¿Dónde comer en Estambul?

Lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en gastronomía turca es el kebab. Piensas que solo vas a comer kebabs en Estambul y nada más. Siento decirte que estás muy equivocado. La comida turca es muy variada, rica en especias y sabores y con unos sabores mezcla de mediterráneo y árabe. En este post te contamos dónde comer en Estambul para que descubras todos estos sabores sin caer en las trampas para turistas. 

En la época que estuve viviendo en Turquía pude descubrir sabores y olores que son difíciles de olvidar, por eso, quiero que experimentes lo mismo que yo sentí y que vuelvas con un gran recuerdo de tu paso por Turquía, ya que es un viaje con el que disfrutar de los cinco sentidos, ¡vamos a por el gusto!

Tahiri Hocapasa Pidecisi

Pide de pollo con verduras

Cerca del Gran Bazar se encuentra esta galería por la que verás varios restaurantes y puestos de comida, en su mayoría, frecuentado por locales; esto es buena señal. En este local muy simple y sin pretensiones, solo encontrarás ‘pides’ lo más parecido a una pizza italiana, aunque con forma alargada y extremos en pico. 

Todos los tipos de ‘pides’ están muy ricos, pero ten cuidado si indica que es picante, porque de verdad lo es. Si no te gusta, pide otro tipo de ‘pide’. Además, si quieres experimentar ya del todo la comida turca, pide para beber un ‘ayran’, es como un yogurt líquido, salado y agrio. 

De los lugares donde comer en Estambul este es uno de mis preferidos, tiene las 3B, bueno, bonito y barato. Puedes comer aquí por unos 6€ por persona, bebida y comida incluida. ¡Ojo! no suelen hablar inglés, por lo que si tienes dudas de algún ingrediente, tira del traductor de Google. 

Sariyer borekcisi

Adana, típico plato turco de carne

Justo enfrente del restaurante anterior se encuentra éste. Es una buena ubicación para comer, ya que está lejos de los restaurantes turísticos que no merecen la pena y verás a gente local comiendo allí. 

En este restaurante podrás comer platos típicos turcos, como el iskender kebab, adanas, pescado bien fresco o los mantis. Los precios son asequibles y el trato es muy bueno y tranquilo. Si lo que de verdad te importa es que la comida esté buena y en cantidad, este es tu restaurante. Sin pretensiones pero con mucho sabor. 

En este restaurante puedes comer perfectamente por unos 6-9€ con bebida incluida por persona, nada caro y con unas raciones contundentes. 

Barcos de Eminonu

Balik ekmek (bocadillo de caballa)

Es uno de los imprescindibles de donde comer en Estambul. No verás en ninguna parte del mundo algo igual. A los pies del puente de Galata encontrarás varios barcos engalanados y cubiertos de luces para llamar la atención donde sirven, exclusivamente, bocadillos de caballa. 

Sí, como has oído, bocadillos de pescado. Estos bocadillos constan de 4 ingredientes: pan, lechuga, cebolla cruda y una caballa. Normalmente se le echa limón por encima para darle algo más de sabor. ¡Y está muy rico! En Estambul se come muy buen pescado y muy fresco, por lo que te recomiendo que no te pierdas estos bocadillos. Aquí también podrás pedir una ración de mejillones por si quieres acompañar al bocadillo. 

De precio también está genial, por 2,50€ tienes un balik ekmek (bocadillo de pescado) y por un euro más la bebida. 

¡Ah! También, si quieres un buen pescado fresco, te recomiendo los restaurantes que hay en la parte inferior del puente de Galata, aunque sean un punto muy turístico, ofrecen un pescado de muy buena calidad por el que merece la pena pagar un poco más. 

Comida callejera

Los simit, un aperitivo para cualquier hora

Encontrarás puestos callejeros en los puntos más turísticos de Estambul, como en Santa Sofía, a la afueras del Gran Bazar, la Torre de Galata, etc. Te invito, encarecidamente, que pruebes los simit, panecillos redondos con semillas de sémola. Los más tradicionales son los que se comen solos o con un quesito, aunque ahora los puedes encontrar hasta con Nocilla. 

También encontrarás puestos de mejillones cocidos, te los ofrecerán con limón; puestos de castañas asadas, de bebidas, zumos o Ayran; maíz, etc. No tengas miedo a probarlos todos, ya que no tendrás problemas de salud por probarlos. 

Otro tipo de sitio que tienes que probar si tu presupuesto es ajustado en tu viaje a Estambul son las lokantas, locales con comida casera servida en porciones que tu vas eligiendo. Puedes comer aquí por unos 3-4€ comida que no verás en restaurantes. Tomates rellenos, koftes, hojas de parra rellenas de arroz, etc. Los platos van variando todos los días dependiendo de los ingredientes que tengan disponibles en ese momento. Son locales muy simples y lleno de gente local.  

Hanzade Terrace Restaurant

Unas vistas preciosas al estrecho de Estambul

Dentro del Cuerno de Oro, pero alejado del bullicio turístico se encuentra este restaurante que ofrece unas vistas impresionantes desde su terraza a la Mezquita Azul con el estrecho de Estambul de fondo, pudiendo ver la parte asiática. 

Está en la parte superior de un hotel, de hecho, debes entrar por él para llegar a este restaurante. El dueño, no puede ser más atento, después de cocinar para ti, se acerca mesa por mesa para tener una conversación, hacerte fotos y todo lo que surja. 

La terraza está cubierta, tienen mantas y estufas por si el frío aprieta en invierno, por lo que puedes ir en cualquier época del año. La comida está muy buena y puedes probar platos otomanos y turcos. Además, cuando ya estés lleno, el cocinero, del que no recuerdo el nombre, te ofrecerá postres caseros hechos por él que están deliciosos y sientan genial con el té de manzana que te regalará. Toda una experiencia al alcance de todos, ya que la cuenta te saldrá por unos 10€ por persona con bebida incluida. 

İncirhane Kafe

Menemen, queso por todos lados

Si buscas donde comer en la zona asiática de Estambul debes ir a este pequeño local escondido cerca del puerto de Usküdar, donde se coge el ferry. Aquí puedes probar el menemen, un plato poco conocido turco, a base de tomate, huevos y mucho queso fundido. ¡No puede estar más rico!

Además, también puedes comer los gözlemes, un plato muy tradicional turco cocinado en unas planchas cóncavas calentadas con leña que son una especie de milhojas rellena de varios ingredientes. Pueden ser queso, salchichas, salami, etc. aunque el más típico es el de queso. De precio, está genial para ponerte las botas, puedes comer por unos 5€ por persona con bebida incluida. 

Locales Plaza Taksim 

Las famosas hamburguesas de Estambul

En estos locales se sirven kebabs, que son diferentes a los que estamos acostumbrados a comer aquí. En Estambul los kebabs no llevan millones de ingredientes o salsas, solo lechuga, carne y algún ingrediente extra, pero son más simples (y limpios) que los que conoces. 

Pero si destaco estos puestos de comida no son por los kebabs, sino por las ‘islak burger’ unas hamburguesas con tres simples ingredientes: pan, carne y una salsa que es lo que las hace tan especiales. Son un puro vicio estas hamburguesas, tanto que no podrás comerte solo una. La salsa a base de tomate tiene bastantes especias y tiene un punto picante, pero no en exceso. 

La carne, de ternera, apenas se ve, al estar aprisionada dentro del pan con la salsa. Te recomiendo encarecidamente, que las pruebes cuando estés en tu viaje a Estambul. Puedes comerlas dentro del local o en la Plaza Taksim, tan animada y bulliciosa las 24h del día… ¡ah! y por si fuera poco… no cuestan más que 80 céntimos de euro… ¿Cuántas te pedirás?

Zonas a evitar

Alemdar Cadessi, Divan Yolu Cadessi y alrededores

Como en todas las ciudades, los locales más cercanos a los puntos turísticos son los que ofrecen ofertas en comidas pero con una calidad pésima. Este es el caso de los locales de la Calle Alemdar y Divan Yolu sus calles aledañas. No es la mejor opción donde comer en Estambul y tampoco merece la pena pagar más por estar cerca de la Mezquita Azul o Santa Sofía, cuando se divisan desde cualquier punto de la ciudad. No te quedes con una mala experiencia, ya que la comida turca merece mucho la pena y no podrás apreciarla en esta zona. Aléjate un poco y callejea para encontrar un restaurante pequeño, modesto pero con grandes sabores. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *