excursiones de un día desde Ámsterdam
Europa,Holanda

Excursiones desde Ámsterdam

Si vas a ir a Ámsterdam, alarga un poco más tu viaje ya que hay varias excursiones desde Ámsterdam de un día que merecen mucho una visita. Verás molinos, pueblos de cuento, quesos, zuecos y muchos tulipanes.

Tienes excursiones para todos gustos y, si eres ciclista, te recomiendo ir de un lugar a otro en bicicleta. Holanda tiene una red de carriles bici muy buena, todos los caminos son llanos e independientes de la carretera. Todo un lujo para los amantes de las bicis.

 

En nuestro viaje a Ámsterdam, nosotros hicimos algunas de ellas que recomendamos 100%. Comencemos con las diferentes excursiones desde Ámsterdam:

Los pueblos del norte: Edam, Volendam y Marken.

Estos tres pueblos están a unos 20 km de Ámsterdam. Cada uno es diferente y muy pintoresco. En estas excursiones desde Ámsterdam puedes disfrutar paseando por sus callecitas, viendo tradiciones antiguas, relajándote en un banco, probando quesos y postres riquísimos, etc.

Para llegar a ellos tienes que coger uno de estos autobuses: 314, 315 o 316. Todos ellos salen de la estación central de trenes, en la planta superior. Hay un ticket diario que cuesta 10€ y te valen para subir y bajar todas las veces que quieras en esos tres autobuses. Los horarios son muy frecuentes, por lo que en seguida cogerás uno de ellos.

El orden de visita de estos tres pueblos es indistinto, aunque si vais en invierno es mejor comenzar con Marken y terminar en Edam, más que nada por la humedad que hay en el ambiente que se cala hondo.

Edam

Primera parada: Edam, el pueblo conocido por su queso. Pero más allá de él, Edam transmite una paz y tranquilidad que más de uno querríamos en nuestra vida. El ritmo de vida aquí es de antaño.Edam

Mientras paseas por sus calles, no te olvides de recorrer el puente Kwakelbrug, en el extremo de la ciudad, desde aquí tendrás unas vistas de Edam inolvidables.

Además, si vas en verano, intenta visitarlo en miércoles, así podrás ver su famoso mercado del queso en la plaza central.  Y no olvides entrar a una de sus tiendas para realizar una cata de las variedades de Edam y llevarte un recuerdo muy sabroso de Edam.

 

Volendam

La siguiente parada es Volendam. Cogiendo el bus se llega en unos 10 minutos. Este pueblo es famoso por su puerto. Además, su paseo es una monada con todas las casas mirando al mar y con sus terrazas descubiertas donde disfrutar de la brisa marina. Sus casas de colores y ventanales enormes son toda una invitación a disfrutar de este pueblo.

Hoy en día es un pueblo muy turístico y veréis muchas tiendas de souvenirs, pero si podéis visitarlo en sábado tendréis ante vosotros el autentico pueblo pesquero que es, ya que es cuando los pescadores vuelven con el trabajo hecho.

También, aprovechad y disfrutad de un buen pescado fresco, si es posible arenques, en una de las terrazas del paseo frente al mar. No podréis resistiros a los puestos de Poffertjes que hay frente al mar. A cuál más suculento, son pequeños gofres con frutas, chocolate o nata. Deliciosos, querréis repetir…excursiones desde Ámsterdam

Marken

Justo en frente de Volendam veréis Marken. El tercer pueblo del día, dicen que en invierno el mar se congela tanto que podéis ir andando entre estos dos pueblos por el agua, mejor no probarlo…

Podéis ir en ferry o en bus. El ferry cuesta 5€ y el bus con el pase diario tarda unos 30 minutos.

Marken también es un pueblo pesquero, pero a diferencia de Volendam, aquí las casas son de madera de colores.

Entre canales y casitas, Marken ofrece estampas de cuento. Su fama se debe a su tradicional arquitectura, pero también a que aquí se ubica la fábrica de zuecos más famosa ‘Wooden Shoe Factory Holzschufabrik’. Podréis ver cómo se fabrican los zuecos de madera, que aún se siguen utilizando por todo el país.

Con estos tres pueblos visitareis la Holanda tradicional y os enamorareis de este estilo de vida, que contagia de relax y tranquilidad a quienes los visitan.

Keukenhoff

Keukenhoff es el mayor parque de tulipanes del mundo y solo abre durante 2 meses al año, podéis consultar las fechas en su web. Fue una de las excursiones desde Ámsterdam que más disfrutamos.

Está situado a unos 40 km de Ámsterdam y para llegar a él puedes hacerlo en bici si quieres. Y si no te ves con fuerzas también puedes ir en transporte público. Se tarda aproximadamente una hora en llegar, ya que tienes que coger el tren que lleva al aeropuerto y allí coger un autobús especial que ponen a disposición para ir directos al parque.

La entrada diaria de adulto al parque cuesta 17€, merece la pena pagarlo.excursiones desde Ámsterdam

El parque cuenta con 32 hectáreas de terreno, todas ellas repletas de flores por doquier. Una vez dentro, el parque se divide por diferentes zonas, y la verdad, es que abruma un poco con tanto colorido que no sabes por donde tirar. Te recomiendo que te dejes llevar, tienes tiempo de sobra para recorrer el parque en un día entero.

Dentro de este parque verás más de 800 variedades de tulipanes. Pero, este parque no solo alberga tulipanes también tienen rosas, orquídeas, margaritas, y un montón de clases de flores más.

Encontraréis un invernadero blanco dentro del recinto que es precioso y lleno de otras clases de flores. Es todo super bonito y romántico.

Podéis llevaros un picnic y disfrutarlo en alguna de las praderas o comprar allí comida en los diferentes carritos que hay a lo ancho del parque.

Al fondo del parque se encuentra un molino típico holandés, al que te puedes subir. Desde allí tendrás unas vistas preciosas a campos de cultivo de tulipanes. Es una preciosidad ver campos llenos de tanto color.

Si el tiempo acompaña, pasaréis una jornada muy agradable y ‘borrachos’ de tanto tulipán.

 

Zaanse Schans

Una de las excursiones más famosas desde Ámsterdam es ver molinos. No puedes irte de Holanda sin ver molinos, y los más famosos se encuentran en Zaanse Schans. A unos 20 km al norte de Ámsterdam se encuentran 6 famosos molinos de madera.

Para llegar aquí puedes o ir en bici una vez más o coger el tren desde la estación central dirección Alkmaar y bajarte en la estación Koog- Zaandijk. El billete cuesta unos 3€ y tardas 20 minutos en llegar. Desde esta parada tendrás que caminar un kilometro hasta ver el puente donde al otro lado se encuentras los molinos.

Esta zona antiguamente contaba con más de mil molinos, de los cuales quedan 6 en pie y a pleno rendimiento. Su principal misión era achicar agua y ganar terreno al mar. Después se empezaron a usar en la fabricación de enseres.

Algunos de los molinos se pueden visitar por dentro, dependiendo del molino te cobrarán de media unos 5€ por entrar. Impresiona su envergadura y cómo han perdurado en el tiempo con un funcionamiento perfecto.excursiones desde Ámsterdam

Todos ellos se dedican a fabricar diferentes cosas, desde mostaza, pimienta verde o queso hasta un taller de madera o de herrería.excursiones desde Ámsterdam

Para terminar la visita cerca de los molinos hay una tienda de souvenirs dentro de una pequeña aldea, una recreación de cómo eran antiguamente los pueblos de Holanda.excursiones desde Ámsterdam

Esta visita, aunque no es un día completo, es una alternativa de medio día para salir de Ámsterdam y conocer un poco más las tierras holandesas.

Otras excursiones por Holanda

Aunque nosotros no fuimos a estas excursiones, os las recomiendo por ser famosas y por tener para todos los gustos.

Alkmaar

Si sois unos fanáticos del queso, tenéis que visitar Alkmaar. Famoso por su tradición quesera, podéis pasar una mañana entera en su mercado del queso, para por la tarde visitar el Museo Nacional de la Cerveza, donde podréis elegir entre los 30 tipos de cerveza de las que disponen.

Se ubica más al norte que Zaanse Schans. Para llegar hay que coger el tren desde la estación central de Ámsterdam y bajarse en la parada del mismo nombre. Se tarda unos 45 minutos en llegar.

Delft

Por el contrario, Delft es famoso por su porcelana. Aquí aprenderéis cómo se hace la porcelana holandesa. Veréis como se transforma de negro y gris a una escala de azules intensos.

Pero no todo es porcelana en Delft, es uno de los pueblos más bonitos de Holanda, con canales y calles preciosos y adornados de flores. No te pierdas Grote Markt, la plaza central de Delft con gran cantidad de tiendas y galerías.

 

Pasea por sus diversos canales y calles, al igual que lo hiciera su habitante más famoso, el pintor Vermeer.

Y hasta aquí algunas de las posibles excursiones desde Ámsterdam de un día que podéis hacer, para que aprendáis que Holanda es más que su capital. De esta forma, os llevaréis una visión más amplia de lo que Holanda ofrece a los visitantes.

¿Cuál te ha gustado más? ¿Has estado en alguna? Déjanos tu opinión en los comentarios.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *