¿Dónde comer en Cáceres?

Uno de los dilemas a la hora de viajar es dónde comer, y en Cáceres se hace más difícil todavía. La gastronomía cacereña se ha modernizado con los años y ha sabido sacar más partido, aún, a los sabores tradicionales de la comida cacereña. Con sus productos típicos, como el jamón, la Torta del Casar y el pimentón de la Vera han conseguido evolucionar platos tan tradicionales como las migas. 

En nuestra escapada de fin de semana a Cáceres pudimos descubrir varias joyas escondidas en los alrededores del casco monumental que pusieron el broche de oro a nuestra experiencia en la capital de Extremadura. ¿Quieres ver dónde comer en Cáceres y no arrepentirte? Sigue leyendo… 

Tapear en Cáceres

Antes de descubrirte en qué restaurantes disfrutarás más, queremos contarte qué es lo típico en Cáceres a la hora de comer. En Cáceres encontrarás principalmente tapas, pero no tapas pequeñas y nada elaboradas. Al contrario, en algunos sitios pueden ser verdaderas obras culinarias y en otras la cantidad puede ser tan grande como una ración para dos. 

Las migas extremeñas nunca pueden faltar

De entre todas las tapas que hemos probado en España, las tapas de Cáceres podrían tener la complejidad de las degustadas en Bilbao o San Sebastián y pueden llegar a ser tan abundantes como las que sirven en Galicia o en Cádiz. 

Te recomendamos que preguntes antes de pedir y dejarte llevar por los nombres tan suculentos que tienen que preguntes si la cantidad está bien o si se pueden pedir mitades, para que llegues con hueco para el postre. 

La cacharrería

Fachada de La Cacharrería

En pleno casco monumental, entre el Palacio de los Golfines de arriba y la Casa del Sol, se encuentra este escondido restaurante, apenas visible desde fuera.  Pero una vez pasas su patio interior, te espera una casa restaurada de estilo clásico con antigüedades combinadas con sus llamativos loros colgados de sus preciosas arañas de cristal.  

Hummus libanes
Croquetas de patatera

En La Cacharrería fusionan ingredientes de primera calidad de la tierra con técnicas modernas. Su carta se compone de tapas con un toque internacional pero en las que predominan los sabores de Extremadura. 

De entre todas las tapas fantásticas que tienen, te destaco dos que nos sorprendieron y que no debes dejar escapar: las croquetas de patatera y las puntas de solomillo (de cerdo) con torta del Casar.

Puntas de solomillo con Torta del Casar
Mousse de chocolate

Para dos personas pedimos cuatro tapas (más la que repitió Sergio) y una mousse de chocolate. Para tener una referencia de precios, las tapas varían entre 4€ y 6€, ¡no está mal! 

Mastropiero

Interior de Mastropierto

También ubicado dentro de la zona monumental y cerca del barrio judío esta este gastrobar moderno con un patio precioso donde puedes tomarte una copa después de cenar. 

Aunque veas apariencia de bar o discoteca, no dejes de entrar y disfrutar de una gran comida. En Mastropiero realizan platos con productos típicos extremeños combinados con ingredientes y técnicas más exóticas o asiáticas. Además, la carta viene con fotos de los platos, lo que hace más difícil la elección ¡por la pintaza que tiene todo! Aquí los platos son raciones que, en algunos casos, puedes pedir la mitad para poder probar  más variedad. 

Croquetas Mastropieras
Gyozas de cordero

De entre los platos que escogimos, después de estar un buen rato pensándolo, nos decidimos por Croquetas Mastropieras, de Torta del Casar y trufa, Gyozas de cordero y Carrillera de ternera. Aunque las gyozas sean de cordero, no tienen ese sabor intenso, ni repiten, y eso que las comimos por la noche. Es uno de los platos más impresionantes que hemos probado…

Carrilera de ibérico
Tarta de queso

Y para rematar… La tarta de queso está espectacular, nada que ver con otras probadas, ni en sabor, ni en presentación, donde no reconocerás una tarta al uso. 

Los platos van desde los 8€ hasta los 15€ aprox. y muy bien gastados tanto por la comida, como por el sitio y el trato recibido. 

Atrio 

Entrada a Atrio

¿Quieres experimentar el comer en un restaurante de dos estrellas Michelin? Y si te digo que en Cáceres puedes hacerlo por ¿unos 60€ por persona? Vale, es más caro de lo normal, pero un dulce de vez en cuanto no amarga a nadie, no?

En pleno casco histórico se encuentra Atrio, su ambiente elegante y relajado invita a disfrutar de la experiencia al completo. Además, cuenta con una de las bodegas más grandes de España con casi ¡40.000 referencias de vinos!

Si bien no pudimos ir a Atrio por no tener reserva, nos lo guardamos para la siguiente vez que visitemos Cáceres. Y si no hemos ido, ¿por qué recomendarlo? Varios amigos y familiares han ido a Atrio y nos han dicho que es el mejor restaurante de Cáceres y para darte un homenaje, así que no hagas como nosotros, y haz tu reserva antes de ir a visitar Cáceres. 

Plaza de San Juan 

Si quieres ser un cacereño más, tienes que ir a los bares de la Plaza de San Juan, aquí hay varias taperias donde podrás ir de ruta y probar lo mejor de cada casa. 

En estas taperias encontrarás diversas tapas más sencillas y también tostas para compartir. Lo mejor, el ambiente que puedes encontrarte el fin de semana ya sea a la hora del vermut o en la cena, donde hay gente local, joven especialmente, dentro y fuera de los bares, si el tiempo acompaña. 

Si buscas donde comer con amigos en Cáceres y disfrutar mezclándote con los cacereños este es tu sitio que no debe faltar en tu escapada. 

¿Dónde no comer en Cáceres?

Plaza Mayor de Cáceres

No queremos causar revuelo con este apartado pero tenemos dos recomendaciones para NO comer en Cáceres, una nos la recomendaron desde el hotel que estuvimos y otra la probamos nosotros, y no se lo recomendamos a nadie, os cuento. 

Desde el hotel nos recomendaron no parar por ninguno de los restaurantes que hay en la Plaza Mayor, más allá de una caña para disfrutar del ambiente y de las vistas a la muralla y la puerta de la estrella, estos restaurantes no son los mejores para comer. Como suele pasar en todas las plazas mayores, estos restaurantes suelen ser más caros y más turísticos. Están masificados y la calidad es normal.

En cuanto a otra recomendación para NO ir a comer en Cáceres, es un restaurante que nos recomendó nuestra guía de Civitatis, que si fue una gozada hacer con ella dos tours, nos indicó unos cuantos sitios a donde ir y nos decantamos por uno cerca del hotel. El 8º arte, más allá de su apariencia de bar normal, no lo recomendamos porque la comida no estaba bien hecha, lo que nos produjo una gastroenteritis…Pedimos unos huevos rotos que casi nos viene la gallina encima de las patatas, de lo poco hechos que estaban. Por si fuera poco, la limpieza del sitio no era muy buena, estuvimos incómodos todo el rato. Ten cuidado si vas a este bar. 

Migas

Así que os invito a evitar estos dos lugares y disfrutar de unas buenas experiencias culinarias en Cáceres que tanto tiene que sorprendernos y enseñarnos.

Mapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *