías, es una experiencia muy parecida a un onsen japonés o un spa. Existen dos en Ourense Chavasqueira, que actualmente y debido a un incendio está cerrado y Outariz. Nosotros fuimos a estas últimas al ser las únicas abiertas en agosto del 2020. Dentro del recinto no permiten las cámaras de fotos.

La entrada cuesta 5,7€ y la duración del circuito es de 2 horas, tiempo suficiente para recorrer todas las piscinas. Fue una experiencia super relajante, a los pies de la montaña que nos recordó a nuestro viaje de Japón. Esta experiencia hará de tu día en Ourense un día de 10.

¿Dónde comer en Lisboa?

¿Conocéis esas ciudades donde siempre se come bien y barato? Pues una de ellas es Lisboa. Dónde comer en Lisboa es simple, en cualquier lugar. Tal y como os contamos en el post de preparativos del viaje a Lisboa, sigue estos consejos para acertar con el restaurante escogido.

Elige un restaurante si:

  • Es un restaurante pequeño. Sin lujos, con aspecto de bar de los años 80. Con mostradores de metal antiguos.
  • En la cocina hay señoras mayores que podrían ser nuestras abuelas.
  • Hay mesas pequeñas y apretadas en un pequeño espacio.
  • Las cartas están escritas a mano y no son muy extensas.

Si cumple con estas condiciones, ahí comerás genial. Aún así, aquí te dejo algunas recomendaciones de restaurantes por barrios por si no quieres perder el tiempo e ir directo. En todos ellos se come muy bien y por unos 10-12€. Nosotros solemos pedir un plato para cada uno y una bebida, pero no vino, cerveza o refresco; y terminamos siempre con un postre o dos.

¡ah! También tened cuidado si os ponen una tapa sin pedirla, el petisco. Os lo cobrarán al final de la comida.

Barrio de Alfama

O Eurico

São Cristóvão 3. Cada vez más famoso este bar, O Eurico uno de los restaurantes más famosos para comer en Lisboa. Representa la buena comida portuguesa; buenas raciones, con calidad y precios inmejorables. La estrella el Bacalao, pero nada tiene que envidiar las sardinas a la parrilla; ¡buenísimas!

Hay que llegar un pelín pronto para comer, y las mesas están pegadas unas a otras. Coges tu sitio y compartes mesa. Eso sí, no ir con prisas, las cosas de palacio van despacio…

Comida china

Rua Bemfermoso 43. En esta dirección existe un “restaurante” desconocido para la mayoría. Es la casa de un chino, si quieres comer el Lisboa comida tradicional china por unos 5€ por persona. Al ser tradicional no debe estar mala ¿no? Además, el salón de la casa se llena, asi que no deberá estar malo.

También, de camino al Mirador de Nuestra Señora du Monte hay un restaurante de sushi que hacen cajas para llevar por 9.90€. muy buena opción para ver el atardecer comiendo sushi y una copa de vino.

Barrio Bajo

Escapar de los restaurantes de turistas en este barrio es difícil, pero no imposible. Aquí te dejo dos opciones buenas que pudimos probar en nuestra ruta por Lisboa.

Paco Real

Rua da Conceição 55. En la calle que lleva al barrio de Alfama, se encuentra este pequeño bar que si te descuidas te lo pasas. Por dentro parece una cafetería, pero sirven comidas. Sus camareros simpáticos están muy atentos de los clientes. Probad la parrillada de carne para dos personas. La carne es sabrosa y tiene el sabor del carbón. También se llena enseguida, pero te ubican en seguida.

Uma

Rua dos Sapateiros 177. Aquí probarás el mejor arroz con marisco de Lisboa. En pleno centro, pero en una callejuela se encuentra este restaurante que solo se le diferencia por el cartel y… por la cola que hay a su entrada.

No es caro, ya que el arroz para dos y bebidas sale por unos 26€ en total ( y no escasean con el marisco).

Barrio Alto

Mercado da Riberia – Time Out

Av. 24 de Julho s/n. Quisimos probar algo más moderno e internacional. En este mercado hay diversos puestos que ofrecen comidas de todas partes del mundo. Encontrarás desde sushi, pad thai, hamburguesas de Kobe y, como no, balacao.

Los precios son un poco más elevados, del nivel de Madrid. Aunque lo que de verdad merece la pena de este mercado son sus pasteles de nata. En el puesto de Mantequeria probarás unos pasteles a la altura de los famosos pasteles de Belem; no podrás comerte solo uno.

Casa da India

Rua do Loreto 45. Recomendado por Tripadvisor, me quedé con muchas ganas de ir, porque la comida tenia una pinta… Del estilo que O Eurico, siven comida tradicional preparada de forma casera y con mucho sabor. Tendremos que volver para probarla…

Barrio de Belem

O Prado

Rua da Junqueira 472. Todo un acierto y descubrimiento. En la misma calle que la pastelería de Belem, podrás comer en Lisboa como un luso más. Este restaurante sirve comida típica lusa diferente. Platos preparados más allá del arroz, bacalao y sardinas. Su especialidad la Masada de gambas (una especie de fideuá con langostinos increíble de bueno) y Carne de porço alentejada con gambas (plato de cerdo con langostinos y almejas con muy buen sabor). Además, las raciones son enormes.

Pasteles de Belem

Rua de Belém 84-92. No podéis ir a Lisboa sin pasar por esta pastelería y comeros ahí mismo uno de sus famosos pasteles de Belem y comprar para toda la familia. Su receta es secreta y proviene de los monjes del Monasterio de los Jerónimos. Solo 3 personas conocen la receta que es utilizada a diario desde 1837. Puedes pedirlos para llevar o comerlos dentro de la cafetería, si optáis por la primera opción, no dejéis de entrar y ver la cafetería qué bonita es. ¡ah! de ambas formas deberéis esperar una cola…

Espero que estos restaurantes sirvan para que te enamores más de la ciudad de Lisboa. Ninguno de ellos tiene desperdicio y volvería a comer allí sin dudarlo dos veces. Y tú, ¿conoces alguno de ellos? ¿has ido a comer allí? Comparte tu experiencia con nosotros.

6 miradores impresionantes en Pontevedra ¡gratis!

Por nuestro paso por las rías baixas pudimos disfrutar de ciudades históricas, parques y bosques profundos, las mejores playas de España y también de acantilados de vértigo. Todos ellos ofrecían unas vistas panorámicas impresionantes. Pontevedra ofrece miradores preciosos para todos los gustos: con vistas a las rías, montes, océanos y ciudades medievales.

Si buscas los mejores miradores en Pontevedra (y gratis) no te pierdas estos seis que son una auténtica pasada para disfrutar a vista de pájaro de las maravillas que ofrece Galicia al viajero. #Galiciacalidade. Aquí te dejamos el mapa y si quieres saber por qué son los mejores…¡Sigue leyendo!

El mejor banco del mundo (Vigo)

Panorámica Ría de Vigo

Ubicado a las afueras de Vigo, en Redondela,está el denominado “el mejor banco del mundo” desde aquí podrás divisar la ría de Vigo, con el puente de Rande en primer plano, las bateas a lo largo de la ría y, si el día lo permite, las islas Cíes. Se ha hecho muy popular últimamente, y ha sido recientemente renovado, ya que sufrió daños. Ahora es metálico para que no puedan quemarse de nuevo.

El acceso puede que sea el más complicado de los que te proponemos; es por una carretera que te deja a 700 metros del banco. Después, el camino a pie es todo cuesta arriba por tierra y, después, por piedra. Te recomendamos que lleves calzado cómodo. Y la mejor hora, sin duda el atardecer. 

El mejor banco del mundo

Alto do Príncipe (Islas Cíes)

Alto do Príncipe

Las islas Cíes son todo un espectáculo en sí. Todo lo bueno que te cuenten de ellas, es verdad. Las islas más visitadas de las Cíes son la Isla de Faro y la Isla de Monteagudo. Ambas cuentan con dos miradores preciosos, pero si nos tuvieras que quedar con uno para ponerlo en el top de los miradores de Pontevedra, sería el Alto do Príncipe. 

El por qué, muy sencillo, desde aquí se puede ver todo el archipiélago que forman las islas Cíes en una sola vista, alineadas, con la playa de Rodas de fondo, considerada la mejor playa del mundo.  

El Océano Atlántico

La llegada hasta el alto es un camino de arena y roca de casi 3km (ida y vuelta) desde el puerto. Un camino no muy complicado que se puede hacer tranquilamente y contemplar el atardecer desde aquí.

Acceso al Alto do Príncipe

Mirador de Noalla 

Banco panorámico de Noalla

Aquí también nos encontramos un banco, esta vez, mirando al océano. Pero por lo que nos gustó este mirador de Pontevedra es por los acantilados que puedes ver desde el banco panorámico de Noalla. Tan abruptos como los Cliff of Moher de Irlanda, aunque no tan altos ni ventosos como ellos. 

Acantilados de Noalla
Acantilados de Noalla

Si buscas unos acantilados en las Rías Baixas pocos encontrarás tan bonitos y aislados como estos. El acceso es muy sencillo, la carretera te deja al comienzo de un sendero de tierra nada difícil. Eso sí, ten cuidado con asomaros en exceso a los acantilados. 

Miradoiro da Caeira (Poio – Pontevedra) 

Mirador de Caeira

Si buscas ver la capital desde las alturas debes acercarte a este mirador a las afueras de Pontevedra. Desde este mirador podrás contemplar el paso del río Lérez sobre los tres puentes de Pontevedra (O Burgo, de Santiago y Os Tirantes), el comienzo de la ría de Pontevedra y una vista privilegiada del casco histórico de Pontevedra.  

Vistas panorámicas de Pontevedra

El Miradoiro da Caeira se encuentra en una zona arqueológica donde podrás también petroglifos, grabados, de la era de bronce. La llegada en coche es muy sencilla, un parking te deja al comienzo de una pasarela de madera que te guiará por el mirador y por la zona arqueológica. 

Mirador de Siradella

Foto by Turismo Rías Baixas

Este mirador ubicado en el punto más alto de la península de O Grove ofrece unas vistas 360º de O Grove. No es fácil encontrarlo despejado, pero si tienes suerte, podrás ver desde este peñón la isla de La Toja, la isla de Ons, la playa de la Lanzada, la playa más famosa de Rías Baixas, y la ría de Arousa.  

Día nublado en el Mirador de Siradella

El acceso al mirador de Siradella es también muy sencillo, al llegar encontrarás un solar de tierra donde todo el mundo deja el coche antes de pasar la señal de prohibido el paso. Desde ahí tendrás que caminar unos 300 metros cuesta arriba, pero nada difícil. Pueden subir tanto niños como mayores sin problema.  

Con do Forno (Isla de Arousa)

Panorámica de la Isla de Arousa

Terminamos nuestro repaso a los mejores miradores de Pontevedra en el pequeño paraíso de naturaleza y aguas cristalinas de la isla de Arousa. Aquí se puede divisar la isla a vista de pájaro desde Con do Forno, el punto más alto de la isla (63 metros de altura). Este mirador está realizado por varias piedras gigantes traídas hasta aquí y culminado por la imagen del Corazón de Jesús. Desde lo alto se puede contemplar toda la ría de Arousa, el puente que une la isla con la península y, si el día está despejado, la península de O’Grove. 

Con do Forno

La llegada a él es sencilla, el coche lo dejas aparcado a unos 100 metros desde donde verás ya el mirador y unas escaleras de piedra te llevan hasta él. El último tramo ya son unas escaleras metálicas más inclinadas que llevan a la imagen del Cristo, pero puedes quedarte en el nivel inferior.

Ruta dos días en El Cairo

Dos días para recorrer El Cairo es tiempo suficiente para descubrir las bellezas de la capital de Egipto. Dentro de El Cairo podrás indagar más en la civilización más avanzada de la historia, así como, la evolución en el tiempo que ha experimentado. Te enseñamos qué ver y hacer en El Cairo para que veas qué hay más allá de las Piramides de Giza en esta ciudad.

Esta ruta estuvo dentro de nuestro viaje a Egipto que realizamos en una primera etapa en un crucero. Amanecíamos nuestro último día en el barco y visitamos los últimos puntos de interés en Aswan. Ya por la tarde nos dirigimos al aeropuerto para tomar un avión rumbo a El Cairo.  Otra vez, con casi dos horas de retraso, y siendo los únicos pasajeros de todo el aeropuerto despegamos de Aswan.

También aterrizamos más tarde, debido a una tormenta de arena que imposibilitó el aterrizaje. Tras todos estos inconvenientes llegamos a nuestro hotel en Giza. Como ya era tarde, cenamos y nos fuimos a descansar y prepararnos para nuestra ruta de dos días en El Cairo.

Día 1: Giza, Memphis y Sakkara y El Cairo Nocturno

Nos levantamos con la ilusión de por fin ir a las Pirámides de Giza, un sueño para nosotros. Nuestro hotel se situaba a unos 10 minutos en bus de las pirámides. Por el camino vimos el nuevo Museo Nacional que están construyendo. Tiene unas dimensiones impresionantes y albergará la mayor colección de arte egipcio de la historia. Esperan tenerlo terminado para el 2020. Habrá que volver para verlo…

Piramides de Giza

En el paquete contratado, de dos días en El Cairo, viene incluido la visita al reciento y la entrada al interior de la pirámide de Micerinos. En ningún paquete contratado te incluyen la entrada a la pirámide de Keops.

Se piensa que la maravilla del mundo del mundo antiguo son las Pirámides de Egipto, pero en realidad, solo lo es la Pirámide de Keops. Se le otorgó esta categoría por tener unas cualidades diferentes al resto, es totalmente igual por todas sus caras, inclinaciones, etc. Esto os lo contará mejor vuestro guía.

Hoy en día, sigue habiendo descubrimientos dentro de la Pirámide de Keops, nuevos pasadizos y salas son halladas después de tanto tiempo.

Otra anécdota sobre la Pirámide de Keops es que todo el pueblo de El Cairo participó en su construcción, hasta era un honor para ellos, y quien moría en la construcción era venerados por el resto de los allí presentes.

Entrar a la pirámide de Keops son 40LE, al cambio 3€ aprox. Por persona. ¿Merece la pena? Probablemente sí, pero al ir en grupo y con tiempos limitados, preferimos estar por el recinto y admirarlas por fuera. También el guía nos dijo que dentro no hay nada, esta vacía y si el propósito es entrar a una pirámide, mejor entrar a Micerinos.

Todas las pirámides estaban recubiertas de diferentes materiales, actualmente, solo quedan restos de la piedra caliza en la Pirámide de Kefren. Aparentemente es la más grande de las tres pirámides, pero solo es un efecto óptico ya que se sitúa en una colina más elevada que sus dos compañeras.

Esta pirámide es la única de las tres que no se puede visitar, actualmente, ya que ha habido desprendimientos internos en ella.

La pirámide de Micerinos cuenta con 62 metros de altura, pero igualmente impone. Fue la que pudimos visitar por dentro. Da un poco de claustrofobia bajar por rampas casi sentados, el espacio es limitado. Al llegar al final encuentras la sala del sarcófago, todo un bloque de piedra negra con grabados por fuera y por dentro.

La sensación de estar dentro de una pirámide es indescriptible, estás bajo toneladas de piedras que fueron colocados hace miles de años. Es como estar aislado del mundo moderno y enterrado a la vez.

Posteriormente, fuimos a un mirador para ver el conjunto de las tres Pirámides de Giza, una parada imprescindible para contemplarlas en todo su esplendor. También aquí te darás cuenta de la aglomeración de la ciudad de Giza y El Cairo tras ellas.

Si vas por libre puedes coger un camello aquí y dar una vuelta por el recinto y por el desierto. No lo aconsejamos, ayq eu el maltrato que sufren estos animales es a causa del turismo.

La Esfinge

Finalmente, cogimos el bus para visitar una de las estatuas más famosas del mundo, La Esfinge. Descubrimos el significado de esta estatua, el porqué de su existencia y aprendimos mucho de los ritos funerarios de la época.

Antes de llegar a ella se debe pasar por el Templo del Valle de Kefren. Hasta este templo llegaba el río Nilo, se descubrieron hace poco las barcas funerarias de Kefren en este punto, lo que indicaba que eran trasladados en barcas hasta su tumba con el significado de cruzar al otro mundo.

La Esfinge fue construida en la misma época de Kefren, por lo que se cree que es la imagen representada del faraón. Ha sufrido varios ataques como la desaparición de su nariz o su barba que se exhibe en Londres.

Hoy en día, tiene una ‘enfermedad’ que hace que se está desintegrando por dentro, la piedra se está deshaciendo en su interior. De hecho, las patas han sido restauradas. Están intentando parar esta desintegración, esperemos que lo logren, seria una pena perder esta preciosidad.

Finalizábamos así nuestra visita al recinto de las Pirámides y la Esfinge, un recorrido de más de tres horas que nos fascinó y que nos dejó con ganas de saber más de la fascinante historia de los faraones.

Memphis

Seguimos nuestra ruta de dos días en El Cairo con nuestra visita a Memphis, aunque antes de ir paramos en el Museo del Pergamino. Allí nos hicieron una explicación de cómo se fabrican y las diferencias entre uno verdadero y un falsificado. También aprovechan para vendernos, y aunque están genial deprecio y muy recomendables, nosotros no compramos. Puedes regatearles y te regalarán otras piezas. Además, te dan el certificado de autenticidad.

Ya sí que nos dirigimos a Memphis, tardamos como unos 40 minutos en llegar y vimos qué caos es El Cairo, el problema de suciedad que tiene y las costumbres egipcias.

Memphis fue la antigua capital del Antiguo Egipto, y aunque hoy en día es un pueblo con casa bajas, en la antigüedad estaba repleta de palacios y tremendamente decorada con estatuas. De esto no queda nada, el paso del tiempo y los saqueadores dejaron a la ciudad en un recuerdo borroso en la historia.

Aquí hay un pequeño museo de las obras que descubren en Memphis, al no tener espacio, la mayoría de las piezas están almacenadas en los sótanos del actual Museo Nacional de Egipto.

La joya de esta exposición es la estatua de Ramsés II de una sola pieza con 10 metros de altura. Un imprescindible si pasas dos días en El Cairo. Anteriormente debía medir 13 metros y estaba situada en la puerta, junto con una estatua gemela, del Templo de Ptah. Deteneos a observar la perfección de la estatua, en su perfil y las dimensiones descomunales.

En este museo al aire libre también encontrareis esfinges, mesas de momificación y obeliscos.

Al otro lado del río Nilo, y a unos 20 minutos en coche desde Memphis, se sitúa la necrópolis de Saqqara. Está en lo alto del valle y puedes observar la flora que existe alrededor del Nilo. Poblado todo de palmeras que se cortan al llegar a la cima del valle donde se convierte en desierto.

Saqqara

Saqqara constituía una réplica exacta de la ciudad de Memphis, pero en el otro mundo. De ahí que se situara en la otra orilla del Nilo. La importancia que tiene Saqqara se debe a varias construcciones ubicadas dentro del recinto.

La primera de ellas es el edificio más antiguo del mundo, el Complejo funerario del faraón Zoser. Fue construido por el primer arquitecto conocido de la historia, Imhotep, en el año 2650 A.C., es decir, este edificio tiene más de ¡¡¡4000 años!!! Y está en perfecta conservación. Este hecho se debe a que se utilizaron técnicas similares a los ladrillos actuales. Los bloques están tan pulidos que el sol se refleja en ellos, al tacto están suaves. Gracias a este edificio podemos ver cómo era Memphis en la antigüedad y sus dimensiones.

Pasado el complejo, nos encontramos con la Pirámide escalonada. La tumba del faraón Zoser y uno de los primeros intentos de pirámide. Hartos de robos y saqueos en el Valle de los Reyes, cambiaron la forma de enterrar a los faraones y nobles, estas construcciones, además, acercaban el cuerpo al Dios del Sol. Hubo muchos intentos hasta las pirámides de Giza, las más altas.

En el complejo de Saqqara también se puede ver a lo lejos la primera pirámide realizada, hoy en día casi destruida completamente; la pirámide truncada, ya que el faraón Seneferu, padre de Keops, al ver la construcción no quedo contento por la forma y mandó terminarla sin culminar la cúspide; y hasta 300 pirámides más de diferentes faraones y nobles.

Hoy en día, se siguen descubriendo pirámides en Saqqara.

Dentro de Saqqara tambíen pudimos entrar a una pirámide con unos jeroglíficos muy chulos. Fue una pasada ya que estábamos solos, a diferencia de Micerinos que era un caos.

Finalizada la visita en Saqqara fuimos a comer a un restaurante cercano y a descansar al hotel para la visita nocturna de El Cairo.

El Cairo nocturno

Sobre las 19h nos subimos de nuevo al bus para irnos al centro de El Cairo. Lo primero que vimos fue el Barrio de los Muertos, un barrio habitado asentado sobre el cementerio septentrional. En los inicios este cementerio se ubicaba a las afueras de El Cairo. Aquí los sultanes mamelucos construían sus esplendidos mausoleos para sus difuntos, con salas para pernoctar o hacer picnics. Posteriormente, para preservar las tumbas se contrataron a familias que cuidaran de las tumbas. Este hecho se fue extendiendo hasta el punto de crearse un barrio donde a día de hoy viven más de 50.000 personas.

Es un barrio un tanto peligroso, no deja de ser un suburbio. No se aconseja visitar en solitario y menos de noche. Es una pena ya que dentro de él está la Mezquita de Qaitbey, una de las más antiguas de Egipto muy bien conservada y decorada.

Posteriormente bajamos del bus en la zona alta de Al-Khalili, justo en la antigua entrada a la ciudad, en Bab al-Futuh, la puerta de las Conquistas, pudimos ver la antigua muralla de la ciudad. Siguiendo la calle llegamos a la mezquita de Al-Hakim, finalizada en el año 1013, nunca fue lugar de rezo. Es un sencilla pero muy limpia, toda ella es mármol blanco.

Caminando por la calle Al-Muizz li-Din Allah se llega hasta el famoso bazar de Al-Khalili. Aquí comenzarás a ver tiendas de lámparas, cobre, té, etc. Todo un espectáculo para la vista. Es muy recomendable perderse por estas calles, encontrarás joyas escondidas.

Para finalizar la visita, tomamos un té en el local más famoso de Al-Khalili, el café Fishawi. Un café decorado por grandes espejos que lleva más de 200 años abierto. Aquí egipcios y turistas se mezclan entre aguas del Nilo, té de hibisco y narguiles.

Terminábamos así un día más que completo y con mil horas de recorridos e historias. No es de extrañar que cayéramos en la cama a plomo.

Día 2 El Cairo más profundo

Ciudadela de Saladino

Con fuerzas renovadas afrontábamos el último día en El Cairo. Hoy empezábamos nuestras visitas en la Ciudadela de Saladino. Este recinto fue la residencia de los gobernantes de Egipto durante 700 años y fue mandado a construir por Saladino.

Dentro de la Ciudadela se encuentra la Mezquita de Alabastro, una réplica de la Mezquita Azul de Estambul; con la diferencia de los materiales. Cabe destacar el reloj que hay en el centro del patio; regalo de los franceses en contraprestación del obelisco de Luxor regalado a este pueblo y que está ubicado en la Plaza de la Concordia. Este reloj nunca funcionó.

En esta mezquita pudimos aprender algunos aspectos de la religión musulmana y cómo se distribuye la mezquita.

En las afueras de esta mezquita hay un mirador desde donde se puede ver toda la ciudad de El Cairo y Giza. Incluso si hace buen día, se pueden ver las Pirámides al fondo.

Terminada la visita a la Ciudadela, nos dirigimos al Barrio Copto, el barrio cristiano de El Cairo.

Barrio Copto

Si visitas El Cairo en dos días debes ir a este barrio. A simple vista no se encuentra este barrio, para adentrarte en él debes bajar unas escaleras y cruzar una puerta de hierro. Traspasar esa puerta es como adentrarte en otra ciudad; muy recatada, silenciosa y llena de espiritualidad.

Dentro de este barrio visitamos la Sinagoga de Benz Ezra, de madera muy bonita (no permiten hacer fotos) y la Iglesia de Santa Bárbara. Al ser Semana Santa lo estaban viviendo intensamente. Por este motivo no pudimos visitar el lugar donde se cree que María, José y el Niño Jesús se escondieron de la persecución del rey Herodes, en su huida a Egipto.

En este barrio encontrareis un mapa con el recorrido que hicieron a través de Egipto en esta huida.

Fue una visita muy interesante para conocer otras religiones diferentes al islam dentro de Egipto. Aunque reiteran que hay convivencia entre todas, la realidad es que parece ser que no, de lo contrario no tendrían ese carácter clandestino del Barrio Copto.

Museo de Egipto

Proseguimos nuestro día con el plato fuerte de la jornada: el Museo de Egipto. Un imprescindibles en una ruta de dos días en El Cairo. Como he comentado se está construyendo el nuevo museo, debido a varias causas.

La primera es el estado del edificio, el cual no tiene unas condiciones óptimas para albergar tanta historia.

La segunda es que, a pesar de las más de 120.000 piezas expuestas, tienen esta misma cantidad de obras almacenadas en sus sótanos. Además, se quieren unificar diferentes exposiciones que hay a lo largo y ancho de Egipto.

La tercera es tener unas instalaciones para poder seguir investigando y restaurando piezas de incalculable valor.

Visitar el Museo llevaría varios días si se quiere ver todas las salas. Nosotros estuvimos dos horas y se pasaron volando. Dentro de las diferentes salas verás barcas funerarias, estatuas de faraones inmensas, una replica de la piedra de roseta, estatuas con incrustaciones de piedras preciosas y un sinfín de información valiosa que hay llegado hasta nuestros días.

Aunque la joya de la corona es la colección del faraón más famoso de la historia (que no el más importante) Tutankamón. Ver la máscara funeraria de Tutankamón es una de las cosas que se tiene que hacer una vez en la vida. Es perfecta, preciosa y llena de detalles; al igual que sus sarcófagos, de oro y piedras preciosas y con jeroglíficos en el interior, verdaderas maravillas.

Debido a la muerte prematura de Tutankamón esta colección está inacabada, aún con esa premisa, el ajuar funerario del faraón es inmensa. Pararos a admirar joyas, camas, sillas, etc. Porque son verdaderas obras de arte.

Solo por ver la colección de Tutankamón merece, y mucho, la pena la visita al Museo de Egipto.

Hay una exposición aparte de momias por la que hay que pagar una entrada que no está incluida. Dentro de esta exposición la única momia más importante es la momia de la reina Hatshepsut. Si no queréis pagar, podéis ver más momias en el British Museum de Londres.

Al salir del museo, nos fuimos a comer a un barco en el Nilo, lleno de turistas; las típicas cosas que debes ‘tragar’ por ir en un viaje paquetizado.

Bazar Al-Khalili

Pasamos la tarde en el bazar de Al-Khalili haciendo las últimas compras del viaje, regateando y conversando con todos los comerciantes. La predisposición para negociar y dejarte ir de los egipcios nos sorprendió. En otros países como Marruecos, son demasiado insistentes, hasta el punto de agobiarte. Aquí nos sentimos a gusto comprando y visitando todas las tiendas posibles.

Finalmente, nos fuimos al hotel a ponernos “guapos” para ir a cenar, por última vez, en Egipto. Pero esta cena era especial, íbamos a cenar en la azotea de un restaurante frente a las pirámides. Ese día no había espectáculo de luz y sonido, por lo que nos tuvimos que conformar con verlas iluminadas. Así terminábamos nuestros dos días en El Cairo.

Regreso a Madrid

Este día fue nuestro regreso a España, nos recogieron bien pronto y fuimos directos al aeropuerto para coger nuestro vuelo.

Terminaba así nuestro pedazo de viaje a Egipto, donde pudimos disfrutar de un crucero precioso y de dos días en El Cairo. A quienes nos llamaron locos por ir a Egipto, decirles que… ¡Bendita locura por visitar este país! de peligroso no tiene nada y su gente es muy simpática y agradecida. Nos traíamos grandes historias, grandes recuerdos para toda la vida y un montón de regalos para toda la familia.

Ojalá nos volvamos a ver.

Consejos para preparar tu ruta por las islas griegas

Muchas son las dudas que asaltan cuando quieres viajar a las islas griegas. Es lógico, hay mas de 2000 islas en Grecia, unas más conocidas que otras, pero todas, seguro, igual de bellas.

Como es de esperar, es imposible ver todas en un viaje (o en varios), ni siquiera las más famosas. Por eso hay que organizarse bien el viaje para aprovecharlo al máximo y disfrutar, aún más de la bella Grecia.

Cuando me preguntan sobre cómo organizar un viaje a las islas griegas, siempre contesto lo mismo, es tan personalizado que no se puede dar una ruta predefinida. El viaje dependerá de muchos factores, por lo tanto, es muy difícil generalizar. Es por eso por lo que te dejamos 10 consejos útiles para organizar vuestra ruta por las islas griegas.

Escoger el plan del viaje

No es lo mismo que busques un viaje con amigos, os vaya la marcha y queráis ver amanecer, que viajes con familia, o con pareja, y busquéis relax y puestas de sol bellas.

Hay islas más animadas que otras, de todos es sabido que Mikonos es la reina de las islas en fiestas nocturnas. Aunque también tiene su parte relajada, pero el ambiente fluirá bastante. Otra isla muy animada es Creta, que igualmente su parte más oriental está “casi” sin explorar/ explotar.

Si buscas un viaje para desconectar y relajarte, busca mejor las islas más pequeñas y “desconocidas” donde no vayan los cruceros. Como por ejemplo Naxos, Ios, Zakinthos o Milos.

Presupuesto y días… ¡Fundamentales!

Es lo que marca la diferencia de cada viaje.

El tiempo: si tienes una semana, solo podrás ver dos islas y Atenas, por ejemplo. Pero si, en cambio, tienes dos semanas, podrá darte tiempo a conocer cinco islas y Atenas. Suficiente para irte con una idea de lo que es el estilo de vida griego.

El presupuesto: hay islas más caras que otras. Sobre todo, en temporada alta, cuanto más grande sea la isla, más recursos tendrán y, en consecuencia, los precios variarán “menos” que en otras temporadas. En cambio, las islas pequeñas, con escasos recursos, aprovechan la temporada alta para hacer su “agosto”.

Esto no quiere decir que las islas grandes sean más baratas, ya que los comerciantes lo sacarán por otro lado. La ley de la oferta y la demanda…

Ver combinaciones de ferrys

Hay miles de combinaciones y horarios, y no todos son compatibles con tu viaje. Puede que un trayecto tarde 2 horas y otro, 12 horas. Tienes que valorar el tiempo que tienes para tu viaje y cuanto quieres pasar en el ferry. La verdad es que suelen ser muy puntuales, y solo tienes que estar media hora antes de que salga el barco. Puedes aprovechar el tiempo moviéndote en ellos.

Además, existen varias compañías de ferrys, con diferentes trayectos y horarios. Puedes comparar trayectos, horarios y precios en este buscador.

Nosotros pillamos huelga de ferrys, pero pudimos ubicarnos en otro barco. Nos trastocó un poco el viaje, pero no fue tan malo como esperábamos. Cuenta con estos inconvenientes también.

Reservar con antelación los hoteles

 

En las islas el alojamiento es limitado, sobre todo en las más famosas y pequeñas. Como ya hablamos en nuestro post de preparativos, en islas como Santorini se agota el alojamiento muy rápidamente en verano. Puede que no escojas el hotel con piscina cerca de playa que quieres y tengas que ceder en algunos aspectos.

Pero las islas son muy pequeñas y tendrás mar (si es lo que quieres) muy cerca. No sufras. En otras islas, como Ios, al ser muy pequeña escasea y puede que tengas que mirar opciones como Air bnb.  Tendrás que adaptarte a la isla.

Decidir los días en cada isla

Oia no puede faltar

Hay algunas que necesitan más tiempo que otras. Tendrás que decidir, igualmente, cuanto quieres moverte. Con todo lo que implica: check in, check out, descubrir la isla, alquilar coche, etc.

De media puedes estar en unos 2-3 días por isla para conocerla. Esta claro que dependerá de lo grande que sea.

Una pregunta que me hacen mucho es, ¿Cuánto tiempo es necesario para conocer Santorini? Y la respuesta es la de siempre: Depende. Si quieres conocerla a fondo 4 días, si solo quieres ir a Oia y alguna playa con 2 días suficiente.  Todo dependerá de tu tiempo y lo que esperes del viaje.

El avión también es una opción

Algunas islas, y no necesariamente las grandes, disponen de aeropuertos. Busca en Skyscanner algunas combinaciones posibles de islas, puede que te sorprendas y ahorres tiempo y dinero.

Visitar Atenas

Si entras y sales de Grecia por Atenas, resérvate un par de días para conocer la capital. La Acrópolis, el barrio de Monasteraki, el monte Licabeto y el estadio olímpico, lo merecen.

Si ya conoces Atenas, puedes desplazarte a otras zonas de interés cercanas, la península del Peloponeso con la ciudad de Olimpia o adentrarte en Grecia hasta llegar a la increíble Meteora pueden ser otras opciones.

Alquilar un medio de transporte

Playas paradisiacas

El transporte en las islas es muy lento. Solo hay una o dos líneas de bus y pasan cada mucho tiempo. Además, puedes encontrarte con autobuses llenos y tengas que esperar al siguiente, o cancelados y tengas que tomar un taxi.

Por otro lado, los taxis son más caros y no te dan libertad de pararte donde quieras. Así que para nosotros la mejor opción es alquilar un coche, moto o lo que quieras. De esta forma, también podrás buscar sitios recónditos y desconocidos en las islas.

Como os comentamos en el post de los preparativos, espera a alquilarlo allí con ofertas de última hora y regatea, ¡que se puede! Eso sí, la gasolina es más cara que en España.

Esperamos que con estos consejos puedas definir tu viaje por las islas griegas. Si aun así, tienes dudas, ponte en contacto con nosotros a través de los comentarios o el formulario y te ayudaremos a preparar tu viaje para que sea inolvidable.

¿Dónde comer en Santorini?

La gastronomía griega es muy famosa en el mundo entero. Mediterránea, con grandes sabores, olores y colores, es muy similar a la española. Para los griegos la comida es una parte muy importante de su cultura, un motivo para juntarse la familia y los amigos y disfrutar. En Santorini abundan buenos restaurantes donde comer pescado recién pescado o carne a la brasa con un sabor exquisito, pero hay que tener cuidado porque comer en Santorini puede salirte muy caro o muy barato.

Te enseñamos un pequeño listado de dónde comer en Santorini a muy buen precio a lo largo de toda la isla. Todos ellos muy cercanos a algunos de los imprescindibles de Santorini. Επωφεληθείτε!

Tzanakis

Queso Feta frito

En el comienzo del pueblo de Megalochori se encuentra esta taberna muy tradicional. Sin apenas ruido y gente (en pleno agosto) puedes disfrutar en este restaurante de auténtica comida local. Desde pescados del día, su famoso queso feta o estofados de carne muy sabrosa. Es nuestra primera recomendación para comer en Santorini por ser comida preparada como si estuvieras en casa de una abuela griega.

Además, el trato es super cercano… y los precios rondan los 9€ por persona. 100% recomendable, casi un imprescindible más de Santorini.

Grandma´s recipes

Que no falten los gyros

Dentro de la localidad de Perissa, donde nos alojamos, se encuentra este restaurante. De estilo playero, ofrece comida muy buena y barata. Es famoso por sus gyros, como un kebab pero con pan de pita, mucho mas gordito, relleno de carne (pollo o ternera) ¡muy rico! incluso de patatas fritas. Estos gyros son más grandes que ¡¡nuestras cabezas!! Asique te llenan bastante y no cuestan más de 5€. ¡ah! Sus ensaladas tampoco tienen desperdicio…

Nos gustó tanto que repetimos dos veces en nuestro viaje a Santorini.

Anestis

Anestis

Este pequeño local lo descubrimos por Tripadvisor, y fue todo un acierto comer aquí en Imerovigli, donde todo es caro. De estilo local y un local muy bien decorado, la comida es de gran calidad y a muy buen precio. Probamos el pulpo a la parrilla y nos quedamos con ganas de más. Ofrece unas vistas muy bonitas de la isla al estar en lo alto de Imerovigli. Si queréis probar autentica comida griega en Santorini sin dejaros un pastizal, acercaros a este restaurante. Los precios rondan los 10€ por persona.

Pulpo a la brasa

Atlas pizzeria

En la misma carretera de Perissa y muy cercano que el Grandma´s recipes. Nos topamos en este restaurante por casualidad, vagando sin saber donde cenar, fue un descubrimiento. Si queréis comer en Santorini una pizza que nada tiene que envidiar a las de Italia, os aconsejamos este restaurante. La pizza artesana hecha en horno de piedra nos encantó. ¡ojo! Las pizzas son de un tamaño considerable, por lo que tened cuidado, sino reventareis…

Nick the grill

Mega gyro

En la capital, un verdadero caos de gente en pleno verano donde turistas y cruceros se juntan en un pueblo, no es fácil encontrar un restaurante donde comer en Santorini con las 3B. Así que dando un paseo por Fira, nos encontramos con este puesto de comida que nos llamó mucho la atención por su mega pita wrap (un mega gyro). Con uno para dos personas es suficiente para comer y por ¡solo 7€ por persona!

Thireos

Langostinos con queso feta y tomate

Si queréis algo más de categoría en Perissa en Thireos degustaréis platos típicos de Grecia con una vuelta de tuerca. La terraza justo al lado de Atlas pizzería, ofrece un ambiente muy agradable con música en directo, algunos días, y comida con mucho sabor.

Os recomiendo los langostinos con tomate y queso feta, no he probado comida con más sabor que esta.

Una pega del restaurante, no vayáis con prisas, el servicio es un poco lento, incluso con el salón medio vacío. Suponemos que aquí se estila el slow food.

Asterias

Aunque no lo conocimos, nos quedamos con muchas ganas de ir. Si quieres sorprender a tu pareja, llévala a cenar a esta terraza sobre el mar. Nos llamó la atención por ser un local que combinaba la comida local, con una puesta de sol increíble y estar al nivel del mar. ¿qué más se puede pedir para una cena romántica?

Consejos para elegir un buen restaurante en Santorini

Santorini es una isla muy masificada, sobre todo en verano, aun con esto, es posible encontrar restaurante donde encontrar buena comida local a un buen precio, o por lo menos no imposible. Aquí te dejamos algunos consejos para disfrutar de esta gastronomía tan rica…

  • Alejate de los centros turísticos. Comer en Oia o Fira es casi imposible, además, encontrarás locales abarrotados de gente procedente de cruceros que tienen en tiempo contado para conocer la isla en un día. Si te entra el gusanillo puedes comprar algún snack o bollo salado en estos pueblos para saciar el hambre…
  • Los gyros siempre son una buena opción. Como he comentado, son una especie de kebab pero con pan de pita, tu puedes elegir el relleno y las salsas.
  • Si no eres fan de los “kebabs” prueba el souvlaki, es como un pincho moruno. Lo mismo que los gyros pero todo en un plato, para no mancharte las manos.
  • No te dejes engañar por las apariencias. No por ser un sitio pequeño o antiguo el restaurante es malo, todo lo contrario, son muy tradicionales y los locales regentados por familias tienen la comida más auténtica de la isla.
  • Casi todos los restaurantes suelen tener platos del día, pescado recién pescado o un guiso de carne con muchas especias ¡¡¡prueba todo!!!
  • La comida griega no es picante pero sí muy especiada. Estate atento si alguna de ellas no te gusta demasiado.
Cúpulas de Oia

Comer en Santorini es tan imprescindible como fotografiar sus famosas cúpulas. Su gastronomía completa un viaje redondo a las islas griegas, ya que quedarás tan encantado con su variedad y sabores que los recordarás toda la vida.

10 imprescindibles de Santorini

En todo viaje que se precie a la más famosa de las islas griegas no puede faltar estos 10 imprescindibles de Santorini. La isla enamora por su pureza, esas casas blancas con cúpulas y puertas azules, vistas de infarto en su caldera, calles serpenteantes impolutas (pero llenas de gente).

La mayoría de los turistas provienen de los cruceros por las islas griegas, lo que solo les deja para descubrir esta preciosa isla tan solo un día. Tiempo insuficiente para apreciar todas sus joyas, algunas de ellas algo ocultas. En nuestras vacaciones en Grecia, pasamos cuatro días geniales en la isla de Santorini, descubrimos playas muy diferentes, puestas anocheceres de escándalo, rincones muy fotogénicos y pueblos ¡sin apenas turistas! Para que visitéis y exprimáis vuestro viaje a Santorini, os contamos nuestros 10 imprescindibles de Santorini, ¿comenzamos?

Atardecer en Oia

Panorámica de Oia

Es una de las atracciones más famosas de Santorini, y con razón. El sol se refleja sobre la ladera de Oia de forma mágica, tiñe las casas blancas con una luz preciosa. Cada día el atardecer es diferente, pero todos igual de bonitos. Como consejo, revisa a qué hora se pone el sol y prever ir, como mínimo, una hora y media antes. Primero para coger un sitio decente y, segundo, para no perdértelo.

Fira

Fira

La capital de Santorini está llena de vida. Recorre sus calles llenas de tiendas, piérdete entre sus callejones, sube hacia el norte hasta poder ver toda la ciudad a tus pies. No te pierdas su dos catedrales, la católica y la ortodoxa.

Buscar las 3 cúpulas de Oia

Vista de las trres cúpulas de Oia

Otras de las atracciones imprescindibles de Santorini, esta estampa tan típica de la isla está muy concurrida, por eso os recomendamos que madruguéis y vayáis directa a la calle donde hace esquina una joyería, os lo enseño en la foto. Si vais antes de que lleguen los turistas de cruceros por las islas griegas os saldrán fotos preciosas.

Callejón para llegar a las cúpulas

Playa Roja – Kokkini

Playa roja

Es la playa más famosa de la isla de Santorini. El contraste de sus acantilados rojos y su agua turquesa hace que sea un lugar imprescindible de Santorini. No os quedéis en la bajada, como hacen todos los turistas, caminad y veréis al final un chiringuito, aquí el agua está más limpia. Si no queréis coger el coche para moveros de playa en playa, podéis coger el barco-taxi que pasa cada 5 minutos, os lleva a la playa roja (Kokkini), palaya blanca (Aspri) y playa negra (Pigadia).

Playa Vlychada

Atardecer en Playa Vlychada

Para nosotros la mejor de Santorini. Sus acantilados blancos erosionados de una forma muy singular y sus aguas tranquilas y sin masificaciones, hacen de esta playa el lugar de relax que tanto buscas en Santorini. Aquí parece que Gaudí hubiera pasado por esta playa y dejado su huella. El anochecer es impresionante en la playa Vlychada.

Trekking de Fira a Oia

Oia de fondo

Caminarás por todo el acantilado de la isla, con la caldera a tus pies y de fondo verás como se va acercando Oia y sus cupulas azules. Por el camino te encontrarás iglesias pequeñas con el mar de fondo. En total son 9 km de un camino más o menos llevadero. Pero no lo hagáis bajo el pleno sol, no hay apenas sombra para refugiarse. Puedes empezarlo por Oia y terminar en Fira y viceversa.

El corazón de Santorini

El corazón deSantorini

Para nosotros el imprescindible de Santorini por excelencia. Nada conocido y encima escondido. Aquí puedes tener una puesta de sol casi vacía y con un campanario escondido a los pies del mar. El corazón es una cavidad en la roca con esta forma y por la que puedes ver Fira y Oia. Lo encontrarás bajando unas escaleras. Pero párate a disfrutar del atardecer en este lugar tan romántico.

Iglesia de Agios Nikolaos

Conocer los pueblos del interior (Megalochori y Emporio)

Calles de Megalochori

No todo es costa en Santorini. Sus pueblos del interior también tienen su encanto. Recorre y déjate perder por las calles de Megalochori y Emporio. Sus callejones esconden rincones preciosos. Además, encontrareis verdaderas joyas de la gastronomía, lejos de las “turistadas”. Si te gusta el vino, no dejes de visitar una de sus bodegas.

Calles de Emporio

Puerto de Ammoudi

Puerto de Ammoudi y sus escaleras

A los pies de Oia se encuentra este puerto pesquero. Sus casas de colores y su agua cristalina y turquesa es un imprescindible de Santorini. Que no te de vergüenza y date un baño en sus aguas, necesitarás estar fresquito para subir los más de 500 escalones hasta llegar de nuevo a Oia. Por favor, no uses los burros para subirlas.

Probar toda la gastronomía griega

Gastronomía griega

Un imprescindible de Santorini con mayúsculas. Toda la comida griega es una delicia. Los sabores tan naturales y potentes, sus colores, sus texturas… son una maravilla. No dejes de probar el queso feta, el tzatziki o el pescado fresco diario a la parrilla. ¡Os encantara!

Hasta aquí nuestros 10 imprescindibles de Santorini. Una isla llena de luz, pureza y naturaleza. Donde puedes encontrar lugares abarrotados, pero también tranquilidad y relax.

Ruta 9 días en Escocia

Si me llegan a decir esto antes de ir a Escocia no me lo creería. Una ruta de 9 días en Escocia no es tiempo suficiente para conocer bien este país. Escocia tiene tantos lugares que visitar y tan bonitos, que te quedas embobado un buen rato en cada uno de ellos, y cuando te quieres dar cuenta no te da tiempo a visitar todo lo que te habías propuesto.

Escoge bien los sitios que quieres ver y disfrútalos. No satures tu viaje porque pasarás más tiempo en el coche o bus que en otro lado. Si te gusta, ya tendrás ocasión de volver a Escocia. El dicho ‘menos es más’ cobra mucho sentido en Escocia.

En nuestra ruta de 9 días en Escocia  visitamos Edimburgo, Stirling, el Parque nacional de Loch Lomond y Trossachs, Fort William, Isla de Skye, Ullapool y el Lago Ness; entre otros pueblos más que detallo cada día.

Yo lo llamo ‘La ruta in-completa’ porque, aunque hicimos bastantes cosas y muy variadas, no nos dio tiempo a hacer todo lo que teníamos programado. Así que tocará volver a completarla.

Comencemos la ruta de 9 días en Escocia:

Día 1 y 2: Edimburgo

Estos dos días los dedicamos enteramente para descubrir la capital de Escocia. Nosotros la primera mañana hicimos un free tour. Nos encanta porque te sitúan en el contexto histórico de la ciudad y el país y te descubren las localizaciones importantes para que tú, después, puedas ir a hacerte fotos en ellas.

Un recorrido perfecto para dos días en Edimburgo con un free tour incluido y visitas al Castillo sería:

Día 1:

  • Por la mañana free tour de 3 horas y el Museo Nacional.
  • Por la tarde Greyfriars Cementery, Grass Market, Victoria Street y Arthur´s Seat.

Día 2:

  • Por la mañana el Castillo de Edimburgo, la Royal Mille y la Catedral de Edimburgo.
  • Por la tarde los callejones de la Royal Mille, Old Town y Calton Hill.

Este recorrido supone disfrutar de todos los puntos, haciéndote fotos, recorriéndolos, parándote en tiendas, beberte una pinta en pubs, disfrutar de la música callejera, etc.

Te dejo el enlace de ’10 cosas que ver y hacer en Edimburgo’.

Día 2: Stirling

Nosotros el segundo día, de nuestra ruta de 9 días por Escocia, cogimos el coche por la tarde y pusimos rumbo a nuestro primer destino: Stirling. Aquí nos interesaba el Castillo, muy bien conservado, y el casco histórico, que conserva el encanto de antaño.

Como llegamos tarde y el castillo estaba cerrado (cierra a las 18h.) dimos una vuelta por la Old town viendo los puntos más importantes:

Holy Rude, es decir, el cementerio de Stirling con unas tumbas y mausoleos muy bonitos y un mirador con el castillo de fondo.

Argyll’s Lodging y Mar’s Wark, una casa señorial cerca del cementerio con una fachada imponente. Se puede visitar con la entrada del Castillo.

Hospital de Cowane, da un poquito de miedo, imaginándote alguna peli de terror y sillas de ruedas antiguas apareciendo por las ventanas desde la calle.

Puente de Stirling, un bello puente con una historia sangrienta, donde William Wallace ganó la batalla del Puente de Stirling.

Monumento a William Wallace, más allá del puente se divisa el monumento al escocés más famoso de la historia. Merece la pena subir y contemplar el principio de las Highlands y Stirling a vista de pájaro.

NOTA: este monumento no está incluido dentro de la Explorer Pass. Su entrada cuesta 10,50 libras.

Día 3: Castillo de Stirling y Parque Nacional de Loch Lomond

Nos levantamos pronto para estar los primeros en el castillo y verlo sin gente. Acertamos, solo había un par de grupos de turistas y, como nosotros teníamos comprada la Explorer Pass, vimos el castillo a solas mientras los guías compraban sus entradas.

El Castillo de Stirling está magníficamente conservado, tanto es así, que te puedes imaginar cómo era la vida en él cuando estuvo habitado. Además, encuentras representaciones por las estancias recreando oficios de la época, canciones, tareas diarias, etc.

No te pierdas el Palacio Real, restaurado con las pinturas originales en las paredes y mobiliario de la época, así como, el Salón Real en el que te sentirás el Rey del Castillo.

Dentro del castillo, tienen una sección dedicada a los niños, donde pueden ver, oler y meterse dentro de la vida del castillo. Hasta tienen trajes medievales para que se los prueben los niños… y no tan niños.

Después de disfrutar del castillo que más nos gustó en nuestra ruta de 9 días en Escocia,  durante aproximadamente 2 horas o 2 horas y media, pusimos rumbo al Parque Nacional de Loch Lomond.

Concretamente fuimos a Balmaha y tardamos unos 40 minutos desde el castillo de Stirling. Desde Balmaha sale un sendero hacia Conic Hill, una colina de 361 metros con un camino más o menos empinado, pero desde donde disfrutas de unas vistas del Lago Lomond impresionantes.

Ascender a esta colina supone unas 2 horas entre la subida y la bajada, pero se disfruta mucho. Lo recomiendo 100%.

NOTA: llevar calzado de montaña o por lo menos de senderismo, el terreno es de arena, roca y barro.

Una vez acabamos esta ruta teníamos pensado ir a un castillo en ruinas, pero no nos dimos cuenta de que estábamos al lado y nos lo pasamos. Os dejo el nombre para que lo visteis porque tenia una pinta muy buena ‘Buchanan Castle’ en Drymen.

Posteriormente paramos en Luss, un pueblecito con casitas bajas en la orilla oeste del lago. Dar un paseo por este pueblo es un placer, perderte por sus calles, quedarte un buen rato viendo el lago desde la orilla, visitar su iglesia con tumbas centenarias y salir por la puerta trasera del cementerio, llegar al rio, etc. Haz un alto en el camino en este pueblo antes de entrar en las Highlands.

De camino a Fort William, donde teníamos nuestro hotel, hicimos un alto en el camino para ver las cascadas de Falloch (Falls of Falloch) están a 3 minutos andando desde el parking que está al lado de la carretera. Son unas cascadas pequeñitas pero bonitas, y para matar el gusanillo de ir viendo tantas por la carretera, está bien.

Cuando volvimos al coche, de repente empezamos a ver campos inmensos que daban ganas de parar en todos lados para hacer fotos. ¡Ya estábamos en las Highlands!

En la carretera y, casi ya dentro del valle de Glencoe, está el mirador de Loch Tulla, de parada obligatoria para admirar el paisaje que tienes delante.

Para llegar a Fort William teníamos que pasar por Glencoe, pero como ya se hacía tarde, decidimos dejarlo para el día siguiente e ir derechos a ver la puesta de sol en un sitio único.

Casi dos horas después de salir de Luss, con varias paradas para contemplar el paisaje y hacer fotos, llegamos a nuestro destino: el castillo Stalker. Un castillo enclavado en un islote en medio del lago Creran.

Toda una maravilla, además, estábamos solos. La paz y la calma que se respiraba en este lugar era especial. La puesta de sol tras el castillo fue preciosa: el juego de luces, con el agua y la niebla fue maravilloso. No es muy conocido, pero yo volvería de nuevo y lo recomendaría a mis amigos.

Tras ver el castillo, ya si que nos dirigimos a nuestro hotel en Fort William.

Este día fue intenso y vimos muchas cosas y todas ellas preciosas, un día muy bien aprovechado.

Día 4: Valle de Glencoe

Este día comenzó haciendo una ruta por el valle de Glencoe. Volvimos hacia atrás por la carretera, que habíamos pasado el día anterior, y nos paramos primeramente en el parking de la ruta de The Buachaille’. Vimos que la gente se quedaba en la roca más cercana a la carretera y no se adentraban en el valle; todo un error, porque una vez te adentras un poco, te encuentras rodeado de montañas inmensas que, ni en sueños, nos imaginábamos. Caminamos unos 30 minutos y nos dimos media vuelta para ir a nuestra siguiente parada.

Dos kilómetros más adelante paramos en Meeting of the Three Waters’. Una cascada donde confluyen las aguas de 3 fuentes diferentes. Párate y encuentra las 3 fuentes de donde mana el agua.

NOTA: A lo largo de todas las carreteras de Escocia, encontrarás arcenes donde puedes pararte ¡Aprovéchalos! Algunos de estos espacios se dedican a dejar pasar a los coches del sentido contrario, por ser demasiadas estrechas las carreteras para que pasen dos coches a la vez.

Otros 2 kilómetros más adelante, te encuentras con otro parking, el de las conocidas ‘The Three Sisters’. Tres imponentes montañas que se exponen delante de ti con toda su grandeza. Esta es una parada obligatoria para conocer Glencoe.

Nosotros hicimos un recorrido que sale desde la izquierda y llegamos a ver una cascada preciosa sobre el rio Coe.

Con esta ruta nos despedíamos del valle de Glencoe, al que hubiera dedicado un día entero… ¡y más! Pero teníamos que continuar.

Disfrutamos tanto el valle que se nos hizo tarde para ver el tren Jacobita en el viaducto de Glenfinnan, pero si tenéis oportunidad de verlo, desde aquí tenéis 40 minutos de camino.

Los horarios para verlo mejor son: a las 11m y a las 13pm. Id con tiempo, puesto hay mucha gente y el parking es limitado. Nosotros lo veremos en el próximo viaje a Escocia (ya tenemos excusa).

Ya que perdimos la oportunidad de ver el tren, nos dirigimos a otro punto de interés, que además nos pillaba de paso: el castillo de Eilean Donan. Este castillo es famoso por ser el escenario de ‘Los Inmortales’. El trayecto es de unas dos horas.

A los pies del lago Duich, este castillo también es famoso también por otras películas como Braveheart. La entrada no está incluida en la Explorer Pass; aun así, es una parada en el camino a la isla de Skye en la ruta de 9 días por Escocia.

Nos encontrábamos ya muy cerca de nuestro destino, la isla de Skye. Para llegar a esta isla hay que cruzar el puente por Kyle of Lochalsh, visitamos el pueblo de Kyleakin, pero llovía tanto que nos volvimos al coche y fuimos directamente a la capital de Skye.

Portree es el pueblo más grande de la isla de Skye y donde se encuentra la mayoría de los alojamientos. Suele ser la base para visitar todos los rincones de la isla.

NOTA: los restaurantes de este pueblo suelen cerrar cocinas a las 21.30pm, e incluso algunos no abren a la hora de la cena o están completos en temporada alta si no reservas, así que ve a cenar pronto si no quieres irte a la cama sin comer.

Día 5 y 6: Isla de Skye

El día hoy no acompañaba, llovía constantemente, pero la ruta que teníamos planificada era recorrer la isla por la costa e ir viendo los diferentes puntos clave de la isla.

NOTA: El clima en la isla de Skye es más radical que en el resto de Escocia, es muy húmedo y llueve prácticamente a diario.

Nuestro plan de viaje, para los dos días, incluía la visita a los siguientes puntos:

Old Man of Storr: Una montaña que se te presenta con una niebla imponente, pero cuando te vas acercando ves más factible subirla. Desde arriba hay una vista preciosa de la isla con el mar de fondo. Una postal de película.

Existen varias rutas alrededor de la montaña, si tienes tiempo haz alguna.

Kilk Rock/Mealt Falls: Es la foto típica de Escocia, unos acantilados altísimos de donde surgen cascadas dignos de pararse en ellos un rato. Una parada corta en la carretera, cerca del punto anterior, pero que disfruta como un enano.

Quiraing: Llegar hasta esta montaña cuesta un poco, es como subir un puerto de montaña, pero en sentido contrario y sin apenas espacio en la carretera. Una vez que llegas arriba, se extiende frente a ti unos prados enormes elevados e infinitos. Te das cuenta de que ha merecido mucho la pena subir hasta aquí. Particularmente, me sorprendió mucho porque no me esperaba para nada estas vistas. Se convirtió en uno de mis imprescindibles en una ruta de 9 días por Escocia.

Neist point Lighthouse: Otro punto famoso de Escocia. En este faro, si el día os acompañan, podréis ver las islas Hébridas. Llegar hasta él, igual, tiene tela con la carretera que no ves quien viene de frente, pero esta guay.

Dunvegan Castle: Está muy bien para refugiarte de la lluvia, además, es el monumento más visita de la isla (y posiblemente el único). La entrada cuesta 12 libras. También tiene unos jardines muy bien cuidados. Nosotros no pudimos entrar porque iban a cerrar. Abren hasta las 17.30pm.

Fairy pools: A los pies de las Black Cuillins, una cadena de montañas rocosas en Escocia, se localizan las Fairy Pools. Unas piscinas naturales azules con agua extremadamente cristalina. Atraen a aventureros de todo el mundo, que se sumergen en sus aguas para hacer nado extremo. Los que prefieren quedarse afuera, aprovechan para sacar fotos en el lugar.

NOTA: Llévate botas de montaña, hasta llegar a ellas deberás pasar por riachuelos, barro, grava, etc. También nos dijeron que los mejores días para ir a visitarlo son los lluviosos, ya que cuando está seco la gente se resbala mucho más y hay accidentes.

Otro punto de interés es ‘Coral Beach’, debido a la lluvia no pudimos verlo (check para el próximo viaje).

De un punto a otro hay de media unos 30 minutos en coche y se te pasa el día volando, por lo que escoged bien lo que visitáis y disfrutadlo. También los trayectos están chulos. Veréis vacas peludas, casitas en medio de la nada, cabinas de teléfono inglesas en el campo, cascadas, prados y un largo etcétera.

Día 7: De camino a Ullapool

Esta jornada lo planteamos de carretera pura y dura, pero a lo largo del camino vimos pueblos encantadores que no son nada conocidos. Teníamos que ir hasta Ullapool para hacer noche allí y al día siguiente ir a Inverness pasando por unas cascadas.

Nos gustó mucho descubrir cascadas escondidas y poco conocidas, pero si no disponéis del tiempo suficiente, podéis ir directamente desde la isla de Skye a Inverness. Incluso desviaros y ver alguno de estos pueblos de camino.

Erbusaig: el pueblo en sí no tiene nada, pero estábamos tan tristes de no haber visto a vacas peludas típicas de Escocia que, cuando las vimos, nos paramos a hacernos fotos con ellas. Había muchas en una pradera en frente de las casas, sin cerca ni nada. Así que nos acercamos a ellas, con prudencia.

Plockton: este pueblecito pesquero en medio de una bahía es muy bonito, a la par que tranquilo. Sus casas, todas con vistas a la bahía, son únicas, y el Castillo de Duncraig se aparece en la otra orilla. Actualmente el castillo es un hotel, que está cerrado por reformas. Disfrutamos de una comida muy rica en la orilla. Todo perfecto, ¡hasta salió el sol!

Fiordo de Torridon: hasta llegar aquí pasamos por una de las carreteras más bonitas de Escocia. En pleno bosque, rodeados de árboles y arbustos que, cuando se abrían, dejaban paso a unas vistas al mar. Era como estar en una película de fantasía.

Si que es verdad, que llegar al Fiordo y verlo ahí en medio del mar fue desilusionante. Nos esperábamos otra cosa; por lo que yo no lo recomiendo para ver.

Ullapool: después de más de dos horas de camino llegamos por la tarde a Ullapool. Un tranquilo pueblo pesquero con un puerto bastante grande. Aunque es pequeño tiene su encanto. Puedes darte un paseo y ver todas las casas mirando al mar y todas ellas blancas. Puedes hacer base aquí para ir al este o seguir al norte.

A pesar de parecer poco recorrido para este día, la verdad, es que tuvimos mucho coche y se pasó volando. Fue el día más pesado en cuanto a coche.

[themoneytizer id=»23104-1″]

Día 8: Inverness y Lago Ness

O el día de las cascadas, jeje. De camino a Inverness teníamos programada la visita a tres cascadas a cuál más bonita.

Desde Ullapool, y a escasos 10 minutos en coche, vimos nuestra primera cascada del día: Cascadas de Measach. Para llegar a ellas debes coger la salida a la carretera A832 desde la carretera de Ullapool (A835) y, un minuto después de coger esta carretera, verás el parking. Bajar hasta ellas es un paseo de 5 minutos entre árboles y flores agradable. Cuando llegas allí no ves la típica cascada vertical, sino más bien está debajo de tus pies. Súbete al puente para admirarlas y sentir un poco de vértigo.

Más adelante, hicimos nuestra siguiente parada en Roggie Falls, a 30 minutos en coche. Desde la carretera se ve muy bien el parking y puedes llegar a ellas por dos senderos, el corto y el largo. Tienes señales que te indican ambos caminos. El sendero corto te lleva en 5 minutos y es un camino muy cómodo. La cascada es muy bonita y merece la pena verla por ambos lados del puente.

Cuando estuvimos vimos a dos pescadores de salmones, e incluso vimos algún que otro salmón saltando río arriba.

Después de admirar esta maravilla de la naturaleza, visitamos el pueblo de Cromarty. Es un pueblo singular. Te recibe con unas plataformas petrolíferas bastante horribles y enormes, pero el centro histórico lo compensa. Este centro histórico data de la época medieval y cuenta con una iglesia y un cementerio centenario. Si tienes tiempo, da una vuelta por este pueblo tan peculiar de la costa este. Sí sí, ya has cruzado del oeste al este de la isla. Además no es nada típico en las rutas de Escocia.

Posteriormente, pusimos en el GPS ‘Fairy Glen’, unas cascadas de cuentos de hadas. El GPS nos dejó justo en la entrada más cercana de las cascadas, y el final de un sendero que parte del pueblo de Rosemarkie. No nos queríamos perder este sendero, de fácil recorrido, y lo hicimos a la inversa. En total estuvimos una hora recorriéndolo e hicimos muy bien porque los paisajes parecían sacados de la serie ‘Outlander’.

Camino a Inverness, teníamos que cruzar un pueblo llamado Fortrouse, en el que no teníamos pensado parar; pero fue ver, a lo lejos, las ruinas de su catedral y no pudimos evitarlo. Dejamos el coche y fuimos de cabeza.

La Catedral de Fortrouse data del siglo XII; está hecha en piedra rojiza y se posa sobre un prado verde que hace que destaque más. Con el paso del tiempo, se ha ido derrumbando, dejando a la vista las tumbas de su interior de un color blanco puro que destaca sobre el rojo de la fachada. Dedícale 5 minutos de tu tiempo.

Ahora sí, después de media hora de trayecto llegamos a la capital de las Hihglands, Inverness. Tras varios días entre pueblos y rincones escondidos, Inverness es como volver de nuevo a la civilización. Se hace difícil volver a ver ciudades después de los pueblos tan bonitos vistos anteriormente. Pero pasear por su centro histórico, ver el castillo de Inverness (por fuera) o pasear por la ribera del río es obligatorio a tu paso por Inverness en la ruta de 9 días por Escocia. Descubre también los bares que tiene esta ciudad, algunos de ellos con terrazas escondidas.

Después de pasear por Inverness cogimos, por ultima vez, el coche y fuimos al hotel de esa noche, en medio del Lago Ness para buscar al monstruo durante la noche. Fue nuestra última noche en Escocia y no pudo ser mejor, durmiendo a los pies del lago más famoso del mundo (que no el más bonito).

Día 9: de vuelta a Edimburgo

Este día fue de tránsito. Después de 3 horas en coche que teníamos hasta Edimburgo y, tras devolver el coche, nos dispusimos a disfrutar del festival más famoso de Escocia: el Fringe Festival. Nuestra ruta de 9 días en Escocia se estaba acabando, pero por todo lo alto. 

Tuvimos mucha suerte de coincidir con este festival en nuestro viaje. Se monta una muy gorda en la ciudad, y es que en cada esquina puedes encontrarte de todo. Músicos, actuaciones teatrales, cantantes, circo, etc. y todo gratis. La población de Edimburgo se multiplica por tres y es difícil (y caro) encontrar alojamiento.

Nosotros solo pasamos el día y lo disfrutamos muchísimo. Una vez caída la noche, cogimos un taxi de camino al aeropuerto para dormir en él y coger el primer vuelo de la mañana de vuelta a casa.

[themoneytizer id=»23104-1″]

Así acababa nuestra ruta de 9 días en Escocia. Un viaje lleno de paisajes espectaculares, castillos históricos, senderos, cascadas, montañas, acantilados, pueblos y rincones inolvidables.

Por lo que vi al organizar el viaje, las rutas suelen ser en dirección contraria. Empiezan por el Lago Ness y acaban en Loch Lomond. Podéis hacerlo de ambas formas, pero para mí lo más “normal” del viaje fue el Lago Ness.

Así que podéis empezar de menos a más o vivir con más energía lo más bonito del viaje y después ir más relajadamente.

Con todo lo contado en este post ¡ya tengo ganas de volver!

Me declaro fan incondicional de este país. I love Escocia, ¿y tu?

Naxos

Naxos es la isla más grande de las islas cicladas de Grecia, a pesar de esto, es una gran pequeña desconocida eclipsada por sus vecinas Santorini, Milo, Mikonos o Ios. Esta isla es perfecta para relajarse, disfrutar de extensas playas sin masificar, desconectar y descubrir los orígenes griegos. Aunque invita a quedarse una semana entera, queremos mostrarte qué hacer en Naxos en dos o tres días.

Aliko Beach

Al suroeste de Naxos se encuentra la playa que más nos enamoró. Al llegar encontrarás unas estructuras de almacenes o casas abandonadas y convertidas en arte callejero. Aquí la playa se divide en dos, a la izquierda encontrarás una pequeña cala con agua cristalina azul turquesa con algo de piedra, aunque el fondo es de arena. A la derecha una playa de 2 kilómetros de largo que hace las delicias de todo el que lo visita. Encontrarás un remanso de paz y tranquilidad y una playa con una belleza sin igual.

¿Buscas tu siguiente vuelo? Encuentra los mejores precios aquí.
10% de descuento en tu próximo hotel.
25€ de descuento en tu Airbnb.
Tu seguro de viaje más completo con un 5% de descuento.
Miles de actividades para hacer en tu viaje aquí.

Filoti

En el interior de la isla, subiendo poco a poco de altura descubres unas vistas impresionantes de la costa, y de repente aparece este pueblo salido de la nada. Pasear por sus calles tranquilas y coloridas repletas de bares hace que quieras quedarte más en Naxos.

Chora

La capital de la isla es el punto neurálgico y donde más habitantes hay. Recorrer sus calles llenas de placitas y color invita a pasar una tarde muy agradable. La arquitectura es muy similar al resto de islas griegas, calles empedradas con casas blancas y flores de todos los colores. Aquí podrás encontrar artesanía local para hacer unas compras.

Puerta de Apollo

Al norte de Chora se encuentra el monumento más famoso de Naxos, la puerta del templo de Apollo. Este templo nunca llegó a terminarse, aunque se puede apreciar la planta y el diseño que iba a tener, una replica del templo de Zeus de Atenas. Realizado de mármol sacado de Apeiranthos, solo queda en pie la puerta del templo y los cimientos del mismo.

Consejo: de las mejores cosas que podeis hacer en Naxos, es ver el anochecer en este punto y captar el sol dentro de la puerta.

Mikri viglia beach

Una de las mejores playas de Naxos. Un paraíso de arena blanca y aguas turquesas. Consta de dos zonas, una sur, resguardada que hace que no quieras salir del agua y la zona norte, con vientos ideales para deportes acuáticos.

Plaka Beach

En la costa oeste se extiende esta playa de 3 kilómetros de largo. No te cansarás de esta playa y de sus chiringuitos a lo largo de ella. Sus aguas cristalinas y poco profundas te enamorarán. Puedes encontrar beach clubs muy chulos y también restaurantes que montan sus mesas en plena arena al caer la noche. Te recomendamos que pruebes cenar en playa en estas terrazas improvisadas.

Apeiranthos

Este pueblo del interior de Naxos, en el punto más alto de la isla, está íntegramente esculpido en mármol. Calles y casas están hechos de este material. Lo que le da una apariencia señorial. ¡ojo! El suelo si está mojado resbala… si te queda en Naxos dos días merece la pena recorrer sus calles desiertas y adentrarte en la Grecia profunda.

Agios Prokopios

Es la playa mas cercana a la zona hotelera y a Chora, aunque no sea la mejor de todas, tiene su encanto. La puesta de sol, junto con la de la Puerta de Apollo, es una de las mejores de la isla. El sol desprende una luz mágica sobre el agua azul cuando se oculta tras la montaña del oeste de la playa. Su cercanía a los alojamientos hace que esté “masificada” con respecto al resto de playas de Naxos.

Agia Anna beach

Playa pequeña cerca de la playa de Agios Prokopios. Cerca de restaurantes costeros con comida fresca y pescada el mismo día. Como playa no es de las mejores, por su corta zona de arena.

Ruta de dos días

Esta ruta por Naxos en dos días se centra en recorrer las principales playas de la isla, combinado con descubrir la esencia al mismo tiempo. Se puede extender esta ruta un día más si se pasa más tiempo en cada playa (toda una tentación).

Día 1: Aliko beach – Plaka Beach – Chora

Este primer día lo comenzaremos en la playa más al sur de la costa oeste. Una primera toma de contacto muy fuerte, de las playas mas bonitas de la isla, seguida de la más extensa… donde querrás pasar las horas muertas relajándote y apreciando el paraíso.

Comer algo en los restaurantes a pie de playa, nada caros o en el camino, para pasar la tarde recorriendo las calles de la capital de Naxos para terminar viendo el anochecer en la puerta de Apollo.

Día 2: Filoti – Apeiranthos – Mikri viglia beach – Agios Prokopios

Este segundo día en Naxos es para conocer las raíces de la isla en el interior en el pueblo pintoresco de Filoti y después en la cantera de mármol de la isla en Apeiranthos. Tomar algo relajadamente en los pocos bares de las calles blancas y refrescantes. Para después pasar el resto del día en las playas de Mikri Viglia y Agios Prokopios, ambas ideales para ver el atardecer dentro del agua tranquilamente.

Si se tiene de un tercer día, toda una suerte, se puede recorrer la costa este de la isla descubriendo playas desérticas como Moutsouna Beach y Psili Ammos y pueblos pesqueros como Pachia Ammos.

¿Qué te ha parecido nuestro recorrido por los principales atractivos de Naxos? Seguro que te han entrado ganas de viajar a ella. ¡Cuéntanos en los comentarios!

¿Qué hacer gratis en Estambul?

La verdad es que Estambul no es una ciudad cara para viajar, pero si podemos… ¿por qué no ahorrar un poco para seguir viajando más? Estambul es una ciudad mágica anclada en dos continentes que tiene mucho que ofrecer al viajero y algunas de estas cosas que hacer en Estambul son ¡¡¡gratis!!!

Desde grandes joyas arquitectónicas, experiencias únicas de la ciudad y hasta arte urbano musulmán podrás descubrir de forma gratuita en Estambul, ¿quieres conocer qué puede ofrecerte la capital de Turquía? Descúbrelo aquí. 

Entrar a la Mezquita Azul

El patio de la gran Mezquita Azul

Es una de las paradas obligatorias de Estambul y es ¡gratis! Solamente tendrás que acercarte a las dos entradas que posee para ver los horarios de los rezos, los únicos momentos en los que la mezquita no se puede visitar. Además, consulta las normas para visitar las mezquitas, si es tu primera vez, como no llevar pantalón corto, brazos descubiertos y las mujeres llevar el pelo cubierto con un pañuelo. 

Como consejo: lleva siempre un pañuelo (si eres mujer) y unos calcetines siempre en la mochila/bolso, al tener que descalzarte es más higiénico si pisas con calcetines.

Sus vidrieras son preciosas

Disfruta de la opulencia de sus minaretes y cúpulas desde el fondo de su patio antes de entrar. Una vez, dentro siéntate y disfruta de la luz que proporciona sus vidrieras y las lámparas colgadas del techo. Te recomiendo que vayas a diferentes horas para que disfrutes del cambio de luz del interior. 

Descubrir los dos bazares más famosos del mundo

El bazar de las especiasl

Si por algo es famoso Estambul es por sus bazares. Mercados en donde podías vender y comprar casi de todo, especialmente alfombras, especias y oro. Los dos bazares más conocidos de Estambul son el Bazar de las Especias y el Gran Bazar. 

El Gran Bazar y sus callejones

La visita de ambos bazares es gratuita, y no solo disfrutarás viendo, oliendo, regateando y comprando, sino que además visitarás edificios que datan del siglo XV y s.XVI. En el caso del Gran Bazar, podrás descubrir varias curiosidades en los carteles colgados del techo en las principales calles. 

No podrás resistirte a visitarlos solamente una vez. 

Visitar mezquitas desconocidas

La pequeña Santa Sofía

Estambul está repleto de mezquitas, unas muy famosas como la Mezquita Azul, la de Suleyman, la Mezquita Nueva o Mihrimah situada en el lado asiático. Pero existen cientos de mezquitas más pequeñas que nada tienen que envidiar a las más opulentas. Estas mezquitas de barrio esconden vidrieras preciosas, azulejos muy elaborados y alfombras de ensueño que hacen que sean joyas ocultas entre la marabunta de Estambul. Al igual, que las grandes, estas mezquitas son gratis. Aprovecha ya que hay otras ciudades musulmanas que no es posible admirar las mezquitas.

Mezquita de Çinili

Algunas mezquitas que merece la pena visitar son:  Mezquita de Rüstem Pasa, cerca de la Mezquita Nueva y el Bazar de las Especias, Iglesia de San Sergio y San Baco, considerada la pequeña Santa Sofía, y la Mezquita de Çinili, en el lado asiático cerca de la Mezquita Atik Valide, que también merece la pena visitar. 

Cruzar el Puente de Galata

Los pescadores del puente de Galata

No puedes irte de Estambul sin recorrer el famoso puente de Galata que conecta el barrio de Karaköy con el Cuerno de Oro. Aquí verás a los famosos pescadores del puente de Galata, día y noche, 24 horas al día siempre hay alguien pescando. 

Disfruta de la panorámica desde ambos lados del puente, ya que verás desde la Torre de Galata en lo alto del barrio de Karaköy hasta las 3 mezquitas más importantes de Estambul en el Cuerno de oro. 

Además de pasear por este puente, puedes comer en unos de los restaurantes que están en la planta inferior. No es que sean especialmente baratos, pero el pescado es muy fresco. Si quieres comer algo típico, barato y al lado del puente, acércate a las barcas que hay en el lado del barrio de Eminonü y pídete un balik ekmek, un bocadillo de caballa, muy rico con lechuga y cebolla y alíñalo con limón. 

Divisar Estambul desde las alturas

Panorámica con un té

Es un placer que puede salir gratis si sabes donde buscarlo. Además puedes verlo desde varios puntos. Desde el Cuerno de Oro puedes ver la panorámica de Estambul gratis en Buyuk Valide Han (Han de la Reina Madre). Las vistas desde aquí son simplemente espectaculares. Hay alguna terraza que te cobra el subir o tomar un té. Nosotros fuimos a una que no cobraba y podías pasar, pero era tan especial que decidimos quedarnos a tomar un çay con música de fondo. 

Cerca de la Torre de Galata, si no queréis guardar la cola ni pagar la entrada por subir a ella, no lo recomendamos… puedes ir a la terraza de Galata Konak Café, donde no te cobran por subir, aunque tienes que tener en cuenta que estás dentro de una cafetería. Si le echas morro no tendrás que pagar nada, sacarte la foto y bajarte. 

Vistas desde los Han

Otra panorámica de la ciudad, pero no en altura, la tienes desde el lado asiático, por el Paseo marítimo de Uskudar. Un atardecer que te deja sin palabras. Desde aquí podrás divisar la Mezquita Azul, Santa Sofía, la Mezquita de Suleyman, la Torre de la Doncella, el Puente de Galata y la Torre de Galata, vamos la ciudad ante tus ojos.  

Recorrer el barrio colorido de Balat
No puede faltar el color

Se ha hecho famoso en los últimos años por sus casas de colores. El barrio judío de Estambul está lleno de vida en sus calles y en sus edificios. Encontrarás calles pintadas, murales preciosos y casas coloridas por doquier. Las casas más instagrameables de Balat las encontrarás aquí. No olvides pasarte por las calles Vodina y Yildirim, con tiendas de antigüedades y bares igual de coloridos que las calles. 

Si tienes tiempo, no te pierdas los barrios de Fener y Fatih, igual de vistosos que el barrio de Balat y menos transitado por turistas. Atraviesa calles y callejuelas para descubrir una arquitectura muy diferente a la otomana y prueba a comer en alguno de sus restaurantes, descubrirás la verdadera comida turca. Como ves unas actividades gratis en Estambul la mar de interesantes. 

Visitar la Gran Mezquita de Suleiman

La mezquita más grande

Si estás cerca del Gran Bazar, acércate a la Gran Mezquita de Suleiman, que fue hasta el 2009 la más grande de la ciudad. Como el resto de mezquitas de la ciudad, su visita es gratuita. Su atractivo reside en su gran altura y su gran cúpula considerada la más grande, superada por Santa Sofía (al ser considerada, hasta ahora museo no cuenta). Mimar Sinar, su arquitecto, se inspiró en las alturas para su construcción, de ahí sus proporciones. ¡ah! y solo tardaron 7 años en levantar esta mezquita. 

La Torre de Galata de fondo

Otro de sus atractivos, son las vistas de la ciudad desde sus jardines. Al estar ubicada en la tercera colina de la ciudad, tiene una situación privilegiada que hacer que puedas ver Estambul desde arriba y ¡gratis! No olvides pasarte por los mausoleos de los sultanes dentro del recinto.  

Ver pasar uno de los tranvías mejor conservados

El tranvía de Taksim

Si paseas por el barrio de Taksim pasarás por la avenida más famosa: Istiklal Cadessi, es la parte más occidentalizada de la ciudad, en esta calle verás marcas de ropa muy conocidas; aunque lo que más nos llama la atención es el encanto de antaño de la ciudad gracias a las confiterías de delicias turcas, la galería Çiçek Pasaji, pequeños bazares escondidos y el tranvía que recorre la calle de arriba abajo. 

Este tranvía conserva su encanto del S. XIX, desde los materiales, maderas, lámparas hasta el uniforme del conductor. Es la actual línea T5 de la red de transporte de Estambul y puedes subirte a él pagando el billete o usando el abono transporte. Si quieres puedes esperar a que pare para hacerte una foto con él a lo largo de su trayecto. 

El barrio de moda

Existe la paradoja que el barrio más antiguo de Estambul es el barrio más de moda en la actualidad y donde todos los jóvenes y bohemios quieren ir a vivir. En el lado asiático se encuentra en barrio de Kadikoy. Este barrio se caracteriza por sus casa de madera oscuras pero también por tener un contraste entre lo antiguo o vintage y lo contemporáneo.

En este barrio puedes encontrarte tiendas de antigüedades, hammams donde van los locales como murales de graffitti, cafés y panaderías al más estilo Nueva York o los locales más de moda de la ciudad.

Casi gratis

Un crucero por el Bósforo

Las vistas desde el Bósforo

No, no te digo que cojas un crucero de los que hay en el puerto de Eminonü cerca del Puente de Galata que cuestan entre 12€ y 18€. Te hablo de coger el ferry que va hasta el lado asiático de la ciudad. Nosotros lo cogimos en el barrio de Balat hasta Uskudar y hacer, prácticamente, el mismo recorrido que los cruceros por el Bósforo y solo te costará ¡¡40 céntimos de euro!! 

Montarte en el 2º funicular más antiguo del mundo

Si te encuentras en el barrio de Kabatas, cerca del Palacio de Dolmabahçe, la forma más rápida y diferente de ir hasta el barrio de Taksim es coger el funicular subterráneo. Cuando entres a la estación verás que está inclinado, solo tiene una parada Kabatas-Taksim, no hay pérdida. El billete tiene el mismo coste que el tranvía o metro, si tienes la tarjeta de transporte puedes usarla aquí también. Una vez montes en él, podrás ver el sistemas de poleas que hacen que siga funcionando. 

Tomar un çay y aprender a jugar a la Tavla 

A los turcos les encanta hacer dos cosas: tomar té y jugar a la Tavla. ¿Qué es la Tavla? es lo que nosotros conocemos como el Backgammon, un juego que puede dar pereza al principio, pero que es adictivo y más con un té y sisha al lado. 

Siéntate en cualquier café o bar a tomar un buen té y pide que te dejen una tavla, si no sabes jugar, estarán encantados de enseñarte… y ganarte.

Imprescindibles de Croacia

Croacia tiene infinidad de atractivos, es difícil concentrar en un solo viaje todo lo que este país te puede ofrecer. Tierra de grandes ciudades, puertos pesqueros, mil islas, bosques muy bien cuidados y cascadas de hadas… En nuestro viaje pudimos ver algunos de los imprescindibles de Croacia. 

Te recomendamos hacer un roadtrip por este país que tiene tanto que ofrecerte, te aviso que en una semana no te dará tiempo a descubrir los mil y un encantos que Croacia tiene. Te enganchará para que vuelvas a visitarla. Descubre de momento lo que no puedes perderte en el país de las mil islas. 

Si eres amante del ambiente Mediterráneo (aunque estemos en el Adriático), naturaleza, buena gastronomía y ciudades históricas, Croacia es uno de tus destinos must de Europa. Descubre algunos de sus encantos.

Lagos de Plitvice

Vista panóramica de los lagos

Uno de los grandes atractivos de Croacia. Te somos sinceros, éramos reticentes a ir a este famoso parque por la aglomeración de gente y su precio 35€ por persona; pero una vez allí, es verdad, es uno de los imprescindibles de Croacia.

Este parque nacional, patrimonio de la UNESCO, es el más grande del país. Y lo tienen muy bien conservado. Sus lagos de agua turquesa son el mayor atractivo, pero sus cascadas en perfecta sintonía con la naturaleza bien merecen el precio de la entrada. 

Lagos de Plitvice

Te recomendamos comprar la entrada por internet para ahorrarte las grandes colas y aparcar en el parking nº2 directamente. Intenta ir a primera hora, antes que los autobuses de turistas. 

Una vez dentro, usa los autobuses y barcos para ir de lado a lado de los lagos y descubrir todo el parque. La visita a este parque puede durar todo un día completo, ya que es muy grande. Hay algunos restaurantes, pero te aconsejamos que te llevas un bocata y disfrutes a los pies de un lago o bajo las cascadas. 

Pasear por las murallas de Dubrovnik 

La ciudad desde las murallas

La perla del Adriático, y no es para menos, Dubrovnik no puede faltar en tu viaje a Croacia. Pasear por las murallas te dará una visión general de la ciudad, podrás ver el azul intenso de sus aguas a un lado y calles marmoleadas al otro. 

Al igual que el Parque de los Lagos de Plitvice, nos parecieron caras las entradas, pero igualmente, merece mucho la pena recorrer sus 2 kilómetros. Entre ellos, verás varias terrazas tanto en la parte más alta como escondidas entre puertas secretas de las murallas. 

Su polígono irregular lleva intacto desde el s.XIV, tanto, que ha soportado asedios, la Guerra de los Balcanes y hasta terremotos. 

Murallas de Dubrovnik

Si eres fan de Juego de Tronos, desde lo alto de las murallas podrás ver tres enclaves que salen en la serie. Son: la Fortaleza Lovrijenac, La Iglesia de San Sebastián y la Torre de Minceta. 

Sobre los tejados anaranjados de Dubrovnik, todos reconstruidos, podrás ver los estragos de los diferentes bombardeos que tuvo la ciudad en la Guerra de los Balcanes.

Split

Palacio Diocleciano

La segunda ciudad más famosa de Croacia. Y es que estar paralela al mar Adriático y su cascos histórico hacen de ella una ciudad especial, sobre todo de noche. El centro ocupado íntegramente por el Palacio Diocleciano alberga más de 200 edificios, parte en ruinas, parte bien conservados. Todos ellos realizados en mármol de la isla de Brac. 

Te recomiendo que pasees por el centro al atardecer hasta bien entrada la tarde, que te pierdas entre sus callejones y aparezcas en plazas vacías o desemboques en el peristilo, la plaza más ornamentada del Palacio. Además, ahí encontrarás el Mausoleo de Diocleciano, lo que hoy es la Catedral de Split. Verás como el palacio se va transformando de calles blancas y con mucha luz a pasadizos donde podía ocurrir de todo. 

Callejones de Split

Si tienes tiempo descubre las playas de las afueras de Split, están menos abarrotadas que las que hay dentro de la ciudad. Y si te alojas allí, hazlo también fuera del casco histórico, no es demasiado grande y podrás ir andando a cualquier lugar. 

Descubrir la isla de Mljet

Atardecer desde Pomena

En nuestro viaje a Croacia, tuvimos que decantarnos por la isla de Mljet y fue todo un acierto. Es una isla poco conocida de cara al turismo extranjero, pero debemos recomendarla al 100%. Toda la isla está cubierta por bosques y una buena parte, la norte, es Parque Nacional. 

Las playas del sur de la isla (Saplunara y Blace) son espectaculares, con aguas tranquilas, transparentes, azules y limpias, con arena blanca, muy poco común en Croacia, y en las que querrás pasar todo el día. En la parte norte también hay playas, pero más pequeñas, en plan calas y con piedras, nada incómodas. 

Cueva de Ulises

Una de las maravillas que tiene Mljet es la Cueva de Ulises, una cueva en el mar a la que puedes acceder solo nadando. Aquí es donde, según Homero, Ulises llegó y se quedó cautivado por la isla durante 7 años. Para llegar a ella, tendrás que dejar el coche en un parking de un supermercado y bajar unos 20 min a pie.

Eso sí, hay que alquilar coche en la única empresa de alquiler que hay en el puerto. Solo hay un bus que recorre la isla dos veces al día. Eso sí que es tranquilidad…

Trogir y Sibenik 

Sibenik

Estos pueblos en la costa dálmata al norte de Split son dos imprescindibles en cualquier roadtrip por Croacia. Ambos parecen haberse parado en el tiempo. Sus cascos históricos medievales, y serpenteantes, de mármol son muy apetecibles en verano y, especialmente, sus paseos marítimos de noche. 

Sibenik se ha hecho famosa por haber aparecido en varias ocasiones en la serie de Juego de Tronos. Gracias a esta fama, los viajeros hemos descubierto un pueblo a la orilla de la costa Dálmata con mucho encanto. Su centro bien merece la pena una visita descubriendo calles blancas combinadas con el verde de las ventanas. 

Por el contrario, Trogir es una pequeña isla conectada por puentes a la península muy cerca de Split. Su amurallado casco es Patrimonio de la UNESCO. Aquí las calles, gracias a las tejas de color marrón, cogen un tono tierra muy acogedor. Lo mejor: disfrutar de un paseo tranquilo entre la iglesia de San Lorenzo y el Castillo del Camarlengo por callejuelas con un helado bien fresquito.

Trogir

Parque nacional de Krka

Foto Pixabay

Al igual que Plitvice, este parque tiene cascadas y lagos de un azul turquesa imponente. Las cascadas aquí son de menos altura, pero se gana el puesto de imprescindible de Croacia porque en él sí está permitido el baño. Por este mismo motivo, es mejor que reserves la entrada por la web, así te evitarás las colas de la entrada y aprovecharás más tu visita. 

Para llegar debes aparcar en Skradin y desde ahí, con la entrada ya comprada, acceder a los ferrys que te llevarán a las cascadas. A partir de ahí puedes hacer senderismo para recorrer el parque. Te llevará el día entero recorrerlo, porque entre chapuzón y chapuzón se te pasarán las horas volando. 

Zagreb

Cementerio de Mirogoj

Eclipsada por Dubrovnik y Split, la capital de Croacia es una ciudad sacada de un cuento. Dividida en dos, la parte baja y la parte alta, esta última es lo verdaderamente interesante de Zagreb. Sus casitas de madera de dos plantas y sus calles empedradas hacen que te enamores de ella. 

Además cuenta con varios secretos, en Zagreb podrás visitar el túnel Gric. Este pasadizo se realizó para albergar a los vecinos de la ciudad alta en la II Guerra Mundial. Cuenta con más de 300 metros y 4 entradas. Si tienes suerte, podrás verlo decorado en la época de Navidad. 

También en Zagreb, no puedes perderte una de las panorámicas de la ciudad, con la Catedral de Zagreb al fondo, o la Iglesia de San Marcos con su techo característico. 

Otro imprescindible de Croacia, que está aquí en Zagreb, es el Cementerio Mirogoj, considerado uno de los más bonitos de Europa. Más que un cementerio, es un museo al aire libre, lleno de arquitectura, pinturas y esculturas de varias religiones. Consejo: llevaros antimosquitos si no quieres ser acribillado. 

Brac

Zlatni Rat

Una de las islas más famosas de Croacia. Su fama le viene por la playa nº1 del país: Zlatni Rat, una playa en forma de cuerno con cantos rodados blancos. Esta playa es visible desde el avión. No lo vamos a negar, es una playa preciosa donde divisar un atardecer precioso, pero no consideramos que sea la mejor de Croacia. 

A parte de la playa, Brac es una isla que tiene el encanto de Dubrovnik pero en pequeñito. Además, es famosa por su mármol. ¿Sabías que la Casa Blanca de Washington o el Reichstag de Berlín están hechos del mármol de la isla de Brac? También el Palacio de Diocleciano de Split está hecho de este mármol tan especial, ya que es muy duradero y no pierde su blanco impoluto. 

Si vas a pasar una o dos noches en Brac te aconsejo alojarte en Bol, cerca de la famosa playa Zlatni Rat, al ir coge el taxi boat que hay en el puerto y a la vuelta hazlo por el paseo marítimo de mármol rodeado de pinos y naturaleza, un plan de 10. 

Zadar

Iglesia de San Donato

Una de las pequeñas joyas imprescindibles de Croacia. Aunque sea a pasar el día debes pasear por sus callejuelas blancas entre edificio antiguos de estilo veneciano hasta que llegues a las ruinas romanas alrededor de la Iglesia de San Donato. De hecho, verás la marca de lo que tuvieron que excavar para encontrar los restos. 

Muy cerca de aquí se encuentra el órgano del mar de Zadar. Unas gradas que dan al mar con un largo de 70 metros por donde se cuela el agua y hace sonar los escalones. Toda una maravilla de atardecer, de los mejores atardeceres de Croacia. 

Saludo al sol

Como parte del órgano, justo al lado encontrarás la parte más visual. El “saludo al sol”, un círculo de 22 metros de diámetro de paneles solares que representan al sistema solar, que al caer la noche se convierte en un espectáculo de luces. Dicen que desde aquí es el mejor lugar para escuchar al órgano, eso sin tener en cuenta a toda la gente que hay entre ellos… 

 Si quieres escuchar cómo suenan las olas puedes escucharlo aquí.

Istria

Foto Pixabay

La península de Istria dada su cercanía con Italia posee un patrimonio artístico muy del estilo veneciano. Si tienes tiempo para visitarla no puedes perderte el anfiteatro de Pula, uno de los mejores conservados del mundo o las playas tranquilas y de aguas esmeraldas de Rovinj.

Al estar al norte de Croacia, alejado de los cruceros, la península de Istria es muy diferente al resto del país. Descubrirás una zona verde, boscosa y salvaje, con aguas azules transparentes y con una tranquilidad pasmosa, sin aglomeraciones. 

Imprescindibles Capadocia

Viajar a Capadocia es viajar a una de las partes del mundo más diferentes y con más historia. Declarado Patrimonio de la UNESCO en 1985, Capadocia ha ido ganando turistas año a año y es que Capadocia cuenta con rincones únicos e imprescindibles. Es el segundo lugar más visitado de Turquía después de Estambul, y no es para menos, el atractivo de este parque repleto de chimeneas de hadas hacen de Capadocia un lugar muy especial.

Valle Rosa

En Capadocia podrás ver un castillo, ciudades subterráneas, casas cueva, iglesias milenarias con frescos muy bien conservados y formas geológicas con forma de… bueno mejor descúbrelo en nuestros Imprescindibles de Capadocia, ¿comenzamos?

Mapa imprescindibles Capadocia

Valle del amor

Valle del amor

Este valle debe su nombre a las formaciones geológicas que en él tienen lugar y a su peculiar forma. Aquí las chimeneas de hadas tienen forma de pene. La mejor forma de observa este valle es ir a la parte más alta del valle. Lo encontrarás cuando llegues a dos bares, o más bien, dos puestos con bebidas y comidas. 

También puedes recorrer los senderos que entre las chimeneas discurren, pero ten cuidado ya que no hay señalización ninguna. 

Columpios del Valle del amor

Museo abierto

Perspectiva del Museo de Göreme

La fama de Capadocia empezó en este museo. Declarado Patrimonio de la UNESCO en 1984 este conjunto de monasterios es uno de los más imprescindibles de Capadocia. Se encuentra a 15 minutos de Göreme y puede ser un buen punto de partida en tu viaje a Capadocia. 

Interior de iglesia

Aquí encontrarás varias iglesias excavadas en roca del siglo XI y XII, que conservan sus frescos en muy buen estado, incluso con sus colores originales. Podrás observar la evolución en sus pinturas, desde formas geométricas en color rojizo a pinturas de escenas eclesiásticas con hombres y animales y juego de perspectivas. 

No puedes perderte la Iglesia de la Manzana.

Castillo de Uchisar

Castillo de Uchisar

En el pueblo de Uchisar se encuentra uno de los puntos más altos del valle. El Castillo de Uchisar es algo diferente a los castillos a los que estamos acostumbrados; y es que este imprescindible de Capadocia está excavado también en roca. 

Desde lo alto del castillo se divisa todo el valle y, si tienes suerte, se puede ver hasta 3km a la redonda en días despejados. 

Vistas desde lo alto del castillo de Uschisar

Para acceder a él tienes dos opciones: subir desde el parking y un valle precioso pero con unas subida tremenda o ir al centro de Uchisar y aparcar cerca de él (te aconsejamos esto y después ir al valle a los pies del castillo). 

Pasabag

Valle de los monjes

El Valle de los monjes, ya que era aquí donde los monjes buscaban refugio. Aquí en las chimeneas de hadas se puede diferenciar los diferentes tipos de rocas de lo que están compuestas y la erosión desigual provocada por el tiempo. Está desigualdad ha provocado que las chimeneas adopten la forma de setas. 

Entre las chimeneas encontrarás una capilla dedicada a San Simeón, puedes adentrarte un poco en ella y ver los pasadizos que conectan la capilla.

Pasabag

En Pasabag podrás ver un atardecer precioso si subes al monte que queda en la parte derecha del valle (según entras a él). 

Atardecer en Pasabag

Sunset point

Amanecer con globos

El mejor punto para ver el amanecer y ver volar a los famosos globos aerostáticos. Lo mejor es levantarte bien pronto para poder ir con tiempo y ver el espectáculo que es ver cómo en medio de la noche van encendiendo los motores de los globos y según va amaneciendo se van levantando a la vez. 

Si puedes ve más de un día, ya que cada día es diferente, puede que vuelen más tarde o más temprano, que vayan en una dirección u otra, que vuelen alto o más bien bajo…

No te fies del punto que indica Google maps, ya que te lleva a la parte de atrás y no podrás subir desde ahí. En el mapa de este post te indico el punto correcto para llegar. 

Valle rojo y Valle de la rosa

Perspectiva Valle rojo

Estos dos valles que se ubican justo detrás del Sunset view point se entrelazan casi sin saber dónde empieza uno y acaba el otro. Su color característico los delata. Según vayas por sus senderos verás rocas de varios tonos rojizos, según sus capas, el momento del año y del día en el que lo visites. 

Valle rojo

Te adentrarás por senderos verdes y desérticos y todo ello en el mismo lugar. La ruta puede durar unas 3 o 4 horas y entre medias podrás ver iglesias excavadas en roca con unas vistas impresionantes hacia el valle, cuevas y túneles que te llevan a casa cuevas de los ermitaños que habitaban Capadocia. 

Göreme

Es el epicentro de Capadocia. Un valle que da nombre al pueblo que hasta hace 30 años no era más que un pueblo más turco. Aquí se concentra el mayor número de hoteles cueva recreando el estilo de vida de antaño. 

Dado su auge turístico, Göreme está lleno de restaurantes y bazares que no puedes perderte, aunque sean turistadas, ya que recrean un bazar más auténtico que el que puedas ver en Estambul. No dejes escapar la oportunidad de comprar una auténtica alfombra turca o lámparas con la famosa forma de las chimeneas de hadas. 

Devrent

El famoso camello de Devrent

Apodado como el valle de la imaginación, es muy famoso por las formas que adoptan las rocas aquí. Cada uno ve los animales que quiere pero el más icónico es el camello que da la bienvenida a este valle. 

Algunas de las formas que puedes ver aquí son varios reptiles, dos pájaros besándose, un oso y hasta el sombrero de Napoleón… Si te quedas una hora podrás jugar a ver quien ve más formas o la forma más divertida. 

Ardilla de Devrent

Para llegar a él, sólo puedes hacer con un coche de alquiler o excursiones privadas. Lo encontrarás por los puestos de souvenirs que hay en medio de la carretera.

Derinkuyu

Ciudad subterránea de Derikuyu

La ciudad excavada más grande del mundo. Unas obra de ingeniería excavada hace más de 3000 años. Esta ciudad llegó a tener 13 pisos por debajo de la tierra con una profundidad de 85 metro y albergó a 20.000 personas perfectamente distribuidas. 

La ciudad cuenta con medidas arquitectónicas de hoy en día como respiraderos hasta la superficie o puertas de contención para posibles ataques de los persas. Contaban con todo lo necesario para una ciudad: viviendas, locales, lugares de culto, pozos, baños públicos, calles y hasta bares para relacionarse.  

Hoy en día se puede visitar hasta la planta -7 y desde ahí impresiona ver los respiraderos que dan a la superficie y comprobar la profundidad.

Valle de Ilhara

Valle de Ilhara

No suele aparecer como uno de los imprescindibles de Capadocia, pero una vez allí, se nos hace difícil no recomendarlo. Este valle de 15km de largo está a 200km de Göreme, es por ello que no recibe muchos turistas extranjeros. 

Iglesia de Ilhara

A pesar de su distancia con el Parque Nacional de Capadocia, aquí también podrás encontrar más de 50 iglesias excavadas en roca a lo largo del río Melendiz. Además, podrás ver cuevas que fueron en su día casa, ya que el valle albergó hasta 80.000 personas. 

Río Melendiz

Recorrer el valle puede suponer unas dos horas, un paseo agradable desde Ilhara a Selemi, cruzando el río varias veces por puentes. Dentro del valle puedes comer en un puestecito que tiene unas casitas encima del río, super recomendable. 

Avanos

Avanos

Eclipsada por Göreme, Avanos se encuentra a 8 km del centro turístico de Capadocia. Es famosa por su cerámica y así lo manifiestan con los talleres de alfarería y su museo dedicado a este oficio.

Pasear por Avanos por la ribera del río Kizilirmak (el río rojo) es un plan relajado y placentero para disfrutar entre turcos alejándote de los turistas. Descubrirás una ciudad en la que el tiempo parece haberse detenido, un ambiente muy local y una ciudad turca muy bien cuidada.

12 meses, 12 roadtrip por España

Hacer la maleta, coger tus gafas de sol, meterte en tu coche, tu disco favorito en la radio y disfrutar del camino cada minuto. Eso es un buen roadtrip. Tú, tu coche, tu música y tu compañía, ¿Qué más se puede pedir? La libertad que te da una ruta en coche no te la da ningún otro tipo de viaje: parar donde quieras, ir al ritmo que decidas, conversaciones interminables, cantar a gritos… disfrutar en esencia del camino, y ¿por qué no hacer un roadtrip por España?

En España tenemos rutas en coche para desconectar, disfrutar y descubrir lugares impresionantes de España. Tenemos miles de sitios a los que ir y pasar unas vacaciones muy agradables. Además, para todos los gustos: en familia, con amigos, de naturaleza, cultura o playa. Si buscas un roadtrip por España aquí te enseñamos unos cuantos, concretamente uno por cada mes para que no tengas ni un solo mes de aburrimiento. 

Enero, Interior de Alicante

Bocairent

Esta ruta de coche por el interior de Alicante te hará descubrir paisajes super chulos en un fin de semana. Especialmente recomendado para los que les gusta el turismo rural y activo. Un roadtrip por España diferente.

Comenzamos esta ruta en Bocairent, uno de los pueblos más bonitos de España y ¿por qué? solo hay que contemplar la panóramica desde la carretera para contemplar un pueblo en lo alto de una colina que esconde unas cuantas cuevas y cavas. Muy cerca de aquí puedes adentrarte en el parque natural de Sierra de Mariola. En este parque  podrás hacer rutas de senderismo o bici que discurren entre manantiales y cuevas. 

Una vez dejes el parque atrás, baja dirección la costa hasta Guadalest, otro pueblo dentro de la guía de pueblos más bonitos de España. Encaramado también en una colina, este pueblo posee una historia interesante. No te olvides de visitar sus dos castillos y su prisión del s. XII. 

Nuestra penúltima parada son las Fuentes del Algar, famosas piscinas naturales que en verano suelen estar repletas de gente. En esta época del año puedes encontrarte las piscinas y diferentes cascadas que tienen heladas. Ten cuidado con el horario, que solo está abierto hasta las 15.30h.  

Fuentes del Algar

Y para acabar la ruta puedes terminar visitando Calpe. En esta ciudad de costa podrás disfrutar de su un paseo por sus playas siempre con su peñón de Ifach vigilando todos los movimientos; y los baños de la reina, un conjunto de piscinas naturales de agua salada, con la leyenda de una reina mora refrescándose en ellas. 

Este roadtrip por España, concretamente, por la Comunidad Valenciana te hará pensar más allá del turismo playero tan característicos de esta comunidad.  

Febrero, Pueblos blancos

Más de 15 pueblos configuran los llamados pueblos blancos de Cádiz. Todas las fachadas de las casas, encaladas, les dan ese color tan característico y tan puro. A pesar de ello, en verano el calor es tan acuciante que es mejor visitar estos pueblos en invierno. 

Este roadtrip es uno de los clásicos por España. Una ruta para conocerlos puede durar entre 4 y 7 días. Lo mejor es comenzar desde Arcos de la Frontera, de ahí pasarás por pueblos como Algodonales o El Gastor donde podrás visitar las cuevas de Fariña o del Susto. 

Te adentrarás poco a poco en el Parque natural de la Sierra de Grazalema, ideal para hacer rutas a caballo o senderismo. La finalización de esta ruta es en Setenil de las Bodegas. Este pueblo es famoso por su originalidad. Parte del centro se encuentra bajo una montaña y las casas son cuevas. No te vayas de aquí sin comprar aceite de oliva con denominación de origen “Sierra de Cádiz”. 

Setenil de las Bodegas

Si quieres una actividad original, puedes hacer tours temáticos sobre los bandoleros más famosos que habitaban estas tierras en el s. XIX, incluso puedes ser secuestrado por ellos. 

Marzo, Valle del Jerte

Valle del Jerte

En este mes en el que es el cerezo está en flor, bien se merece una visita al Valle del Jerte. Además de ver campos blancos y rosas de miles de cerezos podréis ver pueblos preciosos, cuevas peculiares, una sierra y bajar hasta el infierno.

Esta ruta puede durar si la haces completa 4 días aunque, si lo reduces, puede ser de un fin de semana. 

El Valle del Jerte comprende 11 municipios en la provincia de Cáceres, todos ellos rodeados de cerezos que entre mediados de marzo y principios de abril florecen. Si quieres tener una vista panorámica de todo el valle debes ir al puerto de Tornavacas o hasta Piornal, uno de los pueblos más altos.

No te vayas de la zona sin traer un souvenir gastronómico como mermelada, pimentón de La Vera o vino de Pitarra.  

En la zona existen rutas de senderismo en Casas del Castañar con sus castaños centenarios. También la famosa reserva natural de la Garganta de los infiernos; donde podrás ver sus piscinas naturales, formados por un total de 13 piscinas. Si tienes buen tiempo puedes darte incluso un chapuzón en ellas. O por último, la cascada Chorrero de la virgen. 

Garganta de los infiernos

Si quieres extender este roadtrip te aconsejo que pases por el Parque regional de la Sierra de Gredos, puedes pasar dos días en el parque haciendo diferentes rutas de senderismo por las cinco lagunas de la sierra. Cruzarás el par de oeste a este y saldrás por los pueblos de Arenas de San Pedre y aquí bien cerca está las Cuevas del Águila, unas cuevas que tienen un kilómetro de largo y casi un millón de años.  

Abril, Teruel 

Teruel

Si quieres escaparte un fin de semana, un fin de semana largo o los cuatro días de Semana Santa te recomiendo que descubras Teruel en coche y sus alrededores. En esta época el tiempo es más tranquilo sin tener temperaturas asfixiante que suele haber en verano. Si comienzas en Teruel, te recomiendo que visites el Torico y la casa de los supuestos amantes de Teruel, que sí, que existe como la ciudad. Teruel es una gran desconocida pero sus calles y su color teja la hacen única en España. 

Una vez conocida Teruel, pon rumbo al norte para ir al Monasterio de Piedra. En dos horas habrás llegado. Si tienes tiempo párate en el pueblo de Albarracín. Este pueblo ubicado en lo alto de una colina, conserva sus murallas medievales intactas. Da un viaje en el tiempo a través de sus callejuelas empedradas y casi desérticas.  

Cascada Trinidad – Monasterio de Piedra

Una vez llegado al Monasterio de Piedra recorre sus jardines, sus cascadas, sus grutas y su monasterio de más de 800 años en perfecta conservación. Resérvate una tarde para  ir a su balneario y disfrutar de sus aguas termales. ¡No me digas que no es un plan para compartir en pareja! 

Mayo, Costa de la Luz (Cádiz)

Puerto de Santa María

Un plan de relax y alternativo. Lo mejor es alquilar una caravana e ir de camping en camping recorriendo la zona parando donde más te apetezca. Cádiz nos tiene enamorados, sus puestas de sol, sus aguas cristalinas, su gente y su gastronomía son para quitarse el sombrero. Por todo esto es difícil aconsejarte tiempos de viaje. Cuando más tiempo tengas para este road trip, mejor.  

Te aconsejo que empieces por Cádiz capital, que recorras sus calles llenas de bares y pruebes sus pescaitos, sus frituras y sus cañas bien fresquitas. No puede faltarte una visita a el Puerto de Santa María y cenar en la freiduría El Romerijo. De ahí, coge y ve bajando por toda la costa; pasando por San Fernando y su playa Camposoto que se conecta con Sancti Petri. Seguir hasta Conil y disfrutar de la noche tan llena de vida con sus casas blancas. Subir hasta el pueblo de Vejer de la Frontera, declarado uno de los pueblos más bonitos de España. 

Seguir por Los Caños de Meca, Barbate, Zahara de los atunes, Bolonia, y su famosa playa, y llegar hasta Tarifa para volverte loco con el aire. En todo esta ruta en encontrarás cientos de playas preciosas, acantilados y calas que, dependiendo del aire para donde sople serán más accesibles o no. 

Igualmente por el camino, encontrarás restaurantes donde comerás genial y barato. Todo esto hará que no quieras terminar el viaje. 

Junio, Lagos de Covadonga (Asturias)

Lagos de Covadonga

Los meses de verano nos lo reservamos para ir al norte, huyendo del frío y las playas masificadas de levante y Andalucía. Y es que en el norte podemos encontrar rutas preciosas, llenas de naturaleza, pueblos únicos y una gastronomía interminable. 

Una ruta por el norte perfecta es Asturias. Podrás estar de un lado para otro con el coche descubriendo rutas, pueblos y playas preciosas que harán del viaje interminable. Una ruta de una semana puede comenzar en el Parque Nacional Picos de Europa, pasando 3 días recorriendolo, empezando por la Ruta del Cares e incluyendo los Lagos de Covadonga. De camino a Cangas de Onís puedes saludar a la Virgen de Covadonga y su santuario. Después puedes ir a Arriondas a realizar la ruta en kayak más famosa del mundo: El Descenso del Sella, hasta Ribadesella. Desde la costa las opciones se multiplican pudiendo escoger entre ir al este con pueblos como Llanes y playas preciosas como la playa Ballota; o ir al oeste por la costa hasta Gijón, Avilés o Cudillero. 

Sobre todo, no podrás irte de Asturias sin degustar un buen cachopo, unas fabes o unas patatas con cabrales.    

Julio, Costa Brava

Últimamente se ha puesto de moda y es que las playas de la Costa Brava hacen que te teletransportes a una isla mediterránea. Si te animas a ir en coche a la Costa Brava podrás pasar una semana descubriendo pueblos pesqueros y calas escondidas refugiándote del calor veraniego. 

Puedes empezar tu ruta en coche en Tossa del Mar, huyendo de la masificada Lloret del Mar, descubriendo sus playas de alrededor como Cala Pola o Futadera. De camino al norte por la costa puedes pararte en San Feliú de Guixols para darte un baño en Cala Rovira. Siguiendo hacia el norte debes parar en el pueblo de Llafranc, un pueblo pequeño rodeado de aguas azules y casas blancas con el faro de San Sebastián.  

Y es que en esta costa encontrarás un sinfín de calas preciosas como I´lla Roja, Sa Caleta, Sa Boadella, Pedrosa, Marquesa o Estreta entre muchas otras más!! 

Agosto, Rias Baixas

Santiago de Compostela

Galicia Calidade, si es que se define por sí misma. Una ruta de dos semanas recorriendo sus carreteras verdes, serpenteantes, bebiendo albariño y comiendo marisco… ¡vacaciones 10!

Te recomiendo que empieces por una gran ciudad como Santiago de Compostela, vayas a la plaza de Obradoiro y visites la Catedral y veas cómo llegan los peregrinos a su etapa final. De ahí coger el coche dirección Vilagarcía de Arousa, pasando por el pueblo de Padrón (unos pican y otros no), aquí verás una de las rías más grandes. Después puedes continuar por Cambados, la isla de O Grove y, si tienes tiempo, la isla de La Toja con sus famosas aguas termales. Continuas hasta Pontevedra descubriendo maravillas como la Basílica de Santa María la Mayor o el Monasterio de Santa María de Armenteira.  

Islas Cíes

Yo te recomiendo que bajes hasta Nigrán, cruzando por el puente la ría de Vigo. Yo pasaría de largo de Vigo, opinión personal, ya que a mí no me gustó cuando estuve. Y disfrutes durante dos días de las islas Cíes, haciendo senderismo y bañándote en esas playas de arena fina. ¡Ojo! Cuidado con las gaviotas que se llevan cualquier cosa que esté a su alcance…

A la vuelta puedes descubrir las localizaciones del libro de “La playa de los ahogados” que se concentran en los alrededores de Nigrán.

Como te he dicho al principio, en este recorrido no debe faltar los albariños, comer marisco y un buen pulpo a feira.   

Septiembre, Cabo de Gata

Los Escullos

Como ves el sur de España nos tiene enamorados. Y no es para menos, hay cientos de rutas qué hacer por Andalucía y todas preciosas. Hace años hicimos esta ruta en coche durante una semaan por Cabo de Gata y nos sorprendió bastante. Si te gusta la playa esta es tu ruta. Vimos playas preciosas, entre ellas, la más bonita de España. Y la carretera discurre por la costa, ideal para llevar la música a todo volumen y cantar mirando al mar. 

Nosotros pasamos una semana recorriendo el parque natural por la costa haciendo base en el pueblo Cabo de Gata. Empezamos de sur a norte pasando por las playas de Monsul, los Genoveses, la playa del Arco y los Escullos, el Playazo de Rodalquilar, cala de Enmedio y, finalmente, la playa de los Muertos; considerada durante años la mejor playa de España. 

Playa de los Muertos

También en esta ruta pasamos por pueblos pesqueros muy cucos como la Isleta del Moro, donde os recomiendo comer en uno de sus restaurantes situados en el puerto sobre un acantilado; y el mirador de Cabo de Gata donde ver una preciosa puesta de sol sobre el Mar Mediterráneo.  

Uno de los roadtrips por España que más hemos disfrutado y que mejor recuerdo tenemos. 

Octubre, Mallorca

Caló des Moro

No nos podemos olvidar de las Islas tan fantásticas que tenemos en España. Todas ellas  merecen una ruta en coche para descubrirlas a fondo. Vamos a empezar por la isla más grande que tenemos: Mallorca. 

La verdad es que da para muchos viajes Mallorca. Tiene unas cuantas caras y se amolda a cualquier tipo de viaje. Solamente ir a Palma a pasar un fin de semana te deja con ganas de más. 

Te voy a contar la ruta express que hice el año pasado en un fin de semana largo aunque, como digo da para mucho más. Esta ruta se centró en el sureste de la isla y puedes realizarla en una semana para aprovechar unas buenas vacaciones. 

Es Pontás

Hicimos base en Cala Ferrera y desde ahí pudimos explorar calas preciosas como Caló des Moro, Llombards, Mondragó y, también, la playa de Es Trenc. Para ir a todas ellas, pasamos por pueblos pequeñitos, preciosos, anclados en el pasado, con un aire rural e isleño como Las Salinas o Es Llombards. 

Si vais no os podéis perder también dos paisajes preciosos como son Es Pontás y Sa Cova Foradada. Ambos, unos arcos naturales situados en el mar únicos e imprescindibles de ver. 

Noviembre, Selva de Irati

Selva de Irati

Es la época ideal para visitar el segundo hayedo más grande de Europa, por detrás de la Selva Negra de Alemania. Navarra tiene lugares preciosos para hacer un roadtrip muy salvaje por España. 

Aunque nosotros fuimos solo un puente de tres días, nos hubiéramos quedado un mes descubriendo bosques y lagos preciosos en Navarra. Nuestra ruta se centraba en conocer la Selva de Irati y sus alrededores y no nos defraudó. A cada minuto nos parábamos en la carretera para poder disfrutar de lo enigmático del paisaje. Hicimos base en el pueblo peregrino de Zubiri. A medio camino entre Irati y Pamplona. 

Para entrar en la Selva de Irati hay dos entradas: Orbaiceta y Ochagavía. Nosotros entramos por Orbaiceta y ya la carretera hasta llegar merece la pena. Te recomiendo que un día lo pases recorriendo la Selva de Irati alrededor del lago. 

Real Fábrica de armas de Eugi

Otro sitio que no debes perderte en este roadtrip por España, es el parque del Quinto Real, tan bonito, o más, que la Selva. De camino a él pasarás por el pueblo de Eugi con su pantano. Y si continuas por la carretera verás la antigua Real fábrica de armas de Eugi abandonada y conquistada por la naturaleza. Si te decides hacer este roadtrip por el norte, no debes perderte Sorgain un valle que discurre por el río Erro, con un aire mágico donde podrás respirar paz y disfrutar de ir en el coche. 

¡Ah! y no te olvides de parar en Pamplona y disfrutar de sus pinchos. 

Diciembre, Lanzarote

La Graciosa

Las Islas Canarias son ideales para pasar unas vacaciones en diciembre. Una de las islas más completas de estas islas es Lanzarote. Si buscas un roadtrip por España con buen tiempo en diciembre, Lanzarote es tu destino. Si haces una ruta en coche por Lanzarote no olvides de visitar la isla de La Graciosa, todo un paraíso dentro de España. 

Dentro de esta ruta que perfectamente puede durar una semana no puedes olvidarte de incluir una visita a la cueva de los Verdes o las diferentes obras de arquitectura y escultura de César Manrique; como por ejemplo, los Jameos del Agua o el Mirador del Rio. 

Al estar en una isla, no puede faltar una visita a las playas de Lanzarote. Entre ellas, destaca la playa del Papagayo, un conjunto de playas a cual más bonita. También debes ir a la playa favorita para hacer windsurf, Famara; o una playa de arena negra, Playa Quemada.

Los Jameos del Agua

Todo viaje a Lanzarote no estaría completo sin una visita a Marte; es decir al Parque Nacional del Timanfaya. Esta visita guiada en un bus es como ir en un autobús espacial por tierras rojas, cráteres y totalmente desértico. 

Por último, no puedes perderte la gastronomía tan maravillosa que tiene esta isla. Sus papas arrugadas, el mojo picón (verde y rojo), las lapas, el pescado fresco o el gofio son algunos de los platos típicos de la isla. 

¿Qué tipo de viajero eres?

Millones de viajeros y cada uno con su propio estilo. Porque no es lo mismo viajar sol@ que viajar con peques. Aunque todos van en busca de lo mismo, esa sensación de libertad, curiosidad, conocer lugares y culturas diferentes a la nuestra, existen cientos de tipos de viajeros.

La globalización, las aerolíneas low cost y más factores han hecho que el turismo aumente de forma exponencial año tras año. Cada vez somos más queriendo descubrir mundo y, gracias a ello, el turismo se ha ido especializando, pero… ¿te has planteado todas las diferentes formas de viajar que existen ahora?

En este post colaborativo 16 travelbloggers, Youtubers e Instagrammers nos descubren las distintas formas de viajar y su manera de ver los viajes, sus experiencias, lo positivo y lo negativo y consejos para que sigamos disfrutando de nuestra pasión.

Descubre a qué tribu viajera perteneces…

En pareja- Jessica, @elviajesigue

Somos Jessica y Felipe de elviajesigue. Normalmente viajamos en pareja, aunque a veces los hemos hecho como familia o amigos. Nos gusta mucho más hacerlo en pareja porque con tanta gente, cada una de un gusto diferente, con respecto a las comidas, a hacer turismo, pues siempre te tienes que adaptar. Mientras que viajando con tu pareja ya estáis adaptados y normalmente tenéis los mismos gustos. Mucho más fácil ponerse de acuerdo con los horarios de levantarse, los horarios de acostarse, a la hora de comer o dónde comer, es decir, ya tienes más confianza y vais a una. Así que os recomendamos que viajéis en pareja. 

A pesar de gustarnos viajar con familiares y amigos, siempre elegiremos viajar en pareja.

Con la familia – Susana, @happytravelkids

Nos unió la pasión por viajar, así como fue avanzando nuestra relación, empezamos a soñar juntos en ser una familia viajera. Consideramos que el mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos es una vida viajera desde su nacimiento y así hemos perseguido y conseguido este sueño estos casi 8 años que llevamos siendo papás. Nuestros hijos han recorrido una veintena de países y decenas de ciudades. Pensamos que la mejor manera de aprender es recorriendo el mundo, descubriendo culturas, hábitats, flora, fauna… en primera persona y en cada lugar. 

Nos encanta el worldschooling y lo practicamos aunque nuestros viajes se centran en los periodos vacacionales del cole. Para nosotros todo son ventajas y aventuras pero también hacemos escapadas de pareja. Organizando el viaje con tiempo, teniendo en cuenta unas mínimas comodidades, viajar con niños es muy fácil. 

Con mascota – Alba, @losviajesdealba

Desde que tenemos a Atila siempre intentamos que en el viaje de verano nos acompañe en nuestras vacaciones. Es uno más de la familia y nos encanta compartir nuestro mayor hobbie con el. Solemos hacer roadtrip desde Madrid e irnos fuera de España ya que en Europa todo es más fácil viajando con perro.

Aún así también hemos hecho alguna escapada por España. En los mejores países donde ha estado Atila han sido Alemania suiza, Bélgica y Países Bajos. Puede entrar en la mayoría de los restaurantes y tiendas. Eso si, siempre llevamos reservado el hotel con antelación.

Este ha sido nuestro último viaje. Fue en verano del 2019 e hicimos un roadtrip por Bélgica Países Bajos y El Valle del Loira. Lo mejor de este viaje, poder visitar alguno de los castillos por dentro con Atila, como el castillo de Ussé

Viajar con amigos – Bea, @bea10_totravelistolive

Viajar con amigos, ¿es una buena opción? Mis consejos como viajera si vas con amigos son: Irte con gente de mucha confianza, ya que vais a estar 24 juntos. Además, es importante saber ceder, nunca vais a estar todos de acuerdo. En grupos pequeños es más fácil, pero no por ello hay que rechazar viajes en grupos grandes. Llevar el viaje organizado y un control de los gastos, así evitamos discusiones de tema económico. Pueden surgir roces, pero tenemos que ser flexibles y sobre todo que queremos disfrutar de la compañía de nuestros amigos. 

Para mí viajar con amigos ha sido una experiencia muy enriquecedora, si no lo habéis hecho todavía os lo recomiendo!

Sol@ – María, @locatotravel

Como todo en la vida, viajar sola tiene sus pros y sus contras. No es que no me guste viajar con gente, pero si tengo que viajar sola ¡lo disfruto igual! Viajando sola tienes unos beneficios como organizar tu propia ruta y no tener que adaptarte a nadie. A veces es complicado según con quien estar de acuerdo en que hacer, ¿no te ha pasado? Esa Libertad de hacer lo que tú quieras en cada momento es genial. También te abres más y socializas más con la gente que te vas encontrando o al menos a mi me pasa ya que siempre tengo la necesidad de hablar jejeje. Para esto es genial alojarse en hostels y si eres más sibarita y prefieres dormir solo, no pasa nada porque también existen las habitaciones privadas y puedes socializar en las zonas comunes. Esto te permite incluso a veces conocer a gente que también viaja solo/a y compartir parte de la ruta.

Viajar sol@ también tiene inconvenientes y es que tendrás que pedir que te hagan la foto y a veces para la gente es más importante el cielo o el suelo que tú Jajajajaja pero también tengo la solución para ti: ¡cómprate un trípode! Mi trípode es mi mejor amigo en los viajes. Por último, no cabe decir que viajando sola y más siendo mujer, hay que tener más cuidado si cabe pero hasta la fecha no me ha pasado nada y aquí sigo, viva y coleando ¡por Nueva Zelanda! Un país por cierto, ideal para viajar sola.

LGTB – Rodrigo y Carlos, @Rodcar

Somos Carlos y Rodrigo y somos un matrimonio que viajamos por el mundo y nos alejamos de esos destinos con formato puramente gay creado para parejas del mismo sexo.

Aun así, al ser una pareja gay hay ciertos aspectos que tenemos que cuidar en el momento de viajar. Decir que la tolerancia a la homosexualidad cada vez es mayor en todo el mundo; y nosotros jamás hemos tenido ningún problema en ningún viaje. 

El miedo a encontrar un rechazo por ser gay no debe ser motivo para no viajar, y a nosotros nunca nos lo ha impedido. Es importante que siempre uno se informe bien de qué leyes y normas hay en los lugares que se visitan para no tener problemas, y así conocer diversos países y culturas. Aun así, existen países donde la homosexualidad está prohibida y por consiguiente no es recomendable visitar para una pareja del mismo sexo.

Para nosotros hay mucho mundo que descubrir; y si estos pocos lugares intolerantes no los conocemos no pasa nada. Viajar es un derecho, y nosotros disfrutamos con él.

Nosotros seguiremos viajando.

De mochilero – Adrián, @flywithflow

Viajar con bajo presupuesto es algo que experimentar en esta vida, porque te ofrece momentos únicos e irrepetibles. Llevo viajando así más de 6 meses en Tailandia, Vietnam y Filipinas, esto es lo más increíble que jamás me ha pasado. 

Lo más complejo es no disponer de todas las comodidades, pero esa misma condición es la que genera diversidad de ventajas y beneficios, como compartir habitación en un hostal y conocer gente maravillosa, como sentarte a comer en las sillas de plástico de un mercado callejero y conectar con los locales, como utilizar transportes de todo tipo y que te sucedan anécdotas originales. 

Todo esto hace reflexionar internamente, crecer como persona y sobre todo apreciar mejor todos los aspectos de la vida.

A todo lujo – Irene y Alex, @livethepalmexperience

Viajar es un placer para cualquier persona, pero hay viajes y viajes. ¿no habéis sentido la necesidad de daros un buen capricho con un viaje de lujo?

El lujo es un concepto tan subjetivo que en él cabe todo, desde el caviar beluga al placer de no tener que hacer nada. El lujo de las camas no consistía en su estructura, sino en sus revestimientos, y eso es lo que tratamos de hacer nosotros en algunos de nuestros viajes.

Un safari en globo por Kenia, un crucero por el Nilo, una villa en Bali o un viaje en velero por el Egeo… se puede hacer, y si lo haces nunca lo olvidarás. Pero si solo hiciéramos este tipo de cosas estaríamos muy lejos del concepto “viajar” que a nosotros nos gusta. La aventura de viajar consiste en ser capaz de vivir como un evento extraordinario la vida cotidiana de otras gentes en parajes lejanos a tu hogar; y acercándote a esas gentes y conviviendo con ellas es cómo se consigue esto, no aislado en un hotel de lujo del mar Caribe. Eso está bien, pero es otra cosa.

Fundirte en las costumbres del lugar, compartir experiencias con sus habitantes por extrañas que parezcan y por alejadas que estén del confort, es lo que te va hacer aprender y crecer. Pero mezclar esto con otras sensaciones exclusivas hace de los viajes un auténtico lujo.

En caravana – Edu y Rocío, @sincodigopostal

A nosotros viajar en furgoneta nos parecen de las mejores maneras de descubrir mundo. De hecho a nosotros nos gusta tanto, que hemos pasado a vivir en una furgoneta camper.

Posiblemente la mayor ventaja que le vemos es la libertad con la que moverte, puesto que no hace falta gestionar ninguna reserva ni de hotel, ni de vuelo, y eres totalmente libre de moverte. Podemos pernoctar (pasar la noche) en lugares en los que no podríamos hacerlo, puesto que simplemente muchas veces ni existe un hotel. Además si tienes mascota es una manera muy sencilla, pues no es necesario buscar un alojamiento donde acepten mascotas.

Por otro lado, no “te dan nada hecho”, es como “gestionar vuestro propio hotel”, más aún si la camperización de vuestra furgo esta hecha por vosotros mismos. Por eso siempre se acierta con las elecciones en actividades de turismo, horarios, comidas, etc. Sin duda, todo ello, junto con el enriquecedor contacto local, es lo que hace de los viajes en furgoneta, una experiencia tan especial.

En coche – Leire, @losviajesdeeriel

Nos encanta viajar y nos encanta hacerlo en coche. Sin ningún tipo de duda creemos que es la mejor forma de descubrir cada rincón del destino elegido, sin prisas y con absoluta libertad. Somos nuestros propios guías y podemos decidir los lugares en los que pasar más tiempo, así como saltarnos aquellos que no encontramos interesantes. 

Nuestros mejores viajes en coche hasta la fecha han sido la Costa Oeste de USA, el recorrido que hicimos por los pueblos de Alsacia y nuestra breve pero intensa escapada al Mont Saint Michel conduciendo desde París. Nos permitió descubrir pueblos tan maravillosos como Chartres o Dinan. 

Después de este parón, estamos deseando conocer cuál podrá ser nuestro próximo viaje en coche. Seguro será muy especial, sin importar el destino. 

En tren  – Maricarmen, @hastaluegomaripuri

Viajar en tren es una experiencia que todo el mundo debería probar. Pero no usar el tren para moverte del punto A al punto B; no, viajar. 

Hacer un trayecto de días o semanas si es posible. Con la calma y la paz que te transmite. Slow, mirando por la ventana, sacando tu cámara cada 2×3 porque de repente aparece una montaña brutal, un lago, animales, una pradera, casas de cuento. Porque cuando viajas en tren un abanico de opciones nace ante tus ojos. Es como hacer un road trip con tu coche, pero tú no conduces. Es menos cansado. Además, es apto para todas las edades.  

Sólo le veo dos inconvenientes. Uno, que cuando vas en tu coche o en uno de alquiler, puedes parar donde quieras. Y dos, que puedes llevar más cosas a mano contigo que si cargas con una maleta o una mochila. 

Existen rutas en muchos lugares del mundo. Hay grandes rutas para hacer desde Estados Unidos hasta Japón, sin olvidar nuestra preciosa y cercana Europa. 

Por ciudad – Nuria, @mynewyorkblog

No me canso de viajar a Nueva York, que como seguro sabéis, es una de las ciudades más visitadas del mundo.

Hasta ahora no me había parado a pensar en las ventajas y desventajas de viajar a ciudades. Porque, aunque evidentemente hay cosas que no disfruto de Nueva York, son tan poco importantes que no me condicionan a la hora de visitarla cada vez que puedo.

Es verdad que las ciudades pueden resultar más impersonales, frías o distantes que otros lugares más pequeños que te permiten acercarte más a la forma de vida de sus habitantes.

Sin embargo ciudades como Nueva York ofrecen una oferta cultural, deportiva, musical, culinaria…tan amplia e inagotable, que aunque la visites mil veces siempre habrá algo nuevo que hacer. Además, su frenético ritmo puede resultar muy emocionante.

Quizás lo peor de visitar ciudades de este tipo son las largas distancias entre los sitios de interés, las colas en los lugares turísticos o el alto precio de sus hoteles, transportes, atracciones, restaurantes… 

Entre naturaleza – Sofía, @sofiapozuelo

Reconozco que soy la típica persona que no sabe qué contestar cuando le preguntan si prefiere viajar a ciudades o a un destino de naturaleza. Me gusta mucho perderme por primera vez en una gran ciudad, al igual que disfruto muchísimo cuando me encuentro entre montañas, palmeras o bosques. Aunque quizá poco a poco estoy empezando a decantarme más por la naturaleza… La diversidad de paisajes naturales que se pueden ver en nuestro planeta me parece increíble. Además, pienso que pasar unos días rodeado de tan solo naturaleza es muy bueno para la mente, el cuerpo y el alma. 

Es la mejor forma de despejar nuestros pensamientos, de llenar nuestros pulmones de aire puro y de conectar con nuestras raíces. Si tengo que destacar alguna experiencia en un entorno natural durante mis viajes, me decantaría por un increíble trekking de 4 días que hice en Perú. ¡Fue una auténtica pasada! Eso sí, lo pasé algo mal por el cansancio, la altura y no poder ducharme en 4 días… ¡No va a ser todo ventajas! 🙂

Por gastronomía – Joana, @viajes3en1

Una parte muy importante de nuestros viajes es la comida. Siempre probamos los platos típicos de los sitios a los que vamos. De hecho vamos con un listado de platos y restaurantes típicos. Además, nunca puede faltar una visita a un mercado local, ahí vemos la naturaleza de la ciudad y a sus habitantes en su salsa, vemos la cara más tradicional de las ciudades saliendo de las turistadas.

Pero no todo es tan bonito, no siempre nuestro estómago está acostumbrado a sabores y especias fuertes, así que alguna vez hemos tenido que tirar de medicamentos y frenar nuestras ganas de probar todo lo que vemos pero, una vez curados… ¡volvemos a la carga!  

Cultural – Cris, @curiositravel

Me encanta conocer la historia y las curiosidades de los lugares que visito. Por eso en mis viajes suelo elegir destinos donde poder conocer monumentos, museos, catedrales o ver galerías de arte al aire libre, como la East Side Gallery, en Berlín. En el mundo tenemos auténticas maravillas.

Pero dentro de los viajes culturales no todo es visitar museos. A muchos nos encanta conocer los lugares que aparecen en nuestras películas y series favoritas. Últimamente el turismo cinematográfico mueve muchas personas. Un ejemplo de ello es la serie Juego de Tronos. Esta serie ha conseguido que miles de fans visiten los lugares, en diferentes países, donde se rodó.

Responsable – Diego y Patri, @vagamundos.viajeros

Ser viajeros responsables es una faceta más de ser ciudadanos responsables. No solo cuando estamos en otro país debemos ser consciente de las consecuencias de nuestros actos: es una labor continua. Y no es fácil. A veces nos olvidamos, nos descuidamos, nos resulta más incómodo… Comprar en negocios locales, usar medios de transporte menos contaminantes, reducir el consumo de plásticos, rechazar actividades donde animales sean maltratados, respetar las costumbres de otras culturas. 

Estas “normas” así enunciadas suenan bien, pero también algo abstractas. Así que simplemente intentamos ponerlas en práctica día a día con pequeños actos. Ir a la compra con bolsa de tela, llevar una botella de agua reutilizable, reservar en alojamientos de propiedad local, disfrutar de los animales solo en libertad y solo en su hábitat, procurar consumir menos agua, menos energía… Y sobre todo, ser conscientes de que hacemos muchas cosas mal y de que debemos seguir aprendiendo y cambiando hábitos para ser más responsables.

Guía de viaje a Croacia

Viajar a Croacia se ha puesto de moda en los últimos años gracias a los cruceros que llegan a Dubrovnik y a la serie “Juego de Tronos” que grabó varias escenas a lo largo del país. Además, el turismo en Croacia es muy reciente, recordemos que en la década de los ´90 tuvo lugar la Guerra de los Balcanes en la que varios países como Albania, Yugoslavia, Serbia y Croacia  fueron devastadas y, a día de hoy, siguen recuperándose. 

Croacia es un destino para pasar unas vacaciones relajadas, con sol y playa, conocer ciudades históricas, y muy interesantes, y encontrar restos de civilizaciones pasadas. Es un país muy rico en cuanto a cultura y naturaleza se refiere, y Croacia es más que los famosos lagos de Plitvice. 

Cementerio de Zagreb

Si te gustan los roadtrips, Croacia será uno de tus países favoritos. Vente a Croacia con nosotros y prepara tu viaje con nuestra guía de preparativos. ¡Comencemos! 

Documentación

Si eres ciudadano europeo no necesitas visado para viajar a Croacia. Como en casi todos los países, tendrás hasta 90 días para viajar por el país.  Además, hay un listado de países fuera de la Comunidad Europea que no necesitan listado. Puedes consultar este listado, así como los países que sí necesitan visado aquí.

En caso de necesitarlo, solo tendrías que pagar 35€ y una carta de invitación por parte de un croata.

Playa Zlanit Rat

Cuando ir

El clima de Croacia es muy similar al levante español. Además, con las mismas características: la costa húmeda y temperaturas suaves y el interior muy seco con temperaturas altas y extremas en verano. La mayoría de la gente que viaja a Croacia va buscando sol y playas por lo que viajan en verano pero ir en invierno tiene sus ventajas…

Invierno: la saturación de turistas es menor, aun habiendo cruceros en Dubrovnik. El clima del interior es duro, con temperaturas que rozan los 0 grados y algunos de los parques más famosos están cerrados. 

Verano: se disfruta por completo de las diferentes costas de Croacia, las islas cobran vida llenándose de gente y turistas, pero las temperaturas son altas y extremas en algunos puntos del país. 

Dinero

La moneda oficial croata es la Kuna. Un euro está en torno a 7.5Kunas y un dólar casi 6.5Kunas. En las principales ciudades (Split, Zagreb, Dubrovnik…) cuentan con bancos, cajeros y casas de cambio. Incluso en las tiendas hay veces que te aceptan euros, aunque aprovechando el cambio a su favor, por lo que no os lo recomendamos. 

En cambio en las islas, es mejor que vayáis con efectivo si no queréis tener alguna sorpresa, puede que el datáfono no vaya, que no acepten tarjetas o que no haya ni cajeros.

Como siempres recomendamos, nosotros vamos con efectivo desde casa. Compramos euros en Ria, quienes nos dan el mejor cambio y nos lo traen a casa. Así nos despreocupamos a la llegada y, después, usamos tarjeta o casas de cambio. 

Salud

Croacia goza de un sistema de salud muy bueno, al nivel de sus vecinos europeos. La tarjeta sanitaria europea es aceptada en Croacia, pudiendo recibir consultas y tratamientos en este país. Aun así nosotros siempre viajamos con nuestro seguro médico privado de Mondo que nos cubre gastos de repatriación, médicos y equipaje, por si las moscas. Además, como ya sabéis, cuenta con un médico 24h por chat para cualquier consulta. 

Dos consejos para viajar a Croacia: el primero, el agua es potable y de muy buena calidad. Y el segundo, en verano hay mosquitos que te acribillan por las noches, asi que llevar un antimosquitos potente. 

Alojamientos

La infraestructura hotelera de Croacia ha ido creciendo como la espuma. En las principales ciudades encontrarás hoteles de todas las categorías. Aunque en los cascos históricos o en las cercanías no encontrarás hoteles de 4 o 5 estrellas. 

En cambio en las islas, los hoteles son más modestos, siendo casi toda la oferta hoteles de 2 o 3 estrellas o apartamentos turísticos. 

El alojamiento en Croacia no es barato y es más caro según vas hacia el sur, siendo lo más caro Dubronik y las islas. Dubrovnik por ser la ciudad más famosa de Croacia gracias a los cruceros y a Juego de Tronos; en cambio, las islas son caras por la escasez de alojamientos. 

Trogir

Transporte

Al contrario que los alojamientos, el sistema de transporte de Croacia, tren o bus, es muy lento y poco desarrollado. Si quieres viajar por Croacia y recorrerla, lo mejor es el coche. Alquilar un coche en Croacia es muy sencillo. Con tu carnet internacional y una tarjeta de crédito podrás conducir por Croacia sin problemas. 

Las carreteras, en su mayoría, son nuevas y están en muy buen estado. Las principales autopistas son de peaje, algo caros, pero merecen la pena por no cruzar puertos y carreteras secundarias. 

Split de fondo

Nosotros alquilamos dos coches: el primero para recorrer desde Zagreb hasta Split y el segundo para movernos por la isla de Mljet, ya que solo hay un bus al día. El primero nos costó 112€, por 3 días y con seguro a todo riesgo y el coche de Mljet por dos días fueron 90€, como ves, más caro en comparación. 

Si tienes pensado ir desde Split a Dubrovnik en coche, o viceversa, cuidado, porque tendrás que cruzar de país. Unos 10 kilómetros de costa pertenecen a Bosnia, por lo que saldrás del país y volverás a entrar. Para ello, necesitarás pagar un peaje y tener una hoja especial del renting de coche. 

Otro medio de transporte muy utilizado para viajar por Croacia es el ferry. Croacia cuenta con más de mil islas, parte de ellas habitadas. Han construido una red de ferry bastante importante. Hay bastantes líneas para recorrer las islas de Croacia de norte a sur, y viceversa. Los trayectos no son caros, dependiendo de la duración del viaje, pero suelen estar entre los 5€ y los 18€ aprox. 

Comida

La gastronomía en Croacia es típicamente mediterránea, aunque tiene influencias de la comida húngara, austriaca y checa. Le dan mucha importancia al aceite de oliva, el pescado, la trufa y los embutidos.

Struklis

Si bien es verdad, que no tienen un plato estrella, hay algunos imprescindibles cuando viajas a Croacia. Te contamos algunos de ellos: 

  • Cevapi: son una especie de bocadillo similar al pan de pita, pero más grande, con carne, fundamentalmente, salchichas muy condimentadas e, incluso picantes. 
  • Struklis: una especie de lasaña con muuuuuuuuuuuuuucho queso. Puedes encontrarlo tanto dulce como salado. 
  • Kulen: Es un embutido que puede compararse con una mezcla de chorizo y sobrasada. 
  • Pescado: Tienen infinidad de guisos con pescados y unos simples boquerones fritos, ellos los llaman sardinas, tienen más sabor que los que puedas encontrar en casa. 

Comer en Croacia no es barato, sobre todo, si buscas platos más tradicionales podemos estar hablando de que puedes comer por unos 16-19€, un plato y una bebida. Especialmente es más caro en las islas y en Dubronvnik. 

Ahorrar

Es difícil ahorrar en Croacia, ya que saben el potencial que tienen y lo saben explotar con el turismo. Tanto restaurantes y alojamientos céntricos son destinados íntegramente al turista, y es complicado no caer en las trampas atrapaturistas.

Sin embargo, te contamos algunos trucos que hicimos cuando viajamos a Croacia para que puedas ahorrar algo en tu viaje. 

  • Pide agua del grifo en los restaurante. Como hemos comentado, el agua de Croacia es potable. No hace falta pedir agua embotellada, ya que no hay problemas de intoxicaciones. También puedes llevar tu botella de agua desde casa y así también reducir el consumo de plásticos. 
  • En Zagreb alójate en algún apartamento en el casco histórico. Puedes encontrarlos muy bien de precio y tendrás todo a tu alcance. Además llegar desde el aeropuerto al centro no es nada caro. Para llegar al centro debes coger dos tranvías y cuesta cada uno unas 6 kunas, 80 céntimos de €. 
  • Split es una ciudad mediana, pero no tienes la necesidad de alojarte en el centro. De hecho si vas con coche no te lo aconsejamos ya que no sabrás qué hacer con él.
Cueva de Hércules
  • Dubrovnik es la ciudad más grande que visitamos, y la más cara, y todo lo importante se concentra alrededor de las murallas. Aquí nos costó encontrar un alojamiento dentro de nuestros parámetros. Al final optamos por un apartamento cerca de una parada de autobús que nos dejaba en las murallas en 10 min. El billete del bus costaba 12 kunas por trayecto, 1,60€.  
  • En el parque de los Lagos de Ptlivice reserva la entrada por la web. Evitarás grandes colas bajo un sol abrasador en verano, y podrás ir directamente quitandote a mucha gente de en medio. Consulta las tarifas, ya que dependiendo de la época varían. 
  • También hay una tarifa más barata para las visitas de la tarde, pero no te dará tiempo a recorrer el parque en las 2 o 3 horas que te da ese ticket. 

Presupuesto

Nuestro viaje a Croacia fue en agosto-septiembre del 2019. En total estuvimos recorriendo de norte a sur el país durante 10 días. Nuestro planteamiento de viaje era descubrir ciudades, los parques y relajarnos en las islas. No fue un viaje barato, en comparación con otros viajes del mismo estilo por Europa, como Escocia o Grecia, pero sí uno de los más completos y divertidos que hemos realizado. 

A continuación os detallamos los gastos para que veaís cómo es viajar a Croacia. 

5 maneras de viajar desde casa

Después de casi tres meses en casa, ya nos hemos acostumbrados a buscarnos alternativas a nuestro gran hobbie que es viajar. Todavía queda mucho para que podamos hacerlo libremente y sin restricciones pero, viajar también podemos hacerlo desde casa. ¿Cómo? Escritores, directores, músicos e, incluso, la gastronomía nos pueden teletransportar a esas ciudades que nos encantaría visitar en estos momentos. 

En este post queremos presentarte, con la colaboración de Cris de Curiositravel, 5 maneras de viajar desde casa para sigamos descubriendo y recordando grandes ciudades que deseamos visitar muy pronto, ¿comenzamos? 

Luces, cámara…¡acción!

El cine nos puede llevar a mil y un lugares sin salir del sofá de casa. Coge palomitas y viaja a donde desees.

Memorias de una Geisha

¿Sabías que está grabada casi íntegramente en Estados Unidos? Apenas la escena mítica del paseo entre los Toriis de Fushimi-Inari corresponden a la Japón. Entonces, ¿por qué recomendar una peli que no está grabada en el sitio original? 

A pesar de esto, Memorias de una Geisha te hará viajar desde casa al Japón antiguo donde muchas de sus tradiciones siguen hoy intactas: como los barrios de geishas de Kioto, la ceremonia del té, los kimonos, los jardines zen o el ritual del baño en el onsen. 

Come, reza, ama

Entre los dilemas de si ser una misma o seguir la corriente, Julia Roberts nos lleva por tres países, a cuál más apetitoso. Basado en la novela de Elisabeth Gilbert, también recomendable; te aconsejamos que cojas lápiz y papel para apuntar todas las experiencias qué hacer en cada uno de los tres países que recorre. 

El Bueno, el Feo y el Malo

No hace falta viajar muy lejos para conocer lugares cinematográficos. En la provincia de Burgos hay varios escenarios de esta película, que forma parte de la Trilogía del Dólar. 

Aunque lo más común es que la mayoría de los Western se grabaran en Alicante, en esta ocasión, la escena final del duelo se rodó en el cementerio de Sad Hill. No es un cementerio real, es una recreación del que se construyó para la película.

Desayuno con diamantes

La película es una adaptación de una novela corta de Truman Capote. El papel de protagonista de Audrey Hepburn en esta película la catapultó como actriz.

¿Quién no ha soñado con ser Audrey Hepburn elegantemente vestida desayunando un croissant y un café enfrente del escaparate de Tiffany´s?

Ahora puedes disfrutar de una experiencia aún mejor. Desayunar en Tiffany´s en Nueva York. La cafetería se llama The Blue Box Cafe. Se encuentra en el cuarto piso de la mítica joyería y dispone de tres opciones de desayunos, cuyos precios oscilan entre 32 y 52 dólares.

¿Quién no ha soñado con ser Audrey Hepburn elegantemente vestida desayunando un croissant y un café enfrente del escaparate de Tiffany´s?

Mamma mía 

¿Quieres una película que te divierta, recuerdes grandes temas de Abba y sientas la libertad de las islas griegas? Con Mamma mía lo consigues. Grabada en las islas Espóradas la película llega a transmitir la tranquilidad y el ritmo de vida de las islas griegas: familiar, relajante, lleno de naturaleza y  un tanto bohemio. 

Será por la música, los escenarios, por el guión o los actores, pero esta película desprende un buen rollo en cada escena que merece la pena ver si añoras el verano y la libertad en estos momentos. 

Entre acordes

La música amansa a las fieras, pero también sirve para transportarnos más allá de nuestras ventanas…

Born to be Wild 

El inicio de la canción te pone en situación de dónde te va a hacer viajar desde casa. El ruido de las motos, sentir el aire en la cara y la sensación de libertad que nos da esta canción hace que viajemos a Estados Unidos.

Born to be wild forma parte de la banda sonora de la película Easy Rider. Los protagonistas realizan un viaje de costa a costa a lomos de Harley-Davidson. La ruta que hacen parte de Los Ángeles y finaliza en Nueva Orleans, recorriendo la mítica Ruta 66, y disfrutando de paisajes como el desierto de Mojave o el Gran Cañón del Colorado.

Cai

Es un canto a una ciudad que nos enamora cuando la visitamos. Niña Pastori y Alejandro Sanz cantan desde el cariño y el amor a Cádiz. 

Y es que… “¿Qué es lo que tiene ese rincón? Cai se bebe el sol, Cai es la brisa marinera, y que remienda tu corazón con la sonrisa más morena”. 

La vie en rose

Con Édith Piaf nos volvemos románticos y viajamos a la ciudad del amor.

París es una de las ciudades más visitadas de Europa y es que son muchos los reclamos que ofrece esta ciudad: la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo, el Louvre o Montmartre son algunos de los planes imprescindibles que no te puedes perder.

The Poogues

Este grupo de rock nos traslada con su música a los pubs irlandeses. El grupo surgió con la idea de recuperar antiguos sonidos irlandeses y darles una nueva perspectiva. Para todos aquellos que conocen Irlanda seguro que han disfrutado de una Guinness en un típico pub escuchando música en directo.

Es una música alegre que invita a disfrutar, a bailar y a brindar. Escucha sus canciones para viajar hasta la llamada Isla Esmeralda por sus verdes paisajes.

Fado

Melancólica, lenta, profunda, así son los fados portugueses. Pero también son apasionadas, reales y nostálgicas. Acompañado generalmente por una viola, los fados son cantos casi a capela que transmiten historias de soledad, añoranza, amor o rabia. 

Aunque puedas pensar que es un estilo en decadencia y pasado de moda, todo lo contrario. En el Barrio Alto de Lisboa, a día de hoy, se celebran sesiones de fados diariamente y siempre a rebosar. Este estilo de música relajante, bohemio y melancólico es representación perfecta del ritmo de vida de la capital lusa.  

Página a página

Los libros, esas páginas llenas de historias que son capaces de atraparte horas y horas en lugares muy lejanos.

Obras de Dan Brown

Ya sea El código Da Vinci, Ángeles y Demonios, Inferno o La Conspiración, Dan Brown nos hace viajar por varios países en cada da uno de sus libros. Historias oscuras, ocultas, conspiraciones o sociedades secretas y simbólicas son el hilo conductor de sus libros.. 

El profesor Robert Langdon, junto con su reloj de Mickey Mouse, te desvelará grandes secretos de los más famosos monumentos como el Museo Louvre (París), la Plaza Navona (Roma) o Santa Sofía (Estambul).   

Perdona si te llamo amor

La obra más famosa de Federico Moccia te relata una historia de amor algo peculiar y especial bajo una ciudad eterna, llena de luz, de amor y un tráfico caótico: Roma. 

No solamente recorrerás plazas y calles a través de este libro, sino también, tradiciones, platos y sabores tan típicos de Italia.

La playa de los ahogados

Es el segundo libro de Domingo Villar. El primero, Ojos de Agua, inauguró esta serie en la que el protagonista es el inspector Leo Caldas. Con él conoceremos parte de las Rías Baixas: Vigo y Nigrán.

El libro comienza con la aparición de un marinero muerto con las manos atadas. ¿Quieres saber quién lo hizo y viajar hasta Galicia a través de la descripción de sus paisajes?

¿Quieres saber quién lo hizo y viajar hasta Galicia a través de la descripción de sus paisajes?

Sherlock Holmes

En el número 221B de Baker Street, en Londres, se encontraba la casa del famoso Sherlock Holmes. El escritor, Sir Arthur Conan Doyle, dio vida a este sagaz detective y a su fiel ayudante, el doctor Watson. A través de ellos conoceremos el Londres de finales del siglo XIX.

En la actualidad, en el 221B de Baker Street podemos visitar el Museo de Sherlock Holmes. Si te has leído los libros conocerás a todos los personajes que se encuentran representados en la casa.

Harry Potter

El mago adolescente más famoso del mundo. Para quien no conozca sus aventuras el trío de amigos Ron, Hermione y Harry se enfrentan en cada libro al malvado Voldemort. Su autora J. K. Rowling se inspiró en varias ciudades para crear este universo de magia, adolescencia e, incluso, política. 

Londres, Edimburgo, Oporto, Oxford o Cambridge son algunas de las ciudades que dieron forma al universo Potter y donde se rodaron varias escenas de las películas. Un sitio emblemático, y casi real: el andén 9 y ¾ de de la estación de King Cross de Londres.

Sabores del mundo

Los sabores y olores de ciertas comidas nos recuerdan a cuando estuvimos en su lugar de procedencia recuerda grandes viajes con estos platos.

Francesinha

Este plato típico de Oporto no puede ser más contundente. Un sándwich hecho a base de salchichas, chorizo, jamón, etc. cubierto y gratinado con queso y, finalmente, recubierto de una salsa picante y especial para este plato. ¿Te parece poco? No te preocupes, se suele acompañar con patata fritas. 

Si es uno de tus platos favoritos, puedes prepararlo en casa comprando la salsa especial a través de internet. Tendrás un plato típico luso en tu casa. 

Gulash

Este estofado de ternera, especias y verduras es típico de la ciudad de Praga. Es ideal en un día de frío junto con una buena cerveza. No puede servirse en mejor plato que una hogaza de pan. Ideal para acompañar este guiso según vas comiéndolo. 

Si te sobra espacio en el estómago remata este menú con un Trdelník, un hojaldre con azucar y canela hecho en un molde circular y que puedes rellenar de nata o chocolate…

Mejillones y patatas. 

Uno de los platos más típicos de Bélgica son sus famosos moules frites. Los mejillones, que para ellos es un plato principal, los presentan en la misma olla donde los han cocinado.

Los belgas tienen una peculiar forma de comerlos: con las cáscaras del primer mejillón que comen, la utilizan a modo de pinza para coger el resto de mejillones de la olla.

¿Y qué podemos decir de sus deliciosas patatas fritas, si hasta tienen un museo dedicado a ellas?

Tarta de Guinness.

La cerveza estrella en Irlanda es la Guinness. Tal es su importancia, que tienen un edificio de siete plantas donde puedes conocer tanto la historia de esta marca de cerveza como su proceso de elaboración o sus campañas publicitarias. En la última planta podrás degustar una Guinness con vistas a la ciudad de Dublín.

Con esta marca de cerveza puedes elaborar varias recetas: estofado de Guinness o la famosa tarta de Guinness. Es una tarta muy fácil de hacer y que está riquísima.

Codillo con chucrut 

Si visitas Alemania, te guste o no la cerveza, tienes que ir a un Biergarten. Este lugar, traducido como Jardín de Cerveza, es el sitio ideal para probar los platos típicos de la gastronomía alemana. Muchos de ellos tienen mesas tanto en el interior como al aire libre.

El codillo con patatas y chucrut (col fermentada en salmuera), que puedes encontrar en algunos supermercados españoles, es uno de mis platos favoritos.

Con la pequeña pantalla

Ese género que año tras año gana más adeptos han creado historias que nos hacen recorrer el mundo gracias a ellas.

Hermanos de sangre 

Es una miniserie de diez capítulos coproducida por Steven Spielberg y Tom Hanks. En