Archivo de la categoría: Croacia

Imprescindibles de Croacia

Croacia tiene infinidad de atractivos, es difícil concentrar en un solo viaje todo lo que este país te puede ofrecer. Tierra de grandes ciudades, puertos pesqueros, mil islas, bosques muy bien cuidados y cascadas de hadas… En nuestro viaje pudimos ver algunos de los imprescindibles de Croacia. 

Te recomendamos hacer un roadtrip por este país que tiene tanto que ofrecerte, te aviso que en una semana no te dará tiempo a descubrir los mil y un encantos que Croacia tiene. Te enganchará para que vuelvas a visitarla. Descubre de momento lo que no puedes perderte en el país de las mil islas. 

Si eres amante del ambiente Mediterráneo (aunque estemos en el Adriático), naturaleza, buena gastronomía y ciudades históricas, Croacia es uno de tus destinos must de Europa. Descubre algunos de sus encantos.

Lagos de Plitvice

Vista panóramica de los lagos

Uno de los grandes atractivos de Croacia. Te somos sinceros, éramos reticentes a ir a este famoso parque por la aglomeración de gente y su precio 35€ por persona; pero una vez allí, es verdad, es uno de los imprescindibles de Croacia.

Este parque nacional, patrimonio de la UNESCO, es el más grande del país. Y lo tienen muy bien conservado. Sus lagos de agua turquesa son el mayor atractivo, pero sus cascadas en perfecta sintonía con la naturaleza bien merecen el precio de la entrada. 

Lagos de Plitvice

Te recomendamos comprar la entrada por internet para ahorrarte las grandes colas y aparcar en el parking nº2 directamente. Intenta ir a primera hora, antes que los autobuses de turistas. 

Una vez dentro, usa los autobuses y barcos para ir de lado a lado de los lagos y descubrir todo el parque. La visita a este parque puede durar todo un día completo, ya que es muy grande. Hay algunos restaurantes, pero te aconsejamos que te llevas un bocata y disfrutes a los pies de un lago o bajo las cascadas. 

Pasear por las murallas de Dubrovnik 

La ciudad desde las murallas

La perla del Adriático, y no es para menos, Dubrovnik no puede faltar en tu viaje a Croacia. Pasear por las murallas te dará una visión general de la ciudad, podrás ver el azul intenso de sus aguas a un lado y calles marmoleadas al otro. 

Al igual que el Parque de los Lagos de Plitvice, nos parecieron caras las entradas, pero igualmente, merece mucho la pena recorrer sus 2 kilómetros. Entre ellos, verás varias terrazas tanto en la parte más alta como escondidas entre puertas secretas de las murallas. 

Su polígono irregular lleva intacto desde el s.XIV, tanto, que ha soportado asedios, la Guerra de los Balcanes y hasta terremotos. 

Murallas de Dubrovnik

Si eres fan de Juego de Tronos, desde lo alto de las murallas podrás ver tres enclaves que salen en la serie. Son: la Fortaleza Lovrijenac, La Iglesia de San Sebastián y la Torre de Minceta. 

Sobre los tejados anaranjados de Dubrovnik, todos reconstruidos, podrás ver los estragos de los diferentes bombardeos que tuvo la ciudad en la Guerra de los Balcanes.

Split

Palacio Diocleciano

La segunda ciudad más famosa de Croacia. Y es que estar paralela al mar Adriático y su cascos histórico hacen de ella una ciudad especial, sobre todo de noche. El centro ocupado íntegramente por el Palacio Diocleciano alberga más de 200 edificios, parte en ruinas, parte bien conservados. Todos ellos realizados en mármol de la isla de Brac. 

Te recomiendo que pasees por el centro al atardecer hasta bien entrada la tarde, que te pierdas entre sus callejones y aparezcas en plazas vacías o desemboques en el peristilo, la plaza más ornamentada del Palacio. Además, ahí encontrarás el Mausoleo de Diocleciano, lo que hoy es la Catedral de Split. Verás como el palacio se va transformando de calles blancas y con mucha luz a pasadizos donde podía ocurrir de todo. 

Callejones de Split

Si tienes tiempo descubre las playas de las afueras de Split, están menos abarrotadas que las que hay dentro de la ciudad. Y si te alojas allí, hazlo también fuera del casco histórico, no es demasiado grande y podrás ir andando a cualquier lugar. 

Descubrir la isla de Mljet

Atardecer desde Pomena

En nuestro viaje a Croacia, tuvimos que decantarnos por la isla de Mljet y fue todo un acierto. Es una isla poco conocida de cara al turismo extranjero, pero debemos recomendarla al 100%. Toda la isla está cubierta por bosques y una buena parte, la norte, es Parque Nacional. 

Las playas del sur de la isla (Saplunara y Blace) son espectaculares, con aguas tranquilas, transparentes, azules y limpias, con arena blanca, muy poco común en Croacia, y en las que querrás pasar todo el día. En la parte norte también hay playas, pero más pequeñas, en plan calas y con piedras, nada incómodas. 

Cueva de Ulises

Una de las maravillas que tiene Mljet es la Cueva de Ulises, una cueva en el mar a la que puedes acceder solo nadando. Aquí es donde, según Homero, Ulises llegó y se quedó cautivado por la isla durante 7 años. Para llegar a ella, tendrás que dejar el coche en un parking de un supermercado y bajar unos 20 min a pie.

Eso sí, hay que alquilar coche en la única empresa de alquiler que hay en el puerto. Solo hay un bus que recorre la isla dos veces al día. Eso sí que es tranquilidad…

Trogir y Sibenik 

Sibenik

Estos pueblos en la costa dálmata al norte de Split son dos imprescindibles en cualquier roadtrip por Croacia. Ambos parecen haberse parado en el tiempo. Sus cascos históricos medievales, y serpenteantes, de mármol son muy apetecibles en verano y, especialmente, sus paseos marítimos de noche. 

Sibenik se ha hecho famosa por haber aparecido en varias ocasiones en la serie de Juego de Tronos. Gracias a esta fama, los viajeros hemos descubierto un pueblo a la orilla de la costa Dálmata con mucho encanto. Su centro bien merece la pena una visita descubriendo calles blancas combinadas con el verde de las ventanas. 

Por el contrario, Trogir es una pequeña isla conectada por puentes a la península muy cerca de Split. Su amurallado casco es Patrimonio de la UNESCO. Aquí las calles, gracias a las tejas de color marrón, cogen un tono tierra muy acogedor. Lo mejor: disfrutar de un paseo tranquilo entre la iglesia de San Lorenzo y el Castillo del Camarlengo por callejuelas con un helado bien fresquito.

Trogir

Parque nacional de Krka

Foto Pixabay

Al igual que Plitvice, este parque tiene cascadas y lagos de un azul turquesa imponente. Las cascadas aquí son de menos altura, pero se gana el puesto de imprescindible de Croacia porque en él sí está permitido el baño. Por este mismo motivo, es mejor que reserves la entrada por la web, así te evitarás las colas de la entrada y aprovecharás más tu visita. 

Para llegar debes aparcar en Skradin y desde ahí, con la entrada ya comprada, acceder a los ferrys que te llevarán a las cascadas. A partir de ahí puedes hacer senderismo para recorrer el parque. Te llevará el día entero recorrerlo, porque entre chapuzón y chapuzón se te pasarán las horas volando. 

Zagreb

Cementerio de Mirogoj

Eclipsada por Dubrovnik y Split, la capital de Croacia es una ciudad sacada de un cuento. Dividida en dos, la parte baja y la parte alta, esta última es lo verdaderamente interesante de Zagreb. Sus casitas de madera de dos plantas y sus calles empedradas hacen que te enamores de ella. 

Además cuenta con varios secretos, en Zagreb podrás visitar el túnel Gric. Este pasadizo se realizó para albergar a los vecinos de la ciudad alta en la II Guerra Mundial. Cuenta con más de 300 metros y 4 entradas. Si tienes suerte, podrás verlo decorado en la época de Navidad. 

También en Zagreb, no puedes perderte una de las panorámicas de la ciudad, con la Catedral de Zagreb al fondo, o la Iglesia de San Marcos con su techo característico. 

Otro imprescindible de Croacia, que está aquí en Zagreb, es el Cementerio Mirogoj, considerado uno de los más bonitos de Europa. Más que un cementerio, es un museo al aire libre, lleno de arquitectura, pinturas y esculturas de varias religiones. Consejo: llevaros antimosquitos si no quieres ser acribillado. 

Brac

Zlatni Rat

Una de las islas más famosas de Croacia. Su fama le viene por la playa nº1 del país: Zlatni Rat, una playa en forma de cuerno con cantos rodados blancos. Esta playa es visible desde el avión. No lo vamos a negar, es una playa preciosa donde divisar un atardecer precioso, pero no consideramos que sea la mejor de Croacia. 

A parte de la playa, Brac es una isla que tiene el encanto de Dubrovnik pero en pequeñito. Además, es famosa por su mármol. ¿Sabías que la Casa Blanca de Washington o el Reichstag de Berlín están hechos del mármol de la isla de Brac? También el Palacio de Diocleciano de Split está hecho de este mármol tan especial, ya que es muy duradero y no pierde su blanco impoluto. 

Si vas a pasar una o dos noches en Brac te aconsejo alojarte en Bol, cerca de la famosa playa Zlatni Rat, al ir coge el taxi boat que hay en el puerto y a la vuelta hazlo por el paseo marítimo de mármol rodeado de pinos y naturaleza, un plan de 10. 

Zadar

Iglesia de San Donato

Una de las pequeñas joyas imprescindibles de Croacia. Aunque sea a pasar el día debes pasear por sus callejuelas blancas entre edificio antiguos de estilo veneciano hasta que llegues a las ruinas romanas alrededor de la Iglesia de San Donato. De hecho, verás la marca de lo que tuvieron que excavar para encontrar los restos. 

Muy cerca de aquí se encuentra el órgano del mar de Zadar. Unas gradas que dan al mar con un largo de 70 metros por donde se cuela el agua y hace sonar los escalones. Toda una maravilla de atardecer, de los mejores atardeceres de Croacia. 

Saludo al sol

Como parte del órgano, justo al lado encontrarás la parte más visual. El “saludo al sol”, un círculo de 22 metros de diámetro de paneles solares que representan al sistema solar, que al caer la noche se convierte en un espectáculo de luces. Dicen que desde aquí es el mejor lugar para escuchar al órgano, eso sin tener en cuenta a toda la gente que hay entre ellos… 

 Si quieres escuchar cómo suenan las olas puedes escucharlo aquí.

Istria

Foto Pixabay

La península de Istria dada su cercanía con Italia posee un patrimonio artístico muy del estilo veneciano. Si tienes tiempo para visitarla no puedes perderte el anfiteatro de Pula, uno de los mejores conservados del mundo o las playas tranquilas y de aguas esmeraldas de Rovinj.

Al estar al norte de Croacia, alejado de los cruceros, la península de Istria es muy diferente al resto del país. Descubrirás una zona verde, boscosa y salvaje, con aguas azules transparentes y con una tranquilidad pasmosa, sin aglomeraciones. 

Guía de viaje a Croacia

Viajar a Croacia se ha puesto de moda en los últimos años gracias a los cruceros que llegan a Dubrovnik y a la serie “Juego de Tronos” que grabó varias escenas a lo largo del país. Además, el turismo en Croacia es muy reciente, recordemos que en la década de los ´90 tuvo lugar la Guerra de los Balcanes en la que varios países como Albania, Yugoslavia, Serbia y Croacia  fueron devastadas y, a día de hoy, siguen recuperándose. 

Croacia es un destino para pasar unas vacaciones relajadas, con sol y playa, conocer ciudades históricas, y muy interesantes, y encontrar restos de civilizaciones pasadas. Es un país muy rico en cuanto a cultura y naturaleza se refiere, y Croacia es más que los famosos lagos de Plitvice. 

Cementerio de Zagreb

Si te gustan los roadtrips, Croacia será uno de tus países favoritos. Vente a Croacia con nosotros y prepara tu viaje con nuestra guía de preparativos. ¡Comencemos! 

Documentación

Si eres ciudadano europeo no necesitas visado para viajar a Croacia. Como en casi todos los países, tendrás hasta 90 días para viajar por el país.  Además, hay un listado de países fuera de la Comunidad Europea que no necesitan listado. Puedes consultar este listado, así como los países que sí necesitan visado aquí.

En caso de necesitarlo, solo tendrías que pagar 35€ y una carta de invitación por parte de un croata.

Playa Zlanit Rat

Cuando ir

El clima de Croacia es muy similar al levante español. Además, con las mismas características: la costa húmeda y temperaturas suaves y el interior muy seco con temperaturas altas y extremas en verano. La mayoría de la gente que viaja a Croacia va buscando sol y playas por lo que viajan en verano pero ir en invierno tiene sus ventajas…

Invierno: la saturación de turistas es menor, aun habiendo cruceros en Dubrovnik. El clima del interior es duro, con temperaturas que rozan los 0 grados y algunos de los parques más famosos están cerrados. 

Verano: se disfruta por completo de las diferentes costas de Croacia, las islas cobran vida llenándose de gente y turistas, pero las temperaturas son altas y extremas en algunos puntos del país. 

Dinero

La moneda oficial croata es la Kuna. Un euro está en torno a 7.5Kunas y un dólar casi 6.5Kunas. En las principales ciudades (Split, Zagreb, Dubrovnik…) cuentan con bancos, cajeros y casas de cambio. Incluso en las tiendas hay veces que te aceptan euros, aunque aprovechando el cambio a su favor, por lo que no os lo recomendamos. 

En cambio en las islas, es mejor que vayáis con efectivo si no queréis tener alguna sorpresa, puede que el datáfono no vaya, que no acepten tarjetas o que no haya ni cajeros.

Como siempres recomendamos, nosotros vamos con efectivo desde casa. Compramos euros en Ria, quienes nos dan el mejor cambio y nos lo traen a casa. Así nos despreocupamos a la llegada y, después, usamos tarjeta o casas de cambio. 

Salud

Croacia goza de un sistema de salud muy bueno, al nivel de sus vecinos europeos. La tarjeta sanitaria europea es aceptada en Croacia, pudiendo recibir consultas y tratamientos en este país. Aun así nosotros siempre viajamos con nuestro seguro médico privado de Mondo que nos cubre gastos de repatriación, médicos y equipaje, por si las moscas. Además, como ya sabéis, cuenta con un médico 24h por chat para cualquier consulta. 

Dos consejos para viajar a Croacia: el primero, el agua es potable y de muy buena calidad. Y el segundo, en verano hay mosquitos que te acribillan por las noches, asi que llevar un antimosquitos potente. 

Alojamientos

La infraestructura hotelera de Croacia ha ido creciendo como la espuma. En las principales ciudades encontrarás hoteles de todas las categorías. Aunque en los cascos históricos o en las cercanías no encontrarás hoteles de 4 o 5 estrellas. 

En cambio en las islas, los hoteles son más modestos, siendo casi toda la oferta hoteles de 2 o 3 estrellas o apartamentos turísticos. 

El alojamiento en Croacia no es barato y es más caro según vas hacia el sur, siendo lo más caro Dubronik y las islas. Dubrovnik por ser la ciudad más famosa de Croacia gracias a los cruceros y a Juego de Tronos; en cambio, las islas son caras por la escasez de alojamientos. 

Trogir

Transporte

Al contrario que los alojamientos, el sistema de transporte de Croacia, tren o bus, es muy lento y poco desarrollado. Si quieres viajar por Croacia y recorrerla, lo mejor es el coche. Alquilar un coche en Croacia es muy sencillo. Con tu carnet internacional y una tarjeta de crédito podrás conducir por Croacia sin problemas. 

Las carreteras, en su mayoría, son nuevas y están en muy buen estado. Las principales autopistas son de peaje, algo caros, pero merecen la pena por no cruzar puertos y carreteras secundarias. 

Split de fondo

Nosotros alquilamos dos coches: el primero para recorrer desde Zagreb hasta Split y el segundo para movernos por la isla de Mljet, ya que solo hay un bus al día. El primero nos costó 112€, por 3 días y con seguro a todo riesgo y el coche de Mljet por dos días fueron 90€, como ves, más caro en comparación. 

Si tienes pensado ir desde Split a Dubrovnik en coche, o viceversa, cuidado, porque tendrás que cruzar de país. Unos 10 kilómetros de costa pertenecen a Bosnia, por lo que saldrás del país y volverás a entrar. Para ello, necesitarás pagar un peaje y tener una hoja especial del renting de coche. 

Otro medio de transporte muy utilizado para viajar por Croacia es el ferry. Croacia cuenta con más de mil islas, parte de ellas habitadas. Han construido una red de ferry bastante importante. Hay bastantes líneas para recorrer las islas de Croacia de norte a sur, y viceversa. Los trayectos no son caros, dependiendo de la duración del viaje, pero suelen estar entre los 5€ y los 18€ aprox. 

Comida

La gastronomía en Croacia es típicamente mediterránea, aunque tiene influencias de la comida húngara, austriaca y checa. Le dan mucha importancia al aceite de oliva, el pescado, la trufa y los embutidos.

Struklis

Si bien es verdad, que no tienen un plato estrella, hay algunos imprescindibles cuando viajas a Croacia. Te contamos algunos de ellos: 

  • Cevapi: son una especie de bocadillo similar al pan de pita, pero más grande, con carne, fundamentalmente, salchichas muy condimentadas e, incluso picantes. 
  • Struklis: una especie de lasaña con muuuuuuuuuuuuuucho queso. Puedes encontrarlo tanto dulce como salado. 
  • Kulen: Es un embutido que puede compararse con una mezcla de chorizo y sobrasada. 
  • Pescado: Tienen infinidad de guisos con pescados y unos simples boquerones fritos, ellos los llaman sardinas, tienen más sabor que los que puedas encontrar en casa. 

Comer en Croacia no es barato, sobre todo, si buscas platos más tradicionales podemos estar hablando de que puedes comer por unos 16-19€, un plato y una bebida. Especialmente es más caro en las islas y en Dubronvnik. 

Ahorrar

Es difícil ahorrar en Croacia, ya que saben el potencial que tienen y lo saben explotar con el turismo. Tanto restaurantes y alojamientos céntricos son destinados íntegramente al turista, y es complicado no caer en las trampas atrapaturistas.

Sin embargo, te contamos algunos trucos que hicimos cuando viajamos a Croacia para que puedas ahorrar algo en tu viaje. 

  • Pide agua del grifo en los restaurante. Como hemos comentado, el agua de Croacia es potable. No hace falta pedir agua embotellada, ya que no hay problemas de intoxicaciones. También puedes llevar tu botella de agua desde casa y así también reducir el consumo de plásticos. 
  • En Zagreb alójate en algún apartamento en el casco histórico. Puedes encontrarlos muy bien de precio y tendrás todo a tu alcance. Además llegar desde el aeropuerto al centro no es nada caro. Para llegar al centro debes coger dos tranvías y cuesta cada uno unas 6 kunas, 80 céntimos de €. 
  • Split es una ciudad mediana, pero no tienes la necesidad de alojarte en el centro. De hecho si vas con coche no te lo aconsejamos ya que no sabrás qué hacer con él.
Cueva de Hércules
  • Dubrovnik es la ciudad más grande que visitamos, y la más cara, y todo lo importante se concentra alrededor de las murallas. Aquí nos costó encontrar un alojamiento dentro de nuestros parámetros. Al final optamos por un apartamento cerca de una parada de autobús que nos dejaba en las murallas en 10 min. El billete del bus costaba 12 kunas por trayecto, 1,60€.  
  • En el parque de los Lagos de Ptlivice reserva la entrada por la web. Evitarás grandes colas bajo un sol abrasador en verano, y podrás ir directamente quitandote a mucha gente de en medio. Consulta las tarifas, ya que dependiendo de la época varían. 
  • También hay una tarifa más barata para las visitas de la tarde, pero no te dará tiempo a recorrer el parque en las 2 o 3 horas que te da ese ticket. 

Presupuesto

Nuestro viaje a Croacia fue en agosto-septiembre del 2019. En total estuvimos recorriendo de norte a sur el país durante 10 días. Nuestro planteamiento de viaje era descubrir ciudades, los parques y relajarnos en las islas. No fue un viaje barato, en comparación con otros viajes del mismo estilo por Europa, como Escocia o Grecia, pero sí uno de los más completos y divertidos que hemos realizado. 

A continuación os detallamos los gastos para que veaís cómo es viajar a Croacia.