Todas las entradas de: Sergio

Viajar a Turquía

Quizá, y a priori, al escuchar Turquía tengamos un concepto equivocado, tal vez por nuestro desconocimiento y por su confusa situación geográfica, compartiendo frontera con países como Siria, Irán o Irak. O quizá, tengamos como sinónimo viajar a Turquía a ¡ese país en el que se va todo el mundo a ponerse pelo! Hemos de decirlo, no es una leyenda, ¡hay mucha gente que se pone pelo en Turquía, y, además, ¡pelazo!

Pero mas allá de estos prejuicios, Turquía es un país mágico donde Oriente y Occidente se dan la mano. Con una gran riqueza gastronómica y cultural gracias a la influencia histórica de los más grandes imperios de nuestra civilización, como el griego, el persa, el romano, el bizantino y el otomano.

En este post te contamos todo lo que necesitas saber antes de viajar a Turquía, un maravilloso país que, sin duda, no te dejará indiferente.

Documentación

Los ciudadanos españoles podrán viajar a Turquía con el pasaporte o el DNI, indistintamente, siempre y cuando, tengan una validez de 6 meses después del viaje.

Además, se necesita disponer de visado que se puede obtener al llegar al aeropuerto en destino o podemos comprarlo vía online a través a través de esta web.

Nota: Nosotros somos de los que pensamos que todo lo que podamos llevar hecho desde España mejor, por lo que te recomendamos que lo hagas previamente.

El precio del visado a fecha de 2019 es de 33.25€/persona al hacerlo por este medio, bastante más caro que años anteriores.

Si no eres ciudadano español, te recomendamos que te informes bien los requisitos en tu caso. En este enlace, podréis encontrar información y preguntas más frecuentes que os puedan .

Cuando ir

Turquía es un país bastante extenso, por lo que según la zona que quieras visitar, el clima cambia.

Por ejemplo, el tiempo en Estambul, que es la ciudad más visitada de Turquía, es de un clima mediterráneo con veranos calurosos y secos (mínimas de 18ºC y máximas de 30ºC) e inviernos lluviosos con bastante frío, incluso nieve, donde las mínimas pueden caer hasta los 2 o 3 grados. Las zonas costeras del país, también disfrutan de un clima similar.

Si quieres ir a Capadocia, te recomendamos que lo hagas los meses de mayo, junio y septiembre evitando los meses de más calor como son julio y agosto y los meses de frío donde las temperaturas bajan por debajo de los 0 grados, de lo que damos buena fé.

Tened en cuenta también que de mayo a septiembre es temporada alta, y los precios se encarecen, aparte de haber una mayor masificación de gente en las zonas más turísticas.

Dinero

La moneda oficial es la lira turca TL (Türk Lirasi) y equivale a 0,15€ aprox. A lo largo de los años la lira se ha devaluado y la conversión hoy en día es de: 1€ = 6,59TL aprox. (Diciembre 2019)

Existen multitud de cajeros automáticos en los principales destinos turísticos y se puede pagar con tarjeta prácticamente en todos los sitios.

Nuestra recomendación es comparar previamente los tipos de cambio y comisiones que nos aplican desde nuestro propio banco o llevar siempre algo desde origen por si hubiera imprevistos. Nosotros usamos Ria, con ellos nos aseguramos el mejor tipo de cambio y, además, nos envían a casa la moneda sin coste alguno.

Las tarjetas monedero como Bnext y Revolut también se pueden usar para sacar dinero o pagar, pero igualmente, ¡estad atentos al tipo de cambio aplicado y las comisiones para no llevaros sustos! Si usas este tipo de tarjetas, seleccionad como tipo de moneda en el cajero la local, ya que se aplicará un tipo de cambio bastante más beneficioso.

Los pagos con tarjeta, bajo nuestra experiencia, nos han parecido la mejor opción y en la que mejor tipo de cambio nos han aplicado y menos comisión nos han cobrado.

También es muy común en Turquía que te dejen pagar en muchos sitios con euros ya que para ellos “Dinero es dinero”. Normalmente te aplican bien el cambio, pero si pagas en euros es más susceptible que redondeen a su favor.

Salud

Por lo general existen hospitales que nos ofrecen un servicio de calidad, aunque suelen ser caros. Ojo, porque la Tarjeta Sanitaria Europea NO es válida para viajar a Turquía por lo que os recomendamos contratar un seguro privado como Mondo y por supuesto, no olvidaros de llevar siempre un pequeño kit de medicamentos que siempre nos pueden sacar de un apuro.

También debemos de tener en cuenta, que el agua del grifo no es potable, por lo que debéis de comprar agua embotellada. Los precios de las botellas son muy asequibles (1,5 Litros = 2,5TL, unos 0,40€).

Alojamientos

La mayoría de destinos turísticos en Turquía cuentan con una amplia oferta hotelera destacando por supuesto Estambul donde siempre recomendamos alojamientos en el barrio de Sultanhamet, que, aunque es muy turístico, estamos muy cerca del casco histórico y de los principales puntos de interés como Santa Sofía, Mezquita azul y palacio Topkapi entre otros muchos. Para estancias cortas sí que recomendamos alojarnos en este barrio.

Otros barrios a tener en cuenta como alternativas, si lo que queremos es no estar en pleno bullicio son Eminönü (al otro lado del puente de Gálata) y sobre todo Beyoglu, ambos también en el lado europeo.

Si tienes pensado visitar Capadocia, la mejor alternativa de alojamiento la encontrareis en el pueblecito de Göreme, en plena Anatolia central, donde encontrareis una amplia oferta hotelera de los famosos Cave Hotels o hoteles cueva.

Nosotros te recomendamos sin ninguna duda el Charming Cave Hotel, donde disfrutamos de una extraordinaria estancia y contando siempre con la ayuda de los hermanos Charming.

Recuerda que de mayo a septiembre es temporada alta, por lo que la demanda y los precios suben por lo que es imprescindible reservar con cierta antelación.

Transporte

En Estambul tu gran aliado será el tranvía ya que será la forma más cómoda y económica de moveros por los principales barrios y puntos turísticos de la ciudad. También existen dos líneas de funicular, que conectan las partes bajas de Estambul con la famosa plaza Taksim y sus proximidades.

Si, además, quieres visitar el lado asiático, existen ferries que en cuestión de 30 minutos te llevan de un lado a otro. El trayecto más común es el ferry desde Eminönü hasta Üsküdar donde podréis disfrutar de un magnífico trayecto por el cuerno de oro y el Bósforo con unas impresionantes vistas de la ciudad y todo por 2,65 liras, unos 50 centimos de euro.

En Capadocia, la mejor opción es alquilar un coche. Mucha gente desconfía del estado de las carreteras y finalmente acaban haciendo los tours organizados donde te llevan a los principales puntos y, después, a tiendas de souvenirs de amigos donde pasas más tiempo que en ningún otro lado.

Las carreteras en Capadocia son seguras y están en muy buen estado, además, con muy poco tráfico, conectan los principales puntos en menos de una hora. Aparcar también es muy sencillo. ¡Ah! y los precios de alquiler del coche, así como la gasolina, muy económicos. Un conche gasolina y automáticos son unos 35€ al día y la gasolina ronda el euro. Nosotros en 2 días de alquiler gastamos unos 15€ de gasolina.

Comida

Si piensas que viajar a Turquía es sinónimo de comer solo kebabs, estás muy equivocado. Puede parecer sorprendente, pero la oferta gastronómica en Turquía es de primer nivel, al mezclar elementos de la cocina oriental con la mediterránea. Comida muy sabrosa, variada, abundante y a precios muy asequibles cuya característica fundamental es el uso abundante de especias.

Perfectamente se puede comer/cenar por una media de 5-10€ por persona con una relación calidad (y cantidad) /precio bastante aceptable. ¡Siempre recomendamos no ir al típico restaurante caza turistas, hay veces que es mejor alejarse un poco del meollo para descubrir lugares más auténticos y más baratos!

Aquí te dejamos un post donde podréis conocer un poco más algunos de sus platos estrella y con los que estamos seguros que se te hará la boca agua.

Ahorrar

Lo primero que debemos de destacar es que viajar a Turquía es más barato que un país europeo. El coste de la vida es más bajo, aunque ha aumentado con el paso de los años.

Si te gustan las compras, tanto de productos culinarios, ropa o cosmética ¡Turquía es tu destino! El Gran Bazar y el Bazar de las especias te esperan. Eso sí, tendrás que ser un buen negociador (o parecerlo) para intentar arañar unas liras. Ya te avisamos, que nunca seréis mejores negociadores que lo que lo son ellos. Comenzarán a darte un precio muy elevado, te aconsejamos que ofertes la mitad de lo que te digan y de ahí irá subiendo hasta quedarse en un 30% menos del precio inicial. Otro truco, es comprar más de 2 unidades en el mismo puesto y hacer una oferta por el total de los objetos que quieres llevarte.

Las entradas a las principales atracciones turísticas son muy asequibles, tanto en Estambul como en Capadocia. Quizá las entradas a Santa Sofía y el Palacio Topkapi son las más caras, aunque existe una tarjeta que puedes adquirir para ver ambos monumentos y también el Museo de Estambul. Esta tarjeta cuesta 24€/persona y puedes usarla en 3 días.  

También en Capadocia existe una Museum Pass, dependiendo de lo que vayas a visitar puede compensarte, puedes ver lo que incluye aquí.

Presupuesto

En nuestro viaje combinamos 4 días en Estambul y 3 en Capadocia. Fuimos en diciembre, y aunque parezca temporada baja,  no lo es, siempre hay turismo en Turquía.

Ten en cuenta además que, si visitáis Capadocia, y quieres volar en globo, tu presupuesto aumentará entorno a 165-200€ por persona. Ésta es sin duda una de las actividades más caras de tu viaje pero que sin ninguna duda te recomendamos como experiencia que, al menos, hay que hacer una vez en la vida.

Viajar a Nueva York

Desde niños, viajar a Nueva York ha estado siempre presente en nosotros. Posiblemente por ser la ciudad más famosa del mundo y conocerla a través de las películas que marcaron nuestra infancia como “Sólo en casa”, “Los cazafantasmas”, “King Kong”,”Big”, “Ghost”, etc.

[themoneytizer id=»23104-2″]

 

Además, también ha sido protagonista del momento más impactante y triste que se recuerda en la historia moderna. Aquel 11 de septiembre de 2001 donde, sin ninguna duda, el mundo cambió para siempre. ¿Quién no recuerda dónde estaba o qué estaba haciendo ese día?

Por todo esto, y mucho más, era un sueño desde hace muuuuchos años visitar esta gran ciudad.

A diferencia de otros viajes que habíamos hecho, éste era especial para mí (Sergio), ya que iba a ser el primer “gran” viaje que organizara y preparara. Por lo tanto, como no podía ser de otra manera, yo seré quien os lo cuente, así que…¡allá vamos!

¿Buscas tu siguiente vuelo? Encuentra los mejores precios aquí.
10% de descuento en tu próximo hotel.
25€ de descuento en tu Airbnb.
Tu seguro de viaje más completo con un 5% de descuento.
Miles de actividades para hacer en tu viaje aquí.

 

Visado

Viajar a Nueva York pertenenciendo a uno de estos países, por turismo y con una estancia inferior a 90 días, NO NECESITA VISADO; gracias al programa de exención de visado (Visa Waiver Program).

Únicamente necesitarás rellenar el formulario ESTA (Electronic System for Travel Authorization). El ESTA es una autorización que requiere disponer de un pasaporte en vigor durante tu estancia en EEUU y que se recomienda que se solicite, al menos, 72h antes del viaje.

Desde esta página se puede hacer la solicitud (Individual Application /Group of Applications) y se recibe una respuesta muy rápida.

Comentaros que el precio de esta autorización ronda los 14$ por persona. En esta página podréis encontrar toda la información necesaria respecto al ESTA.

Además del ESTA, se debe de rellenar un documento de declaración de aduanas que te entregan en el mismo avión y que puedes rellenar sobre la marcha. Llevad un bolígrafo a mano para rellenar este sencillo formulario, donde nos pedirán, entre otros datos, nuestro nombre y apellidos, número de pasaporte, procedencia, países visitados o qué llevas. También es posible, a través de una máquina, rellenarlo en algunas terminales de destino.

Al llegar al aeropuerto, debemos de pasar un control de seguridad que nos llevará unos 10 minutos. Se pasa por unas ventanillas, donde la policía nos pedirá nuestro pasaporte, el ESTA y la declaración de aduanas; ademas, nos tomarán una foto y nuestras huellas dactilares. Puede que también nos haga algunas preguntas, que siempre debemos de responder con la verdad por delante para no tener problemas.

Cuándo ir

Cualquier época es buena para viajar a Nueva York, cada una con sus pros y sus contras. Nosotros lo hicimos en la primera quincena de septiembre, terminando el verano, y la temperatura era muy agradable. Aunque había mucha humedad por lo general debido a su ubicación en la desembocadura del rio Hudson alimentado por el océano Atlántico.

Visitar la ciudad en temporada navideña es otra de las opciones preferidas por los viajeros. Esta ciudad vive el espíritu navideño de manera única y especial. Sus luces y decoraciones navideñas son inigualables. Tened en cuenta, que si os decidís por esta opción, tendréis que abrigaros muchísimo; es pleno invierno en Nueva York y las temperaturas oscilan entre los 5 y los -6 grados pudiendo llegar hasta los ¡-10º!

También es época de habituales nevadas, lluvias y rachas de viento.

Salud

Es imprescindible contratar un seguro privado. La sanidad en Estados Unidos, a diferencia de Europa, es privada y muy cara. Lo que significa que ante cualquier consulta o emergencia que precisemos, tendremos que pagar unos cuantos dólares y no serán pocos. Se estima que el coste por una simple consulta puede rondar los 300$ o unos miles de dólares si es necesaria la hospitalización o realización de pruebas médicas. Nosotros viajamos con nuestro seguro de confianza Mondo.

Como siempre, nuestro botiquín de emergencia con los básicos, siempre viaja con nosotros.

¡Ah! el agua es potable en todos los hoteles y restaurantes, de hecho, si lo pides en los bares te dan un vaso de agua.

 

Dinero

La moneda oficial de Estados Unidos es el dólar ($), que al cambio con el euro esta en aproximadamente 0,88€ por cada $USD.

Nuestra recomendación es hacer siempre los cambios en el país de destino; aunque sino queréis complicaros, siempre se puede hacer en el país de origen, ya sea a través del banco o con alguna empresa especializada en este tipo de gestiones.

Nueva York está repleta de cajeros automáticos ATM, donde podemos sacar dinero. Es preferible realizar los pagos mediante tarjeta, ya que será una buena forma de ahorrar en comisiones. La comisión por sacar dinero en un cajero suele rondar el 4% de la operación. Se puede pagar con tarjeta en prácticamente todos los lugares, de hecho, suele ser lo más habitual.

Tened también en cuenta que, si vais a pagar con una tarjeta de crédito/débito, debéis de consultar primero con vuestro banco si podéis usarla en el extranjero; hay veces que las tarjetas están desactivadas para usarlas fuera de nuestro país. Cada banco es diferente por eso es imprescindible que os informéis previamente.

 

Alojamientos

Esta es una de las decisiones más rápidas que debemos de tomar al viajar a Nueva York y, he de deciros, una de las más complicadas.

Nueva York es bastante caro y, cuanto más tardamos en decidir alojamiento, más suben los precios y menos disponibilidad hay. Manhattan está repleta de hoteles y es la zona siempre más cara, sobre todo la zona de Lower Manhattan y Midtown. Algo más económico podemos encontrar hacia el norte de la isla (Upper Manhattan).

Otras opciones interesantes son alojarse en Brooklyn que está bien comunicado con Manhattan, o incluso en la zona de Queens.

Nuestra recomendación es sin duda, buscar alojamiento a través de Airbnb. El precio es bastante más económico. Desde 50€ por noche por persona, podemos alojarnos en las zonas más céntricas, dentro de Manhattan. Y muchas veces de mejor calidad/precio.

La mayoría de estos alojamientos, suelen ser habitaciones dentro de una casa o un piso, donde la mayoría de veces, el baño es compartido.

Nosotros cogimos un alojamiento muy cerquita de Times Square (pleno centro de Manhattan), apenas 10 minutos andando a un precio bastante aceptable. Nuestro anfitrión, Claude fue magnifico. Todos los días nos dejaba algún detalle espectacular como muffins y zumo para desayunar. ¡Y teníamos chocolatinas en la habitación! No nos faltó de nada. Sin ninguna duda, volveremos a alojarnos aquí en nuestro próximo viaje a NY. Sólo nos alojamos 2 noches.

Después nos movimos a otro alojamiento en pleno bullicio de Chinatown. Nos gustó menos, quizá por no estar en pleno Manhattan y tener que coger todos los días el metro y andar unos cuantos minutos hasta la estación. Aunque debemos de decir, que nos sentimos muy cómodos. La habitación estaba limpia y Ange, la dueña, fue muy maja.

Transporte

La mejor manera de conocer la ciudad es andando, pero Manhattan es demasiado grande para hacerlo; así que se debe usar el transporte público. Puedes llegar a cualquier sitio de la ciudad a través del metro, bus, taxi o incluso ¡en ferry!

Para ello es imprescindible que adquiráis la famosa Metrocard. Una tarjeta recargable similar al abono de transporte y que nos permitirá ahorrar mucho dinero sirviéndonos tanto para el metro como para la mayoría de los autobuses; incluso también para el Airtrain desde/hasta el aeropuerto JFK.

 

Comida

Una de las cosas que más nos llamó la atención es que vayas por donde vayas, siempre huele a comida. Viajar a Nueva York es un viaje también gastronómico. Hay infinidad de opciones para comer, desde restaurantes y bares, de alta gama, hasta los famosísimos puestos callejeros. No puedes volver sin probar un perrito en uno de estos puestos. La oferta gastronómica que nos ofrece esta ciudad es tan amplia, que es imposible no encontrar algo que nos apetezca comer y, además, siempre se adapta a todos los bolsillos.

En nuestro post os contamos una serie de recomendaciones de dónde comer en Nueva York y de los sitios imprescindibles; así como el tipo de comida que debéis sí o sí probar.

Ahorrar

Viajar a Nueva York no es barato, pero la mejor forma de ahorrar es empezando por coger el vuelo y el alojamiento con mucha antelación. En algunas páginas como Skyscanner te hacen una previsión de cuando te puede salir el vuelo más barato.

Imprescindible también la tarjeta de trasporte Metrocard de la que te hemos hablado; así como la compra de una de las tarjetas turísticas existentes si tenemos previsión de visitar muchas de las atracciones que nos ofrece esta impresionante ciudad. Comentaros que existen varias, y dependiendo de vuestro plan, os puede convenir más comprar una u otra. Además de dinero, ahorras numerosas colas adquiriendo una de ellas, algo importantísimo cuando tenemos el tiempo justo.

Haz una lista de lo que es imprescindible de ver, después ver qué precio tienen las entradas a estos sitios por separado, sumarlas y compararlo con el precio de la tarjeta turística. Así verás si compensa o no; normalmente la respuesta es un sí rotundo.

[themoneytizer id=»23104-1″]

 

Aquí tenéis un link muy interesante donde podréis comparar todas ellas y saber cuál se adapta más a tu viaje.

NOTA: Fíjate bien qué sitios están incluidos en cada tarjeta turística, ya que cada uno incluye ciertas visitas que en otras no están incluidas.

Otra forma de ahorrar en Nueva York, es comer en los famosos Deli´s, pero eso te lo contaremos en nuestro post de ‘Dónde comer en Nueva York‘.

¡Ah! otra forma de ahorrar, es hace runa de las múltiples actividades gratuitas que te ofrece Nueva York.

 

¿Os animáis a viajar a Nueva York? No os perdáis el próximo post sobre los imprescindibles de Nueva York.